Ryanair iniciará con SEPLA negociaciones

Organizaciones europeas doblegaron a Ryanair

0

Madrid, SP.- Se echaba de menos en las referencias de los últimos días la mención al Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas, SEPLA, por parte de Ryanair, cuando ayer mismo ya se habían reunido con la organización de pilotos en Irlanda IMPACT en Dublín, evitando in extremis la huelga en fechas como estas.

Según SEPLA hoy jueves se habría recibido la respuesta de Ryanair a la carta enviada recientemente por el sindicato, reiterando su compromiso de reconocimiento de la recién creada (noviembre) Sección Sindical de SEPLA en Ryanair.

NP SEPLA

SEPLA y Ryanair iniciarán este enero las negociaciones para alcanzar un convenio colectivo que regule las condiciones laborales de los pilotos de la compañía irlandesa en las bases españolas. Así lo acepta la propia Ryanair en una carta de respuesta entregada este 21 de diciembre al sindicato, en la que reitera su compromiso a reconocer a los miembros de la Sección Sindical de SEPLA en Ryanair como representantes de los pilotos y expresa su deseo de alcanzar cuanto antes un acuerdo de convenio colectivo para los pilotos de las bases españolas.

Ryanair responde así a una carta de SEPLA en la que se definían los pasos a seguir para oficializar el reconocimiento del Sindicato según el ordenamiento jurídico español, así como las garantías inherentes a un cargo sindical y el compromiso futuro a iniciar las negociaciones para un convenio colectivo. Asimismo, en la carta se instaba a Ryanair a adquirir el compromiso de no mover de su base a los delegados sindicales mientras estén en el ejercicio de sus responsabilidades.

El camino hacia el reconocimiento

La Sección Sindical de SEPLA en Ryanair nació el pasado 20 de noviembre en una asamblea de pilotos de la aerolínea irlandesa que tuvo lugar en la sede de SEPLA. En ella, los pilotos asistentes eligieron a los voluntarios que se habían presentado al cargo de delegado sindical. En total, siete pilotos fueron seleccionados para representar a sus compañeros ante la compañía.

El primer paso fue enviar una correspondencia a Irlanda para emplazar a Ryanair a reconocer a SEPLA como interlocutor válido, algo a lo que la compañía dirigida por Michael O’Leary se negó en un principio. Sin embargo, la política de Ryanair cambió tras la segunda carta de SEPLA, redactada en un tono más duro. En ella, los siete miembros de la Sección Sindical acusaban a la aerolínea de incumplir el derecho fundamental a la libertad sindical y se reservaban el derecho a adoptar las medidas que reconoce el ordenamiento laboral español.

Esta segunda carta coincidió con varias convocatorias de huelga en Ryanair en diferentes países europeos: IALPA en Irlanda y APLA en Portugal convocaban huelgas de 24 horas para el 20 de diciembre, mientras que ASPLA, en Italia, anunciaba su intención de secundar un paro de cuatro horas en los aeropuertos italianos el día 15 de diciembre.

La amenaza de huelga en plena temporada navideña provocó una respuesta inmediata de la directiva de Ryanair, que a través de una carta emplazó a todos los sindicatos convocantes y a SEPLA, a mantener reuniones con el fin de iniciar los trámites para el reconocimiento de las secciones sindicales.

SEPLA, al igual que el resto de sindicatos europeos, ha expresado que el objetivo último es el de acordar un convenio colectivo que regule las condiciones de los pilotos de Ryanair, así como adaptar los contratos de los pilotos a las legislaciones nacionales del país donde tengan base. El camino hacia estos objetivos empieza ahora a perfilarse en el horizonte. De alcanzarse, será un hito histórico en una compañía que se ha caracterizado por evitar la representación sindical de sus trabajadores, una política que SEPLA y el resto de sindicatos europeos han conseguido romper. “Será un camino difícil sin duda, pero la fuerza y la unión que ha conseguido el colectivo a través de SEPLA en tan poco tiempo nos hacen ser optimistas –han manifestado desde la Sección Sindical de Ryanair -. Por eso es importante que quien esté aún dudando afiliarse, se atreva a dar ese paso adelante tan importante no sólo a título individual, sino colectivo

 

Deja un comentario