Amsterdam, HOL.- Tras conocer el primer concepto en 2017 y un prototipo a escala real a inicios de este 2018, hoy Audi, Airbus e Italdesign mostraron por primera vez un prototipo funcional del ambicioso Pop.Up Next, el que buscan que sea un taxi volador autónomo, eléctrico y modular. El detalle es que dicho prototipo es de apenas una cuarta parte del que supuestamente será el tamaño final del vehículo.

Este proyecto es actualmente una visión a futuro que quiere convertirse en una solución al problema del transporte en las grandes ciudades, el cual consiste en un vehículo mitad drone mitad coche eléctrico, que se une para ofrecer ambas opciones de movilidad.

Desde sus primeras presentaciones, el Pop.Up Next llamó la atención de todo el mundo debido a su atractiva idea de tener tanto un vehículo volador como uno terrestre, todo en uno solo y además, adaptable a cada situación.

El vehículo en realidad contempla tres partes: una especie de base eléctrica con ruedas o módulo terrestre, una cápsula para dos pasajeros, y un enorme cuadricóptero. La clave es la cabina, donde van los pasajeros, ya que se puede unir ya sea a la base para viajes en tierra o al módulo aéreo para evitar el tráfico.

La base con ruedas contaría con un motor eléctrico de 60 kW (80 hp) y tendría una autonomía de hasta 130 kilómetros. Mientras que el módulo aéreo sería capaz de recorrer distancias de hasta 100 kilómetros gracias a un paquete de baterías de 70 kWh. En ambos casos, el tiempo de recarga sería de 15 minutos, aseguran sus responsables.

La idea sería que estos vehículos fuesen autónomos y funcionen a través de una app, la cual serviría para solicitar el servicio. Habría varias estaciones de carga repartidas en las ciudades donde los vehículos aparcarían para recargar sus baterías y así estar listos para el siguiente viaje.

Ahora durante la Drone Week en Amsterdam, Audi realizó por primera vez vuelos de demostración con su prototipo a escala 1:4, donde el Pop.Up Next voló y se trasladó de forma autónoma por una arena. La demostración consistía en llevar la cabina sobre el módulo terrestre hasta donde estaba el módulo aéreo, una vez ahí la cabina se desmontaba para realizar un vuelo de 80 metros para posteriormente llegar a otro módulo terrestre y concluir el viaje.

Según explican, el objetivo de esta demo fue probar el diseño modular y la tecnología de acoplamiento. Además, Audi anunció que ya han empezado a probar la plataforma de servicio en lugares como la Ciudad de México y Sao Paulo, Brasil, a través de Voom, subsidiaria de Airbus, quien ofrece vuelos en helicóptero bajo demanda y viajes en coches Audi hacia y desde las plataformas de despegue.

Audi estima que esta tecnología estará lista en un periodo de entre siete y diez años, ya que antes deberán enfrentarse a nuevos obstáculos regulatorios y tecnológicos, por lo que aún no hay una fecha tentativa para conocer un prototipo funcional de “tamaño real”. Por otro lado, destacaron la participación de diversas compañías y fabricantes, como Uber, Rolls Royce, Aston Martin, Daimler, Bell Helicopter y muchos más, lo que significaría que este tipo de transporte es más que una simple idea y proyecto.

 

 

 

Deja un comentario