1.9 C
Madrid
enero, domingo 23, 2022

TCI emite una nota sobre AENA, el operador aeroportuario español

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Londres, GB, 27 de mayo de 2015.Children's Investment Fund Management (UK) LLP («TCI»), una sociedad de inversión con sede en Londres, que gestiona más de 10.000 millones de dólares en activos, ha emitido la siguiente Nota en relación a AENA, S.A. («AENA»), el operador aeroportuario español, y una de las mayores empresas españolas. TCI es el segundo mayor accionista de AENA, con una participación superior al 7,7%, por detrás del Gobierno español, que posee el 51%.

«Los inversores internacionales han sido fundamentales para la apuesta de venta al público del 49% de AENA, realizada por parte del Gobierno de España, en una de las mayores privatizaciones de la eurozona. El Gobierno español animó activamente en este proceso a la inversión extranjera, y debido al apoyo de TCI y de otros inversores internacionales, la OPA de AENA de febrero de 2015 constituyó un gran éxito. Se trata de la mayor OPA en España desde la crisis financiera, que ha puesto de relieve que España es capaz de atraer la inversión extranjera con el objetivo de impulsar el crecimiento económico.

Los inversores evaluaron a fondo a AENA, incluyendo el marco regulatorio y los criterios relativos al modo de asignación de los costes aeroportuarios de AENA en los 46 aeropuertos gestionados por AENA en España. Tanto el marco regulatorio como los criterios de asignación de costes estaban bien establecidos, contribuyendo de manera importante al establecimiento del precio y a la colocación de la OPA. Con arreglo al marco existente (Ley 18/2014) las cargas tarifarias pagadas por las aerolíneas a AENA para cubrir los costes aeroportuarios, se han congelado para los próximos diez años.
Actualmente, sólo dos meses después de la OPA, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia de España («CNMC») ha emitido una resolución para tratar de modificar significativamente la asignación de los costes aeroportuarios, trasladando costes de las aerolíneas a AENA, lo que probablemente originará un perjuicio económico a AENA que superará la cantidad de 1.000 millones de euros.
Dicha resolución es arbitraria e inesperada dado que la CNMC, que no es un ente regulador, no tiene competencias regulatorias ni base jurídica para establecer el modelo de asignación de los costes aeroportuarios. Ya en la fase de la consulta pública iniciada por la CNMC relativa a su intención de aplicar una nueva metodología, la Dirección General de Aviación Civil advirtió que los criterios de la CNMC eran ilegales. Además, TCI ha contratado a dos firmas legales de prestigio en España para que lleven a cabo el estudio sobre esta cuestión, y ambas han llegado a la misma e inequívoca conclusión.
Además, la metodología de costes incluida en la resolución de la CNMC es errónea, no existiendo precedentes internacionales en el sector aeroportuario. Se separa de los métodos generales establecidos para la asignación de costes aeroportuarios, según las recomendaciones de la Organización Internacional de Aviación Civil («OACI»). También se separa de la metodología recientemente compartida entre AENA y las compañías aéreas, y aprobada por todos los reguladores en los años precedentes.
Por último, las tarifas que AENA cobra a las aerolíneas se sitúan por debajo de la media del sector. A su vez, la congelación durante 10 años establecida por la Ley originará una disminución anual de la tarifa sobre una base ajustada a la inflación, en comparación con la mayoría de las tarifas aeroportuarias internacionales, que se incrementan automáticamente sobre la base de la inflación. Lo que la CNMC pretende implementar permitirá la realización de beneficios por parte de las aerolíneas extranjeras, a costa de AENA, con el consiguiente daño para los accionistas de AENA, entre los que se incluye el Gobierno español, produciendo un impacto sobre los recursos y la competitividad internacional de AENA, cuya mejora era lo que perseguía el Gobierno, a través de la OPA.La sorprendente decisión de la CNMC crea una incertidumbre jurídica, no sólo para los inversores de AENA, sino para todas las empresas reguladas en España. Precisamente en un momento en que España está emergiendo de la recesión económica, la decisión propuesta por la CNMC perjudica a la confianza en los mercados de capital españoles, creando una incertidumbre sobre si la norma jurídica será finalmente ratificada.
El día 13 de Mayo, AENA, cuyo principal accionista sigue siendo el Gobierno español, interpuso una reclamación ante la Audiencia Nacional contra la resolución de la CNMC. El 18 de Mayo, una filial de TCI fund presentó una reclamación complementaria ante dicho organismo. Ambas reclamaciones solicitan la suspensión de la resolución de la CNMC hasta que la Audiencia Nacional se pronuncie sobre esta cuestión».

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies