¿VUELING? no vueling

0

La compañía del grupo británico IAG, Vueling, a la que pertenecen también Iberia e Iberia Express, esta sumida en un auténtico caos donde su máxima expresión se esta viviendo en una de las bases operativas de la compañía aérea, Barcelona.

Ayer canceló cinco vuelos desde este aeropuerto, tienen retrasos en la mayor parte de las operaciones (alguno de ellos acumulan más de 2 horas de retraso), y el efecto dominó se empieza a notar en otros destinos como en Venecia, donde ayer había pasajeros que llevaban más de 12 horas esperando para poder embarcar en su vuelo. Y así, en numerosos bases de la aerolínea, como Paris-Orly o en Bruselas, donde los pasajeros han dejado numerosos testimonios de su indignación a través de las redes sociales.

Durante estas últimas semanas la compañía ha intentado tirar balones fuera con el socorrido argumento de la huelga de los controladores franceses que esta vez no ha colado; luego han buscado algún culpable y se han llevado por delante a la Directora de Programación, ahora vamos con los apaños y cogen a un ex directivo de Iberia Express (como si ser ex directivo de algo diera crédito para solucionar semejante caos), han subcontratado a una compañía aérea Lituana y por fin ayer el Director comercial de Vueling, David García Blancas, ha pedido “disculpas” a sus clientes por la situación actual de la compañía…¿Y cual es la situación actual de la compañía?

Vueling

Pues la situación actual, y en eso coinciden todos los expertos, es que Vueling inicio una expansión descontrolada sin los medios y el personal necesario, y ahora, en la temporada alta, no puede hacer frente a toda la demanda a no ser que se estructure adecuadamente. Caso parecido fue el de la ex compañía aérea AirMadrid, que se ha convertido un claro ejemplo de lo que vulgarmente se llama “morir de éxito”.

Parece que también la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), intenta echar balones fuera, y de momento no va a intervenir (la madre Iberia sigue influyendo mucho dentro del entramado del Ministerio de Fomento). Según declaraciones de un portavoz del “ente” realizadas al medio Crónica Global, reconoce que su foco es la seguridad operacional y consideran que de momento se van a dedicar a arropar a los pasajeros ya que la seguridad no la ven comprometida. Puede que sea cierto, pero lo que no cabe ninguna duda es que la situación de Vueling, que no es otra que una sobredimensión descontrolada de la compañía, es una componente de un peligro que merece por parte de la Dirección de Seguridad de la Aviación Civil y Protección al Usuario (DSACPU) de la AESA un análisis de riesgo, y algún tipo de intervención por parte de la División de Supervisión Económica de Compañías, que para eso está y tiene competencias sobre las Licencias de Explotación. Por lo tanto, la AESA es responsable de la supervisión y control, no solo de la seguridad, si no también de la viabilidad de la compañía y comprobar si con los medios que tiene es capaz de garantizar las actuales operaciones de la compañía.

Deja un comentario