Inicio Laboral AENA no cumple con la formación del inglés de sus controladores

AENA no cumple con la formación del inglés de sus controladores

0

La Asociación Profesional de Controladores de Tránsito Aéreo, APROCTA, denuncia que AENA, con el consentimiento de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, AESA, no cumple con la formación estipulada por la Directiva de Licencia de Controlador Aéreo en lo que a la competencia lingüística se refiere.

Fomento reconocía ante la Comisión Europea que "la formación en idiomas será responsabilidad de los operadores aéreos en el caso de los pilotos, y en el de los controladores de tránsito aéreo recaerá en AENA, como proveedor de servicios de navegación aérea en España".

Jesús Gómez Lera, secretario general de APROCTA, explica que "AESA, en lugar de

llamar al orden a AENA, proveedor de servicios, y hacerle cumplir con los requisitos

comunes fijados para ellos en los reglamentos de cielo único, amenaza a los

controladores, que siguen esperando recibir su primera hora de formación sobre

emergencias, situaciones anómalas, cursos de refresco y, sí, también de formación

lingüística". Además el Secretario de la asociación profesional añade que "AENA no ha

hecho los deberes y ahora, rápido y mal, quiere enmendar su descuido. Un descuido que arrastra desde 2006, cuando se publicó la Directiva Europea que aborda esta cuestión y que debe resolver antes del 5 de marzo, que es cuando se acaba el plazo".

La Asociación Profesional opina que con el examen escogido por AENA, podría darse la

circunstancia de que controladores con un nivel más que suficiente del idioma no

superen la prueba por la complejidad que entraña el desarrollo de la misma y la pregunta que plantea a AENA es ¿qué van a hacer con aquellos que no pasen ese examen? "La empresa aún no ha garantizado nada y eso no lo podemos consentir. Ha sido la falta de previsión, tanto de AENA como de AESA, en el cumplimiento de una serie de pactos nacionales e internacionales, lo que ha generado el problema" asegura el Secretario General de APROCTA.

David Guillamón, portavoz de la asociación profesional, explica que "los controladores

están recibiendo notificaciones de la AESA que incluyen la amenaza expresa de recibir

una multa de hasta 225.000 euros y/o la pérdida de la licencia por no presentarse a unas pruebas lingüísticas que la propia AENA define como voluntarias". Pero es más, según Guillamón "no entendemos porqué AESA nos obliga a realizar esta prueba voluntaria con un examinador determinado, que no es otro que SENASA, puesto a dedo por ellos, ya que según la Directiva nos podemos examinar con cualquiera siempre que esté certificado".

Para APROCTA la formación es una cuestión esencial en el trabajo de un controlador

aéreo y por eso ha sido uno de los puntos que se acordó en el acuerdo de mínimos

firmado entre AENA y USCA el pasado 13 de agosto.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies