Barone: ´El domingo no había ningún técnico en Gando´

0

A pesar de que AENA afirma lo contrario, el portavoz de la Federación de Sindicatos Aeronáuticos Independientes (FSAI), Carlos Barone, aseguró ayer en el programa La Ventana de Canarias, en la Cadena SER, que el domingo pasado, cuando se produjo el fallo eléctrico en el aeropuerto de Gran Canaria, "no había ningún técnico en el aeropuerto", porque el ente público ha eliminado los turnos los fines de semana para ahorrar costes.

En la misma línea, el portavoz de FSAI, denunció que Canarias es la única región de España que no tienen un servicio técnico de energía y climatización las 24 horas y advirtió de que sólo un técnico atiende todas las incidencias eléctricas de la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Esto, unido a las carencias en recursos, personal y revisiones puede provocar, según los técnicos, un nuevo incidente como el que el pasado domingo afectó a más de 40 vuelos.

Barone se quejó de que el servicio técnico de energía y climatización, el encargado de solucionar problemas como el que provocó el caos el pasado domingo en los ocho aeropuertos de las Islas, sólo está operativo por las mañanas y que no opera los fines de semana. Además, denuncia que las revisiones técnicas se han reducido a una por mes cuando anteriormente se realizaban semanalmente.

Barone lamenta estas carencias siendo Canarias "el cordón aéreo" con África y Sudamérica, pero, añade, "cada Jefatura tiene sus criterios", en referencia a la política de recortes que está manteniendo AENA y que a su juicio deriva en problemas como el fallo que durante 25 minutos dejó sin electricidad a los aeropuertos canarios y que, insiste, podría repetirse.

En concreto, aseguró que en este incidente, que provocó centenares de retrasos, fue atendido por un técnico "no experto" ya que fue al parecer alguien del departamento de climatización quien dio con la avería y la solventó.

MÁS INCIDENTES. Barone comentó que incidentes como el del domingo han ocurrido en cuatro ocasiones en los último años y que incluso hubo uno mucho más grave que el del pasado domingo. Relató que entonces se vieron afectadas 60 aeronaves y que sucedió un viernes por la mañana, en una jornada de máxima carga de trabajo y en hora punta. "Fue un caos", añadió.

CONTROLANDO CON MÓVILES. Asimismo, como muestra de las limitaciones con las que trabajan los técnicos aeronáuticos, Barone comentó que se dio el caso de que en el centro de control de Gando se llegó a controlar el tráfico aéreo con móviles, tras uno de esos incidentes eléctricos que dejó incomunicada la torre de control.

Para más inri, este incidente coincidió con la visita de un grupo de personas que intentaban perder su miedo a volar dentro de un programa que pretendía mostrar el funcionamiento del aeropuerto.

Deja un comentario