16.8 C
Madrid
abril, jueves 8, 2021

Blanco se enfrenta a los controladores y pedirá a la Fiscalía que los investigue

Nuestros monogáficos

- Publicidad -

En menos de seis meses, el titular de Fomento vuelve a plantar cara a los controladores aéreos. Después de recortarles en febrero sus privilegios, ahora les amenaza con llevarlos a los tribunales, si se demuestra que las elevadas bajas médicas que registra este colectivo responden a una maniobra organizada para presionar a Aena en plena negociación del convenio colectivo. De confirmarse esta sospecha, lo pondrá en conocimiento de la Fiscalía para que investigue si responden a «consignas». Artículo completo en LA RAZON

Y es que el ministro no está dispuesto a que los controladores paralicen el tráfico aéreo en pleno verano. Por eso «no le temblará la mano» y adoptará todas las medidas que considere oportunas para evitarlo, aseguraron a este diario fuentes de Fomento. Desde la semana pasada, la inspección de la Seguridad Social investiga las ausencias del personal por bajas médicas. Fomento espera que en la última semana de julio el ministro tenga encima de su mesa un informe de la Seguridad Social.

Para B., es sintomático, que los trabajadores se pongan enfermos de «un día para otro». A su juicio, hace pensar que es una estrategia organizada. Con este convencimiento, lanzó ayer un aviso a navegantes: el Gobierno «hará cumplir la ley» para que ciudadanos y compañías aéreas no se vean perjudicados por los paros. «Vamos a tomar decisiones, incluidas algunas que pueden preverse y darse de acuerdo a la nueva ley que hemos aprobado», advirtió.

Se trata de evitar sucesos como el de ayer en el centro de control de Barcelona, en el que el 46% de los controladores alegó estar enfermo para no acudir a su puesto de trabajo. Aena lamentó esta situación y acusó a estos trabajadores de dañar el tráfico aéreo. Pese a ello, en El Prat la normalidad fue la nota predominante de la jornada de ayer, con tan sólo tres vuelos retrasados, tras reforzarse el servicio. Sin embargo, el absentismo de estos controladores causó «fuertes retrasos» en el tráfico aéreo de la zona mediterránea, especialmente en los aeropuertos de Alicante, Valencia y Baleares, que registraron una demora media de una hora en algunos de sus vuelos, según Aena.

Los controladores, por su parte, rebatieron ayer las acusaciones de Fomento y achacaron los retrasos que sufren en las últimas semanas los aeropuertos españoles a la falta de personal. Además, lamentaron la demora en la negociación del convenio de Aena. En plenas vacaciones estivales, alertaron del verano caliente que se espera en los aeropuertos.

Mientras, Aena avisó ayer de que los trabajadores comunican su estado físico sin tiempo de sustituirles. La Unión Sindical de Controladores Aéreos, central mayoritaria en este colectivo, consideró las bajas médicas fruto de la mala organización de sus turnos. Por eso adviritió de que sin una mejora de la planificación habrá un «verano complicado». USCA achacó el elevado número de bajas de los últimos meses a las presiones laborales por falta de personal. Según este sindicato, el estrés está al orden del día en esta profesión tan «delicada». La actual situación «no es nueva». Si los turnos se continúan gestionando como hasta ahora, «agosto será complicado y septiembre y octubre más», alertó.

- Publicidad -

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies