11.6 C
Madrid
mayo, lunes 10, 2021

Destino Madrid

Nuestros monogáficos

- Publicidad -spot_img

Fecha: 24 de agosto de 2011
Origen: Charlotte
Destino: Madrid
Compañía: US Airways
Aeronave: Boeing 767-200

Tras pasar unos días en Charlotte, Carolina del Norte, era hora de regresar a mi país y disfrutar de esa primera semana en la que te alegras enormemente de ser español tras una estancia en Estados Unidos. Deleitarse ante la imagen de un policía que no sólo te entiende, si no que además te dejará cruzar el control tras un breve vistazo al pasaporte. Ya saben, ese lapso de tiempo que transcurre desde que aterrizas en Barajas hasta que ves un telediario y de un guantazo vuelves a la realidad.

Pero aún estaba en Charlotte. Y no sólo eso, Irene también estaba llegando. No, no es mi novia. Irene era un ciclón tropical que se convirtió en huracán mientras surcaba los cielos de Puerto Rico rumbo a los Outer Banks de Carolina del Norte, una cadena de islas donde los Hermanos Wright volaron por vez primera una "aeronave más pesada que el aire", el Flyer I.

El control de acceso a la zona de embarque no fue tan duro como suele serlo por estos lares. Sí disponían sin embargo del escáner corporal que en esta ocasión era voluntario. Despojado de todas mis pertenencias salvo el pasaporte, el cual llevaba en el bolsillo trasero del pantalón, accedí a él. Entonces el guardia de seguridad recibió un aviso en su walkie-talkie y me dijo: "¿Lleva algo en el bolsillo de atrás?". Así descubrí que esos aparatos realmente funcionan.

El caso es que todos los aviones estacionados en el aeropuerto de Charlotte tenían prisa por salir. Mientras esperaba frente a la puerta de embarque luchando contra el hastío clásico de este tipo de esperas con mi café de Starbucks y mi iPad, observaba como las llamadas de embarque se realizaban quince o veinte minutos antes de la hora prevista. Roma, Frankfurt, París, todos querían largarse de allí antes de que Irene les echase su aliento huracanado.

Puntualidad, rodaje y despegue

Y llegó mi turno. Exactamente veinte minutos antes de la hora de embarque anunciaron la salida del vuelo 748 de US Airways con destino a Madrid. Hora de subir a ese icono de la aviación, a ese pájaro con aspecto de abuelete simpático y con más de treinta años de edad según su matrícula: un Boeing 767-200.

Eran las tres de la tarde del 24 de agosto de 2011. Tomé mi asiento 20G, ventanilla, situado al comienzo del último tercio del avión. Jamás escojáis ventanilla para vuelos de esta duración, pues aunque los primeros y últimos veinte minutos disfrutaréis de un bello paisaje, las siete horas centrales vuestros movimientos estarán supeditados a que el pasajero que ocupa el asiento de pasillo no esté dormido cual perezoso costarricense. Por suerte en esta ocasión me acompañaba un buen amigo al que podía despertar sin problemas.

El pequeño caos derivado de la premura había congestionado la plataforma del aeropuerto. Algo más de media hora rodando para llegar a la pista 36R. Una vez allí y sin realizar ningún tipo de espera, tan pronto estuvo alineado los motores comenzaron a rugir escandalosamente al tiempo que la cabina temblaba como si el huracán ya nos hubiera alcanzado. No pude evitar recordar aquella escena del Air Force One huyendo de una explosión en "Independence Day". No obstante, una vez hubo despegado una calma absoluta envolvió al aparato que realizó un ascenso lento y suave.

Hora de comer, ir al baño y … dormir.

Dando por supuesto que ya habíamos comido, tardaron algo más de tres horas en servirnos un tentempié. Dos bollos de leche con queso, un refresco y unos frutos secos variados de esos que al final sólo te comes los quicos porque el resto no sabes ni lo que es.
Tras este aperitivo aproveché para ir al servicio. Nada que objetar, limpieza y orden con todo lo necesario para su uso incluso tras tres horas de vuelo.


A falta de un par de horas para aterrizar nos sirvieron la cena. Arroz con algún tipo de carne que no supe identificar y ensalada. No hubo alternativa pero me conformé. Como suelo decir comida al "estilo aviador", ni más ni menos. Apenas me hube terminado el intento de brownie reseco caí profundamente dormido.

Comodidad y entretenimiento

Seatguru.com

Esta aeronave cuyo primer vuelo se realizó allá por el año 1981 no parecía haber sufrido muchos cambios desde entonces. Si bien el proyector habitual situado en la parte frontal de las diferentes secciones había sido sustituido por una pantalla plana y amplia, los asientos fácilmente datarían de finales de los noventa por su aspecto viejo y desgastado. No eran incómodos pero sin duda distaban mucho de la comodidad que ofrecen otras aerolíneas en trayectos similares, como Aer Lingus en sus Airbus A330 por ejemplo. La limpieza de los mismos, que presentaban algún que otro envoltorio vació en el bolsillo frontal, parecía haberse pasado un poco por alto con las prisas.

Respecto al entretenimiento, tan sólo las películas que proyectaban en la pantalla central y comerse las uñas servían al esparcimiento. Para un vuelo de ocho horas las opciones de divertirse a bordo eran muy limitadas.

No obstante estas viejas glorias pronto serán sustituidas en US Airways, o al menos eso me comentaba Orlando, el capitán del vuelo, en la breve conversación que tuvimos estacionados ya en la terminal 1 de Madrid-Barajas. Para ellos, los pilotos, volar el 767-200 sigue siendo sinónimo de "volar a la antigua" ya que pese a las modificaciones sufridas – las cabinas están completamente renovadas y disponen de FMC – la mecánica del avión no ha variado y la dependencia de sistemas electrónicos o informáticos es muy limitada.

VALORACIÓN DEL VUELO:

1. Puntualidad …………. 10/10
2. Catering ………………. 5/10
3. Comodidad ………….. 6/10
4. Entretenimiento ….. 3/10
5. Tripulación ………….. 10/10
6. Limpieza ……………… 7/10
7. Aspecto interior …… 4/10
8. Precio ………. (5/10) (388 EUR, sólo ida)

Valoración global: 6,25 (Bien)

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies