El Constitucional deja de nuevo sin voz a los familiares del accidente de Alcorisa

0

Madrid, SP, 28 de abril de 2016. La última de las vías judiciales en la que los familiares de los fallecidos en el accidente del Día del Padre de 2011, de un helicóptero Bell 407, del operador INAER, EC-KTA, en el que fallecían 6 personas, y 1 resutaba gravemente herida, la del Tribunal Constitucional, deja sin voz a los familiares de las víctimas. El Recurso de Amparo no ha sido admitido a trámite, tras la presentación el año pasado del Recurso, con el fin de que la Audiencia Provincial de Teruel reabriera el caso, ante el sobreseimiento en dos ocasiones de esa reapertura que los familiares querían. De nuevo la duda del Recurso ante el Tribunal de Estrasburgo de Derechos Humanos, una vía ya prospectada por la AVJK5022, que finalmente resultó fallida. En el caso del accidente de Spanair, ha sido un compromiso valientemente arrancado a dos parlamentos autonómicos (Canarias y Madrid), para la aprobación de una Proposición No de Ley (PNL) que incluye la reapertura mediante una Comisión de Investigación en el Congreso, lo que ha permitido albergar la esperanza del esclarecimiento de la Verdad…, y quién sabe, tras ella, quizás, se atisbe al final de este calvario la Justicia, que sienten se les ha negado tanto en un caso como en otro. A esa PNL se han adherido todos y cada uno de los Grupos Parlamentarios que componen esas Cámaras, sin excepción.

El agotamiento de la vía judicial en España con la desestimación del Recurso de Amparo viene a demostrar el paralelismo de los procedimientos judiciales en nuestro país, donde los Tribunales marcan un camino sin llegar a la Verdad final de lo sucedido, que hacen inviable el que los familiares al menos perciban que se ha impartido Justicia, con mayúsculas. Una cosa es que se acaben los procedimientos judiciales posibles en nuestro país y otra muy distinta el que los afectados y familiares perciban que se ha hecho la Justicia.

La comarca.net, un medio regional, hoy publicaba una extensa explicación sobre este nuevo cierre judicial sin respuesta para las familias. El Ministerio Fiscal ha impugnado “adhesivamente” dejando sin emplazar a las demás partes implicadas a la realización de alegaciones. Según reproduce el medio citado el abogado de una de las familias señalaba laconicamente que “con la manera de proceder se dejó a las víctimas sin palabras”. Tambien el Letrado señalaba que la Tutela Judicial Efectiva brilló por su ausencia en este caso. Tampoco la alarma social del caso ha sido considerado por el Constitucional, ni por la recogida de firmas (12.000), ni por lo recogido en prensa.

Contradictoria esta decisión judicial evidente con lo que señala el Informe Técnico de la CIAIAC, A008/2011 De nuevo, y en esto tambien existe un paralelismo con lo sucedido con el accidente de Spanair y la solicitud de algunos datos a Boeing que jamás fueron aportados, del brutal chcoque con un fabricante norteamericano. En este sentido la representación de una de las partes señala “Termina nuestra batalla judicial por una investigación que esclareciera la responsabilidad de BELL HELICOPTER, TEXTRON E INAER respecto al Boletín de Aeronavegabilidad que obligaba a revisar el anclaje de la pieza del aparato cuyo desajuste provocó la tragedia“. El Informe señala claramente la pieza que falló y condujo al trágico final en forma de accidente. Pero el Informe señala que hubo antecedentes y explicita en este caso en sus recomendaciones, 1 a Textron, 1 a Bell y 2 a Transport of Canadá, por donde pudo comenzar esta cadena de errores de nuevo una historia con ciertos paralelismos a la de Spanair. Demasiados paralelismos, y de nuevo un Informe incompleto e impreciso en la cadena de errores desencadenantes del accidente. En este caso resultado evidente lo inaudito de que no llegara la advertencia del fabricante al operador para su implementación. Desde 2005 estaba latente el Boletín de Servicio del fabricante del servoactuador Textron, que no llegó al utlizador final, el operador Inaer.

El 17 de octubre de 2005, más de 5 años de que se produjera el accidente, un Boletín de Alerta de Servicio de Textron, ya advertía sobre la pieza que falló según se determina en el Informe Técnico de la CIAIAC del Bell 407 accidentado. El PN del servo hidraúlico que falló ya estaba en el punto de mira del fabricante de la pieza. Hasta el 8 de julio de 2011 este aviso, cuando ya el accidente se había producido, la FAA no emitió una Directiva de Emergencia de Aeronavegabilidad, y en junio de ese mismo año, cuando ya se había producido el accidente, reiteramos de nuevo, no se había emitido la de Transport Canadá. Entre medias está el Manual de Vuelo de BH donde señala las maniobras de emergencia para el caso de fallo del sistema hidraúlico del Bell 407, con fecha 13 de junio de 2009. Todo esto se refiere a la pieza implicada en lo sucedido con el servoactuador hidraúlico que controla el paso cíclico situado al lado izquierdo en sentido del avance. El no cumplimiento del Boletín de Servicio ABS 407-05-70 que se refiere exactamente a eso. Ese Boletín se suministró sin cumplimentar cuando Bell suministró el servoactuador HR2036.

Cinco años de “palos” señala el padre de uno de los fallecidos, aunque como de costumbre hasta el final se alberga algo de esperanza hasta el cierre final del proceso judicial. El Informe, ya desde un punto de vista judicial, señala que en algún lado hubo negligencia. A pesar de que éste en este caso vuelve a señalar un fallo mecánico puro, no es suficiente para que los Tribunales españoles señalen a los negligentes, y por lo tanto impartan Justicia.

El caso más palmario fue aquel de Torallola. Allí se llegó a decir por un Fiscal que se trataba de una “chatarra que vuela”. Tampoco fue suficiente para llegar hasta el final y las responsabilidades se fueron diluyendo paso a paso, pese a una instrucción en primera instancia mucho más que ejemplar…

Ahora los familiares de este accidente vuelven a mirar a Estrasburgo, aunque ya esa vía se prospectó por la AVJK5022 sin éxito. Quizás se deba volver a mirar hacia dentro, como han hecho en este caso, y solicitar que el Parlamento de Aragón apruebe una PNL para instar a la reapertura en el Congreso de los Diputados, y por esa vía quizás conseguir que se haga la Verdad, y quizás, si aparecen nuevos indicios, por esa vía lograr que al final, al final se haga la Justicia.

Deja un comentario