22.2 C
Madrid
mayo, lunes 23, 2022

El «karma» de un piloto de helicópteros ante la campaña 2012 de incendios

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Karma"!!! ¿AESA? !!!… ¿QUÉ ES ESO?".- Ayer sin ir más lejos recibíamos una nota de prensa de AECA-Helicópteros, la patronal que agrupa al 90% de las compañías que operan sobre la piel de toro. Con la previsión de una temporada más dura de lo normal por el bajo índice pluviométrico de este año, y con la apariencia de un trabajo "bien hecho" en la formación y refresco de las tripulaciones ante la que se avecina, hemos creído oportuno reflejar el estado de ánimo, el "karma", de las tripulaciones que estarán en primera línea de esta guerra anunciada por tierra y aire contra el fuego. Pero ese "karma" en su acepción más usada es el resultado de las buenas o malas acciones hechas en las sucesivas reencarnaciones.

(El nombre empleado "Rotor 1", para nuestro interlocutor es ficticio. No puede ser de otra forma dado el talante y el cómo se las gastan habitualmente las compañías con los profesionales que dan su opinión profesional, sobre cuestiones estrictamente profesionales. Esta ausencia de escuchar al que sabe para extraer lo más constructivo de su punto de vista, es una de las carencias de la cultura de seguridad en nuestro país, además de un tic de épocas pasadas muy arraigado entre el empresariado, salvo honrosas y escasísimas excepciones)

Pregunta: ¿Cómo se afronta una campaña que previsiblemente será dura a tenor de la enorme sequedad del suelo en España en estos momentos?

Rotor 1: Pues mal, muy mal, porque el problema de la sequía es un agravante a una situación precaria que los pilotos arrastramos desde hace demasiados años, a todo ello hay que añadirle otros factores. Una profesión totalmente degradada en todos sus aspectos, a nivel laboral, salarial, de condiciones de operación, de seguridad y encima con recortes de dispositivos tanto aéreos como terrestres, o sea que puede arder lo que nadie se imagina este verano. Todo ello agravará el cansancio, las prisas y las condiciones de la operación, con lo que los factores para el accidente también aumentarán.

PR: El año pasado desde el punto de vista de la seguridad operativa resultó ser el más trágico en el sector de los TTAA y específicamente en los helicópteros. ¿En qué se ha mejorado desde el punto de vista de la formación de las tripulaciones y el mantenimiento de aeronaves, como para poder ser mínimamente optimistas?

Rotor1: Lamentablemente el año pasado se superaron todos los registros en cuanto a accidentes y muertes en los helicópteros españoles, los datos no nos permiten ser optimistas en absoluto. La seguridad en vuelo no depende de un interruptor que ahora apagas ahora enciendes, hay unas tendencias, y éstas indican un camino muy negro. Venimos de años en los que no se ha hecho nada en cuanto a mejorar la seguridad, solo en el último año se está obligando a las empresas a mejorar los entrenamientos de las tripulaciones. Hay alguna empresa que ya lleva algún tiempo tomando medidas para mejorar en la seguridad, pero no está generalizado aún. La inversión en seguridad, entrenamientos y formación, debe ser constante y permanente y sus resultados se ven a largo plazo. Pero cuando se lleva una eternidad sin hacer nada empiezan los accidentes y es imposible pararlos de un día para otro. Se ha fomentado una manera de "hacer" incompatible con la seguridad.

En cuanto al mantenimiento hay indicios preocupantes en varios accidentes como los de Torallola, Tenerife, Teruel o Granada que nos indican que algo grave está ocurriendo en mantenimiento. Quizás también sea fruto de la improvisación o de anteponer beneficios rápidos en lugar de seguridad, algo tan de moda en muchos negocios, pero que en este se cobra vidas humanas.

En un país en el que tradicionalmente la prevención no figura en el manual del empresario y donde se fomenta la producción a costa de todo, en sectores como el de los helicópteros esto es mortal y garantía de accidentes. Por lo que lamentablemente no se puede ser optimista a corto o medio plazo.

PR: ¿Cúales han sido exactamente los avances en materia de seguridad impulsados por AESA respecto a la fatídica campaña de 2011?¿Se ha notado de alguna manera en la supervisión, inspección y sanciones el cambio de Ejecutivo?

Rotor1: Podría contestarte a la gallega ¿AESA, qué es eso?. La verdad es que para los pilotos españoles es como si no existiese, salvo cuando te pierden el expediente o no te resuelven a tiempo. Realmente AESA es un misterio, un ente abstracto que no cumple con su principal función que es la de velar por la "Seguridad". Si no cumple con su principal objetivo ¿para qué la queremos?. Duele más cuando resulta que nos fríen a impuestos para pagarles sus sueldos. No tengo constancia de que AESA haya hecho nada, tampoco se ha notado nada nuevo, ni viejo, en cuanto a inspecciones o supervisión, ¿Qué se ha hecho con las inspecciones de los otros años?, ¿Qué resultado o conclusiones han sacado?, pues ni idea, deben de ser secreto de estado. En cuanto a sanciones de momento sólo se atreven a metérselas a algún piloto por nimiedades, y a los campos de ultraligeros que creo los están friendo y llevándoles a la extinción. Es decir quedarse con la paja de lo que realmente está sucediendo, para preservar su poder, que no es lo mismo que su "autoridad".

A los responsables de la seguridad, tanto AESA como DGAC, se les llena la boca con que son autoridad, pero deberían demostrarlo con un mínimo de responsabilidad, en caso contrario pierden el respeto dejando de tener esa autoridad.

Por otro lado parece que les viene afectando el "Síndrome de Pueblo Potemkin" que es como se llamaba a esos pueblos de la Unión Soviética, o de la China Popular, que servían de escaparate para enseñar a los periodistas extranjeros las bonanzas del sistema. Un paripé. Algo parecido le ocurre. Desplegar todo el escaparate cuando le vienen las inspecciones de la Agencia europea EASA, el resto del año a vegetar, total ellos no se matan, ni siquiera a trabajar. Pero los datos son los datos y ya llegan a Europa, veremos de qué sirve…

PR: Defina del 1 al 10 el nivel de Safety con el que se opera en el sector de TTAA en España…

Rotor1: Pues, al menos en los helicópteros y vistas las estadísticas de los últimos 10 años, comparándolas con el resto de países de nuestro entorno, no pasamos de 3.

PR: ¿Cúales serian en su opinión las soluciones para mejorar ese nivel? ¿Es una cuestión de personas, medios o ambas cosas?

Rotor1: Creo que hasta que no haya un cambio de mentalidad no habrá mejoras. No se puede tratar a los helicópteros y los Trabajos Aéreos como si fueran tractores, no se puede formar y tratar a los profesionales como jornaleros indocumentados. Se deben tomar medidas drásticas, serias y contundentes contra una forma de legislar nula y una administración siempre favorecedora de quien realiza mala praxis, hay operadores que están intentando mejorar y adaptarse a la mejora de la seguridad, pero deben sufrir la mala competencia de quien no invierte un duro y campa a sus anchas ya que el supervisor se lo permite.

La improvisación, andar a salto de mata, la precarización, la desprofesionalización, lo barato !MATA!

La Administración, la aérea y la contratante es decir las Comunidades Autónomas, deben concienciarse de la responsabilidad que tienen en este desastre en que se ha convertido la aviación de Trabajos Aéreos y concretamente la extinción de incendios forestales.

Los pilotos nos sentimos mal tratados, muy mal pagados, ninguneados y asqueados. Hablando con varios compañeros todos me comentan lo desmotivados y faltos de ilusión que están, estamos, esto es peligroso, muy peligroso. Y a esta situación se ha llegado después de años de maltrato profesional, mientras la administración miraba para otro lado. Por añadidura llevamos 4 años sin que nos actualicen el IPC y en varias empresas han reducido este año un porcentaje importante la nómina a sus pilotos, con la excusa de que la administración no les paga, y nos preguntamos ¿y antes?

Hay muchas cosas por hacer, por no decir todo, falta una normativa operacional para la extinción de incendios, se debe llevar a rajatabla el cumplimiento de las 2.000 horas máximas de trabajo anuales, se deben mejorar las instalaciones en las bases, se deben adecuar a la norma los helipuertos forestales, se debe suministrar equipos de protección personal a las tripulaciones, se deben de acabar las represalias a los pilotos que notifican sucesos o critican las malas praxis, en fin, nada que no llevemos 15 años reclamando. Por eso la desidia, la desesperación y la desmotivación se están instalando entre nosotros, y eso no lleva a nada bueno. Eso no tiene nada de buen "karma"…

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies