El pasado, presente y futuro aeronáutico, se dieron cita en Guadalajara

0

Juan de la Cierva Hoces, ante la atenta mirada de Concepción Cantero García-Arenal en Guadalajara el 22 de octubre del 2010"Rememorar el pasado con vistas al futuro", la frase de Ortega, citada por el profesor González de Posada, es un perfecto resumen de las dos semanas que hemos podido vivir en Guadalajara, alrededor de las figuras claves-ingenieros de caminos- como pioneros, del desarrollo aeronáutico en España. El cénit, la emoción, llegó justo al coincidir en la mesa de clausura el pasado viernes, Doña Concepción Cantero García-Arenal, D. Juan de la Cierva Hoces y D.Leonardo Torres-Quevedo Torres-Quevedo, todos ellos familiares de las figuras a las que se homenajeaba, en compañía de D.Domingo Escudero López (vicedecano del Colegio de Ingenieros Aeronáuticos). La conferencia de D. Antonio Angulo Alvarez, de ese viernes de clausura, la transcribió el profesor González de Posada, dado que éste, por motivos de salud, no nos pudo acompañar (sus 98 años disculpan cualquier asistencia), pero estuvo con nosotros. La foto, había sido posible, los ilustres apellidos de nuestra aeronáutica, estaban !por fin! sentados en una misma mesa, y el registro fotográfico, dejará constancia para la posteridad. Del primer dirigible español, a las alas giratorias, todo ello en una instantánea, y en Guadalajara.

A.González CascónHace ya dos semanas comenzaba el ciclo con una anécdota sucedida en Guadalajara hace 100 años (en noviembre de 1910), el aterrizaje del primer avión en la ciudad. A los mandos Jean Mauvais. Alvaro González Cascón, historiador especializado en la historia aeronáutica, explicó la dificultad de este hito para lo que es el conjunto de la historia aeronáutica de la ciudad, desde el punto de vista técnico, y desde el punto de vista histórico. La conferencia se desarrolló en la misma localización en la que la ciudad rindió homenaje a este piloto, el Casino Principal de Guadalajara en la calle Mayor. Allí se darían cita-cien años antes- las máximas personalidades de la aeronáutica militar nacional del momento, haciéndonos imaginar a un Vives exultante, brindando por la ocasión. Los asistentes a la conferencia de González Cascón, vivieron su particular brindis aeronáutico, con la presentación oficial del cóctel Viblandi-un diseño de Juan Ramón Antón Valiente-, delicioso, muy adecuado para un acto de estas características, donde el azul de su base líquida, se ve coronado con un pequeño cúmulo dulce.

Al día siguiente, el Director de Aviación Digital, abordaría un tema encaminado al optimismo, y al futuro. El hilo de esta historia de ciencia y técnica aeronáutica, y las posibilidades que esto, como tarjeta de presentación de la Cuna Aeronáutica española (CAE) brinda al futuro de la ciudad. Efectivamente lo que se intentaba con esta conferencia es abrir los ojos, huyendo de la simple nostalgia de los tiempos mejores, para abordar el futuro, alzando la vista hacia las posibilidades prácticas que distintos elementos del pasado-restos materiales incluídos-, nos brindan, nos han sido legados, como talentos bíblicos, para la prosperidad de esta pequeña ciudad a 50 kilómetros de la capital.

Fco.González de PosadaPara terminar esa primera semana, dedicada a la Guadalajara aeronáutica, con su estoque dialéctico habitual, el profesor Francisco González de Posada, definió y dejó sentado en un análisis conceptual profundo, la titularidad de la "CAE" de Guadalajara. Respondió con una absoluta claridad a la cuestión esencial del ¿por qué Guadalajara?. Comparó en cierto sentido las conmemoraciones de estos días de ciudades y lugares como Valencia, La Albericia, Getafe, Sevilla o Cuatro Vientos, con sus anécdotas aeronáuticas, definiendo con precisión cúales son los elementos que definen una Cuna Aeronáutica, y llegando a la conclusión que ya veníamos apuntando, inconcretamente, desde este medio desde hace ya años. González de Posada, utilizó el estoque intelectual con una maestría propia del investigador, del intelectual, del catedrático no contaminado por lo científicamente correcto. Fue más allá, y trascendió a una verdad que debía ser definida para siempre. Guadalajara, en este sentido tiene una importante deuda con González de Posada. El reconocimiento ya lo tiene por parte de los asistentes al ciclo que desde hace ya cuatro años viene promocionando y haciendo posible.

Rodrigo Borjabad, ganador premio dirigibles 2010En el marco incomparable del patio central de la Biblioteca Pública donde se celebraban las conferencias, y una exposición sobre Guadalajara y la Aeronáutica, amenizando las lecturas, se celebró el II Concurso Nacional de Aeromodelismo, en la especialidad de dirigibles. Una joven piloto (16 años), de nombre Rodrigo Borjabad, consiguió el triunfo de esta edición. Competía con otros experimentados pilotos. Desde el punto de vista estético, el marco del patio del recinto y antiguo palacio, resultó una deliciosa maravilla visual para los asistentes.


Esta semana que hoy domingo termina, se iniciaba con una conferencia del profesor de la Universidad Complutense, matemático y filósofo, Francisco González Redondo, sobre los dirigibles de Torres Quevedo. Todos los años nos sorprende con novedades de sus investigaciones. Lleva ya prácticamente 20 años, pese a su insultante juventud, centrado en los dirigibles y Torres Quevedo, investigando y divulgando los resultados de sus pesquisas tecno-históricas. Ha conseguido traspasar fronteras, impartiendo conferencias en la Royal Society o en Friedrischafen, sobre el iguñés universal, y dejando sentadas las bases para el reconocimento, no sólo en España, sino en todo el mundo. Una labor de titanes, que año a año nos sorprende con numerosas nuevas aportaciones.

Luís Utrilla NavarroOtra figura, bastante desconocida por los españoles es la de Jorge Loring. En este caso fue Luís Utrilla Navarro, la autoridad elegida para hablar de su figura. Es quizás la persona, sin el "quizás", que más ha estudiado su figura, y la que nos presentó a este precursor, también Ingeniero de Caminos, de los aviones en España. De hecho intervino en varios proyectos fundamentales de nuestra industria aeronáutica civil, incluídos varios relacionados con los albores de la aviación comercial. Luís Utrilla, con una asepsia destacable nos presentó oficialmente una figura bastante desconocida para el mundo aeronáutico. Significativo es tambien que una pequeña pista para ultraligeros, es la única conmemoración de sus hazañas industriales, que le dedica su país. Su violento final, injustificado e injustificable, en 1936, quizás hagan que la amnesia sea una terapia, poco científica y poco histórica, pero eficaz para asumir un hecho tan incomprensible.


Ya el pasado jueves, era el día "C" y la hora "V". Era el día en el que Ignacio Nuñez Ladeveze, hablaría de la enorme figura de otro durante tanto tiempo olvidado, como ha sido Federico Cantero Villamil. Todo un honor el que este pionero del control aéreo, de los sistemas radar, de lo que hoy en día hace posible la navegación aérea en España, tuviera a bien, disertar sobre la figura de este gran I.Nuñez Ladevezepionero. Un pionero, hablando sobre otro. Cantero Villamil, esconde entre sus documentos una gran profusión de incógnitas que aún están por desvelar, por lo que su descubrimiento como genio sigue emocionando. Además del primer helicóptero español, sorprende que el concepto "alas giratorias", ya contara entre sus patentes de 1910. Un hombre que trascendió de la física de los fluídos, hacia la aeronáutica. Del movimiento, de la relatividad, del motor a reacción, de esa aerodinámica tan increíble de la que dotó a su primer prototipo del año 1936, adelantándose al helicóptero Sikorsky. Pero la similitud con los helicópteros de doble pala tipo Kamov, es aún más sorprendente. La opción de autorrotación de una de ellas, resulta conceptualmente milagrosa. Una perfecta hibridación avanzada del autogiro, eso fué su helicóptero. Todo ello con sello hispano. Algo que nos revela un detalle de su enorme genialidad en todos estos campos relacionados con la aeronáutica, y que hace que nos descubramos ante sus patentes referentes a las hélices "curvas". Esas mismas hélices, ese concepto de aprovechamiento al máximo, con menor tamaño, de la propulsión, mediante esta patente, hace que pensemos en el A400M, recién estrenado por Airbus Military, y de golpe, entendamos el nexo que une la historia tecnológica y nuestro presente y futuro.


Pero como iniciábamos este artículo, el día de las emociones fue el último. En primer lugar la conferencia que Antonio Angulo Alvarez no pudo impartir en directo, tuvo que buscar un emisor adecuado, y nadie mejor que González de Posada. Era el día final, el día de Juan de la Cierva. Frente al profesor, su sobrino, Juan de la Cierva Hoces, inventor en activo, de una fusión real y perfecta de todas estas técnicas, de 100 años de tecnología aeronáutica española. La conferencia de Angulo, fue magistralmente transcrita por el profesor. Logramos intuir toda la genialidad de Juan de la Cierva Codorniú.

Domingo Escudero, presentando al Director de Aviación DigitalA continuación, el vicedecano del Colegio Oficial de Ingenieros Aeronáuticos de España-COIAE-, Domingo Escudero, puso un broche de oro impresionante en el sentido de, como se haría en cualquier otro país, documentar todos los hitos y logros aeronáuticos de España, en la historia universal de esta disciplina. Desde el siglo VIII, hasta nuestros días, desde Córdoba, hasta Guadalajara. Deleitándonos con su cronológica y técnica exposición de hechos "probados", por la ciencia histórico-tecnológica. Domingo Escudero, hizo que la luz se hiciera, y que podamos concluir que con una larga historia de más de 13 siglos aeronáuticos, lo lógico, lo que debiera hacernos reflexionar es que hay futuro para nuestros ingenieros en este campo tan apasionante. Muy significativo fue su "spich", sobre la inmensa genialidad de Juan de la Cierva, al definir como un "invento verdadero", "no intuitivo", al autogiro. La impresionante puesta en escena dialéctica de este gran ingeniero aeronáutico (especialmente en el campo de los materiales), hizo que pudiésemos atisbar una potente luz sobre la genialidad histórica hacia el futuro aeronáutico de España. Es posible contar con esta esperanza para afrontar los retos actuales.

Torres, Posada, Cantero, De la Cierva y Escudero
"Una fotografía histórica". Leonardo Torres-Quevedo Torres-Quevedo, Francisco González de Posada, Concepción Cantero García-Arenal, Juan de la Cierva Hoces y Domingo Escudero López, en la clausura en la Biblioteca del Estado de Guadalajara, el 22 de octubre de 2010. (izda a dcha)

Finalmente el acto de cierre. En él pudimos escuchar, en vivo y en directo a los descendientes de los protagonistas de esa historia. Oir a Concepción Cantero, a Juan de la Cierva o a Torres Quevedo, en sí mismo merece un artículo completo. Sus palabras llenas de cariño y agradecimiento hacia la organización, no hacen más que llenar aún más de combustible la necesaria energía para que año tras año se siga honrando y conmemorando nuestro genio inventivo. El hecho es histórico. Por encima de lo histórico está la emoción, la sensación, la conclusión final de que el esfuerzo con el que se vienen organizando todos estos ciclos desde hace ya años-5-, merecen la pena. Es como la presentación oficial de un plato de cocina, que se está diseñando durante tiempo, y ante el que finalmente, el comensal indica que le ha complacido. Esto sucedió un 22 de octubre del año 2010, en Guadalajara, cien años después de aterrizar Mauvais, y muchos años, siglos después de que toda esta epopeya comenzara a andar.

Deja un comentario