EL ÚNICO CAMINO: LA UNIDAD Y LA MOVILIZACIÓN

0

easypepiñoNumerosos trabajadores y trabajadoras de AENA han manifestado en asambleas tanto su desacuerdo con la privatización como la exigencia de unidad y lucha a todas las fuerzas sindicales. La CGT anima y apuesta por ese espíritu de unidad en la lucha. Pero sabemos que para que esto sea así hay que romper no pocas divisiones que han crecido al amparo de una política sindical que ha "comido en la mano de la empresa" durante muchos años y ha consistido mayormente en ejercer funciones de "oficina de atención al cliente", limitándose en muchísimos casos a la tramitación de quejas individuales, y al cumplimiento, sin crítica ni cuestionamiento, de todas las directrices de la empresa y de los diferentes gobiernos.

Por eso, no creemos que sean los sindicatos mayoritarios quienes deben poner condiciones a la unidad, sino los propios trabajadores y trabajadoras de AENA quienes deben imponerla en cada centro y controlar enteramente las decisiones y las posibles negociaciones. Porque cuando decimos NO A LA PRIVATIZACIÓN no estamos por negociarla, sino por pararla, lo que sólo será posible con la máxima unidad en la lucha.
La división de los trabajadores y trabajadoras de AENA -en sindicatos de la CSE y sindicatos que están fuera, en secciones (sindicatos y asociaciones) con intereses corporativistas, en niveles retributivos, en fijos y temporales, en AE y NA, en Control y el resto…- es el primer hecho que resta fuerza en la lucha contra la privatización. Hay que sumar la fuerza de todos los trabajadores y trabajadoras de AENA, y contar con todas y todos, y para ello es preciso:
1) realizar asambleas sistemáticas en las que se discuta el plan de movilización y se legitimen los organismos unitarios que nos representen en esta situación excepcional.
2) Que los Comités de centro establezcan reuniones de coordinación con todas las fuerzas sindicales y profesionales allí donde sea preciso, formen parte o no de los actuales Comités, pero que sí están organizadas dentro de Aena. El proceso de privatización debe tener enfrente a TODOS Y TODAS, incluyendo a los trabajadores de AE de NA, fijos y temporales y al colectivo de Control.
3) La Mesa de Garantías también debe incluir a todos los sindicatos y asociaciones profesionales de AENA.
4) Las decisiones de esta Mesa de Garantías deben ser votadas y discutidas por los trabajadores y trabajadoras en asamblea en todos los centros, tal como se hacía en AENA hasta el II Convenio. Nada de decisiones impuestas por las prisas o por las exigencias del momento, a golpe de silbato y sin consultar a los trabajadores.
La aprobación por el Consejo de Ministros el pasado día 3 de diciembre del Decreto-Ley que materializa la anunciada privatización de AENA ha venido acompañada de otra serie de medidas que recortan los derechos de la totalidad de los trabajadores de este país. Junto a la supresión de la ayuda a los parados, están el abaratamiento de los despidos, el aumento de la edad de jubilación, el aumento del IVA, la disminución de impuestos a los beneficios empresariales y un largo etc.
Las movilizaciones por el mantenimiento de nuestros derechos debemos enmarcarlas en la lucha de todos los trabajadores contra estas medidas, buscando el apoyo mutuo de los ciudadanos, trabajadores, asociaciones, sindicatos y partidos políticos que estén en contra de estos atropellos impuestos por las multinacionales y los mercados. Y empezando por los propios trabajadores y trabajadores de AENA, como los controladores aéreos, hoy hostigados y acosados, por la empresa y desde el gobierno por ser un obstáculo para la privatización, además de usados como cortina de humo para desviar las miradas del público contra el mayor expolio de un bien público en este país.
Hay que explicar a los ciudadanos que lo que se va a ceder con esta privatización son 47 aeropuertos, 2 helipuertos, la red de torres de control, Centros de Control y una cantidad ingente de suelo en zonas de gran valor económico, alrededor de los aeropuertos, con unas infraestructuras inmejorables pagadas con dinero público, y listas para generar beneficios económicos inmediatos. Asimismo, hay que explicar que AENA ha sufrido una gestión que ha despilfarrado dinero público en grandes inversiones -algunas de ellas innecesarias- y que el problema de AENA no son los sueldos de sus trabajadores o de los controladores aéreos, sino que los beneficios que generará todo ese gasto público van a ponerse ahora en manos de intereses privados.
Estos intereses privados chocan directamente con nuestras condiciones laborales. La liberalización y los mercados exigen hacer negocio y obtener beneficios con los aeropuertos, pero también menores costes laborales, lo que implica recortes de plantilla, flexibilidad en los puestos de trabajo, menores retribuciones para los trabajadores, acompañadas de sueldos multimillonarios para los directivos.
El panorama que se nos viene encima es el siguiente:
Nos pretenden subrogar a una Sociedad Anónima, en principio con el 51% de capital público, sin ninguna garantía de que esto sea así al mes siguiente, y que desde ya se debe a la rentabilidad de los inversores. Una parte de los trabajadores, los de El Prat, Barajas y determinadas Torres se subrogarían a su vez a otras empresas concesionarias por 30 o 40 años y no sabemos dónde terminará la cadena de subrogaciones.
La única garantía del mantenimiento de nuestros puestos de trabajo y de nuestras condiciones laborales es el mantenimiento de la condición de empleados públicos y esto sólo lo vamos a conseguir mediante la movilización.
LLAMAMOS A TODOS LOS TRABAJADORES Y TRABAJADORAS A LA MOVILIZACIÓN, Y A LOS SINDICATOS Y ASOCIACIONES DE AENA A LA UNIDAD CONTRA LA PRIVATIZACIÓN.
-POR EL MANTENIMIENTO DE LA RED AEROPORTUARIA Y DE NAVEGACIÓN AÉREA INTEGRADA Y PÚBLICA.
-POR EL MANTENIMIENTO DE LA CONDICIÓN DE EMPLEADO PÚBLICOY LA CONSOLIDACIÓN DE EMPLEO PRECARIO A FIJO.
-NO A LA PRIVATIZACIÓN. BASTA DE AUTORITARISMO ANTISOCIAL.
– UNAMOS NUESTRA LUCHA CONTRA LA PRIVATIZACIÓN CON LA DEL RESTO DE TRABAJADORES Y TRABAJADORAS, PARA CONFLUIR EN UNA NUEVA HUELGA GENERAL CONTRA LAS MEDIDAS ANTISOCIALES Y PRIVATIZADORAS.

Deja un comentario