El Vocal Gutiérrez del COPAC, habló de “cambio de viento, error de carga o fallo del pilotaje” en el vuelo 002 de Aeroméxico

0

Guadalajara, SP, 20 de abril de 2013.- A falta del Informe oficial de la CIAIAC, que teoricamente deberá aclarar las causas del suceso gravísimo por las que el Aeroméxico tuvo que regresar al LEMD, el pasado día 16, en declaraciones a la Agencia Estatal de Noticias, EFE, el Jefe de la Vocalía de Seguridad Iván Gutiérrez (COPAC), apuntaba alguna de las posibles causas (podría tratarse tambien de una conjunción de todas ellas, por ejemplo).

Así lo ha manifestado a Efe, Iván Gutiérrez, encargado de seguridad en el Colegio de

Pilotos (COPAC), aunque no ha querido hacer especulaciones y ha pedido prudencia a la espera de los resultados del informe que elabore la Comisión de Investigación de Accidentes (CIAIAC).

Gutiérrez ha asegurado que "dos inspectores de la Comisión están hoy ya trabajando en este asunto", que se originó sobre las 15.00 horas de ayer cuando un avión de Aeroméxico, con 254 pasajeros abordo, rozó con la cola la pista de despegue del aeropuerto de Barajas.

Poco después, el comandante de la aeronave comunicó que regresaba a Madrid por "un problema de presurización", mientras un avión de Air Europa, que despegó con 192 viajeros a bordo a las 15.19 horas, informó de "un posible impacto en el tren delantero con objetos en la pista", por lo que tuvo que "quemar combustible durante cuatro horas" antes de volver a Barajas, según informaron a Efe fuentes de los controladores.

El COPAC ha manifestado que son muchas las causas que pueden provocar que un avión roce con la popa la pista al despegar y ha citado un cambio de viento no previsto, entre ellas, aunque ha calificado esta posibilidad como "rarísima".

Además, se puede deber a errores de cálculo relativos al peso del avión para el despegue, lo que, asegura, "tampoco suele pasar" o a un error en el pilotaje, lo que también descartó Gutiérrez debido a la experiencia que suelen tener los comandantes de los vuelos transoceánicos.

Sobre la posibilidad de que el comandante del avión de Aeroméxico no detectara que había rozado el suelo, el responsable de seguridad del COPAC cree que se "puede percibir alguna vibración o algo inusual en el despegue, pero esto no quiere decir que se asocie con un roto en el fuselaje".

En este sentido, apuntó a la posibilidad de que algún pasajero situado en la parte posterior del avión o la tripulación pudieran haber sentido el golpe y se lo hubieran transmitido a los pilotos.

Gutiérrez reveló que los aviones Airbus 330 "están certificados para aterrizar con su peso máximo al despegue", pero explicó que en un caso como el del avión de Air Europa, que tenía un reventón en una rueda, es preferible quemar combustible y tomar tierra "con menos peso, para reforzar la seguridad", como sucedió ayer.

Deja un comentario