¿Quién dice la verdad sobre la fatiga: ENAIRE o sus controladores?

Aviaciondigit@l

0

Madrid, SP.- Pocas horas después de que trascendiera la enorme preocupación del colectivo de controladores aéreos por la extenuación y la fatiga a la que están sometidos desde 2010 según señalaban ayer mismo, ENAIRE se ha visto obligada a salir a la palestra señalando que garantiza el servicio de control aéreo durante todo el Verano, reconociendo el “importante incremento de tráfico previstos”, y señalando que “todas las operaciones serán gestionadas por ENAIRE con los máximos niveles de seguridad y eficiencia”.

La seguridad es un intangible que desde el punto de vista de los pasajeros esta basado en la confianza. En este caso en el proveedor de servicios de Navegación Aérea, y por lo tanto en el último eslabón como son sus controladores aéreos. Los mensajes contradictorios entre unos y otros no hacen sino transmitir la sensación de que alguien no dice la verdad, o al menos toda la verdad.

ENAIRE hoy emplea una argumentación basada en la normativa… que si el RD1001/2010, ¿les suena?, como regulación de la actividad y descanso de los controladores según señalan, acordada con USCA, hasta 2020. Enarbola el Convenio y el acuerdo con el sindicato mayoritario de controladores. La versión de los profesionales es que como si se tratara de llevar al extremo el combustible de reserva en un avión, así se está haciendo con esa actividad/descanso, servicios COS, imaginarias, etc… Recuerda la que se lió con Ryanair a la que se acusaba de cargar el combustible justo al que obliga la normativa, cuando aquellos 3 cortos de combustible. Trasládenlo ahora al ámbito de los Factores Humanos en el control aéreo. Ese es el auténtico debate. Un debate peligrosamente amenazante. La tendencia actual es tendente a que en algún momento y en algún lugar por el error raíz del abuso hasta el extremo esperemos que quede ahí, de lo que permite el RD1001/2010, se pueda llegar a lo irreparable. La tendencia es preocupante. El modelo tanto entre las compañías, como entre los profesionales del control aéreo cada vez se manifiesta más quebrado en relación con los Factores Humanos que trabajan tras el Sistema. Las últimas barreras están extenuadas psíquica y fisicamente.

En una situación como esta evidentemente es AESA quien estaría obligada a señalar si se garantiza el servicio por el proveedor certificado ENAIRE, con las máxima garantías posibles. El pequeño problema  es que tanto AENA, como AESA, dependen de Fomento. Es decir no mantienen su independencia entre proveedor de servicios y órgano de supervisión. Eso es también una amenaza.

ENAIRE explica así su punto de vista:

ENAIRE garantiza el servicio de control de tráfico aéreo durante todo el verano 

ENAIRE ha adoptado las medidas operativas necesarias para afrontar la campaña de verano 2016  A pesar del importante incremento de tráfico previsto, todas las operaciones serán gestionadas por ENAIRE con los máximos niveles de seguridad y eficiencia 19 de julio de 2016 ENAIRE ha lanzado el Plan Verano 2016 que recoge medidas para mejorar las operaciones aéreas y la capacidad en todas las regiones de ENAIRE, para hacer frente al fuerte crecimiento de tráfico aéreo. La previsión de incremento medio de tráfico aéreo en España para este verano, dependiendo de la zona, oscila en una horquilla entre el 4,5% y el 8%. Para atender este crecimiento, ENAIRE ha trasladado personal de varios centros a aquellos con una mayor demanda durante el periodo estival, como es el caso del Centro de Control Aéreo de Barcelona que ha sido reforzado con 16 controladores aéreos. La respuesta a la demanda del tráfico está garantizada y, en ningún caso, quedarán vuelos sin atender por problemas de capacidad en nuestros centros de control ni en las torres de control de aeropuertos. Las plantillas en todos los centros de ENAIRE están dimensionadas para asegurar la prestación de los servicios de tránsito aéreo de manera segura, continuada y eficaz. La gestión del colectivo de control aéreo viene recogida por el Real Decreto 1001/2010 que regula las jornadas y descansos de los controladores, y por el Convenio colectivo del personal de control de ENAIRE, habiendo sido acordada, en diciembre del año pasado, la extensión de la vigencia de este Convenio con el sindicato de controladores USCA hasta el año 2020. Cabe mencionar que el sistema de planificación de ENAIRE, regulado a través de su Convenio, mejora en todos los sentidos a favor de los controladores, lo dictado por el Real Decreto 1001/2010 anteriormente referenciado:  Horas anuales: el Real Decreto establece un máximo de 1.670 horas anuales, y ENAIRE sólo programa un máximo de 1.595.  Horas mensuales: el Real Decreto establece un máximo de 200 horas mensuales, y ENAIRE sólo programa un máximo de 170.  Descanso en la jornada de trabajo: el Real Decreto establece un porcentaje de descanso mínimo del 20% cada dos horas, y ENAIRE programa un mínimo del 25% durante el día y del 33% durante la noche. A pesar de ello, en el año 2015 la jornada media total del controlador en ENAIRE no superó las cifras que establece su Convenio y, aún menos, las que establece el Real Decreto; la media fue de 1.406 horas.

Para garantizar la adecuada prestación del servicio, ENAIRE, desde el año 2012, establece turnos de trabajo que cumplen estrictamente lo estipulado en el Convenio y en el Real Decreto 1001/2010 y cuyo funcionamiento se ha contrastado sobradamente a lo largo de todos estos años. Por otro lado, para adaptar la plantilla de control a las necesidades futuras está abierta una convocatoria de control de 39 plazas que junto con otras 61 plazas aprobadas recientemente, hacen 100 plazas nuevas para 2016. En 2017 y sucesivos años se procederá a sacar nuevamente convocatorias, tanto para cubrir las jubilaciones o bajas como para atender a los crecimientos de tráfico aéreo.

Acerca de ENAIRE

ENAIRE, entidad pública empresarial dependiente del Ministerio de Fomento, es el gestor de navegación aérea en España, con cerca de 2 millones de vuelos anuales controlados a través de 5 centros y 22 torres de control, en un espacio aéreo de más de 2 millones de kilómetros cuadrados.

Deja un comentario