PRECISIONES: Brigada de Valdemorillo, una nueva oportunidad tras un mes de advertencias

0

Madrid, SP.- Precisiones. Pasadas las horas y con todos los afectados afortunadamente ya en casa, miembros de las Brigadas nos envían a nuestra reacción una serie de puntualizaciones sobre la información que aparece en este artículo señalando que “la foto de la turbina que encabeza este artículo y el humo se produjeron hace unos 15 días, sin que el helicóptero llegara a volar, ya que abortaron el despegue quedando el helicóptero inoperativo durante 2 días. El lunes de la semana pasada, acudiendo a un incendio, se dieron la vuelta ya que la tripulación “no lo vio claro”, pero NO HICIERON UN ATERRIZAJE DE EMERGENCIA. Ese intento sólo ocurrió el día del accidente referido”.

Valdemorillo, SP, 18 de julio de 2016.- Esta tarde entorno a las 19:00LT el helicóptero Sokol W-3AS, matrícula EC-LQA del operador Hispánica de Aviación, S.A., HASA, que a su vez es subcontratada por INFOSA que es quien trabaja para la Comunidad de Madrid, sufría un accidente. El accidente (hubo daños tanto en la aeronave como en las personas (¿leves?) que lo ocupaban) tuvo lugar cuando se volvía a la Base que el INFOMA de la Comunidad de Madrid, tiene posicionado junto con la Brigada Helitransportada de BOMBEROS FORESTALES, en la localidad madrileña de Valdemorillo. Se posicionaban tras haber intervenido en un incendio en las inmediaciones de la localidad de Cubas de la Sagra (Madrid) casi en el límite SW con la provincia de Toledo, y a una distancia de unos 50 kms. en línea recta de la Base de Valdemorillo en el NW de la provincia.

A bordo, dos miembros de la tripulación y 10 brigadistas. Por causas aún desconocidas el helicóptero tuvo que realizar una toma de emergencia en pleno campo en las proximidades ya de Valdemorillo, aparentemente y según fuentes consultadas por nuestro medio, al fallar la potencia de una de las dos turbinas del helicóptero, y tras ser detectada la incidencia por la tripulación. La irregularidad del terreno, algo muy difícil de observar desde el aire, propició, según las primeros testimonios recogidos por nuestro medio, que una vez tocó tierra siguiendo el procedimiento de emergencia, el helicóptero volcara.

Fuentes de la compañía, en primer lugar han mostrado que lo más importante evidentemente es que no ha habido daños personales de gravedad, que como es preceptivo han abierto la correspondiente investigación e informado a las autoridades aeronáuticas competentes. En estos momentos están recopilando toda la información disponible, nos señalan, “para poder analizar lo ocurrido con las máximas garantías“. La pericia de la tripulación y la solidez de la aeronave nos indican fuentes que no han querido identificarse del operador, han propiciado el que no hubiera daños personales de mayor importancia afortunadamente.

Este medio ha intentado recabar información sobre lo aparecido tras producirse el accidente de recurrentes averías durante este mes, incluido un aterrizaje supuestamente de emergencia esta misma semana. La compañía señala que no puede dar credibilidad a los comentarios que aparecen fundamentalmente en las redes sociales, nos indican, hasta que no tengan el 100% de garantías de los motivos o causas concurrentes en este accidente.

Sokol del operador HASA volcado en un campo próximo a Valdemorillo (Madrid)

Por otra parte algunas fuentes consultadas sí nos han señalado la recurrencia de averías en esta misma aeronave a lo largo del último mes-hasta 6-. Sin ir más lejos, hace unas dos semanas, ésta en la que nos encontramos trágicamente termina con dos fallecidos ayer en el Embalse de Valmayor en otro accidente de helicóptero, en una operación privada-,  el helicóptero hoy accidentado tomó tierra en emergencia, con humo blanco saliendo de la zona de la turbina como muestra la imagen que encabeza este artículo.

AD ha podido saber que al cierre de esta edición, 6 de los ocupantes, 4 BOMBEROS FORESTALES y los dos miembros de la tripulación continúan hospitalizados en observación, y a la espera de los resultados de distintas pruebas como TAC o radiográficas a las que les han sometido los profesionales de la medicina, para su valoración. El preceptivo uso de cinturones de seguridad, probablemente al presionar los cuerpos de los profesionales tras el impacto, aún salvándoles de graves daños mayores, puede que haya producido lesiones menores o leves. Probablemente pasen la noche en observación, en el centro hospitalario al que fueron trasladados por medio de HEMS y ambulancias.

El colectivo de BOMBEROS FORESTALES ha manifestado su profundísima indignación tras producirse el accidente esta tarde. Fundamentalmente por el hecho según señalan, de la recurrencia de averías en este mismo helicóptero, es el motivo fundamental de dicha indignación. “Se veía venir claramente…” han declarado a nuestro medio.

Por otra parte ahora debería estar ya interviniendo la CIAIAC, algo que oficialmente tampoco está confirmado, además de no aparecer desde el pasado día 9 de julio ningún incidente o accidente en nuestro país publicado. Sin ir más lejos, probando una vez más la peligrosa ineficiencia de la “nueva” CIAIAC, el accidente de ayer sábado en Valmayor, en el que fallecían dos personas no está reflejado en la web de la Comisión en estos momentos, ni con los básicos datos preliminares. Mientras brigadistas y tripulaciones se baten bravamente para sofocar los incendios, arriesgando su vida, los aerotecnócratas que pululan por la calle Fruela, sede de la CIAIAC, ni tan siquiera son capaces de con cierto grado de eficiencia, al menos preliminarmente, ir actualizando los datos de una simple web.  Quizás en fin de semana y con el calor estival, los duros cuellos de sus de sus camisas les impidan actuar de forma al menos aparentemente eficaz.

Uno de los heridos en el accidente que tuvo lugar en Valdemorillo, se recupera en el centro hospitalario
Uno de los heridos en el accidente que tuvo lugar en Valdemorillo, se recupera en el centro hospitalario

Lo de hoy ha sido un serio aviso que felizmente no se ha convertido en tragedia, afortunadamente seguido de una nueva oportunidad para los 12 ocupantes del helicóptero, que aún tienen muy presentes tanto ellos como sus compañeros, otros accidentes en el que compañeros suyos fallecieron, como el de Alcorisa en Teruel.

Si tenemos en cuenta la precariedad laboral de brigadas helitransportadas con el riesgo añadido y materializado por este último accidente, el grado de indignación de estos profesionales ya sobrepasó el punto de ignición y se encuentra en pleno estallido.

Habrá que ver si las reuniones con la casta política de distinto signo que se han producido en los últimos meses, es capaz con este serio aviso de reconducir hacia la dignidad la impagable labor que estos profesionales realizan cada campaña de incendios en nuestro país. Aquí el sacrificio de la propia vida dejó de ser ya una metáfora en muchas ocasiones anteriores, y aunque afortunadamente hoy no tenemos que lamentar mayores males, muy probablemente por la pericia de una tripulación, simplemente esa pericia en muchas ocasiones no es suficiente para evitar tragedias…

 

 

Deja un comentario