Estados Unidos: Amplían protección del consumidor frente a aerolíneas

0

Born to buyA partir del Verano, cuando entren en vigor las reglas presentadas por las autoridades, las aerolíneas de este país deberán compensar con el doble del importe a cada pasajero que se vea forzado a cambiar su itinerario como causa de la sobreventa de boletos por la compañía. Es una de varias medidas, que apuntan a problemas del sector como las demoras de los vuelos en la losa de los aeropuertos, la pérdida de equipajes y la publicidad de precios engañosa.

La normativa, implementada el miércoles por el Departamento de Transporte de Estados Unidos, y que entrarán en vigor desde el 23 de agosto de 2011, implican que las aerolíneas que sobrevendan sus vuelos deberán pagar el doble del costo del boleto a cada pasajero que se vea obligado a modificar su itinerario por esa razón.

Las aerolíneas cuyos vuelos internacionales sean demorados no podrán mantener a los pasajeros aguardando en el avión por más de cuatro horas, a riesgo de recibir multas por 27.500 dólares. La normativa, llamada "demora en la losa" (tarmac-delay), busca evitar eventos como el de diciembre último, cuando un vuelo de Cathay Pacific Airways quedó detenido en la losa del aeropuerto JFK por casi doce horas, mientras esperaba que se despejara una pista de despegue tras una tormenta de nieve.

En el área de cobros por equipaje adicional, muy usados por las compañías para compensar el aumento de costos, se establece que esos cobros deberán ser reembolsados cuando la aerolínea pierda las maletas.

Además, las empresas no podrán excluir la información sobre impuestos y comisiones en su publicidad de precios, cobrar multas a los pasajeros que cancelan una reserva dentro de las 24 horas previas al vuelo y elevar los precios después de la compra de los pasajes.

La nueva ley también obliga a las aerolíneas a informar a los consumidores cualquier demora de más de 30 minutos.

Es una práctica común que las aerolíneas vendan más asientos que los disponibles, esperando que varios de los pasajeros no se presenten.

Cuando por esa práctica ocurre una sobreventa y el avión no es suficiente para acomodar a los clientes, las compañías ofrecen a los pasajeros afectados cambiar de vuelo a cambio de, por ejemplo, descuentos o puntos del programa de viajero frecuente. A veces, si no hay pasajeros dispuestos, se hacen cambios forzosos, que en Estados Unidos alcanzaron en 2009 una tasa de 1,23/10 mil pasajeros y de 1,09 en 2010, según el Departamento de Transporte.

"Los pasajeros tienen el derecho a ser tratados de manera justa", dijo el Secretario de Transporte, Ray LaHood, al anunciar las medidas, que, explicó, tienen el objetivo de que los usuarios reciban el trato respetuoso que merecen.

Deja un comentario