Felipe Navío apela exclusivamente la responsabilidad de los ATC en el conflicto

0

Felipe Navío, que mañana concurre a las elecciones del Colegio Oficial de Ingenieros Aeronáuticos de España (COIAE), y presidente de AECA (Asociación Española de Compañías Aéreas), no ha respetado el principio de equidad de mantenerse al margen del conflicto entre los controladores de USCA, y AENA, posicionándose en sus declaraciones claramente del lado que marcan las TASAS. Curiosamente, este representante de las compañías, arremete en jornada de reflexión, contra el colectivo ATC, sin mantener una inteligente postura equidistante entre posturas ¿por qué?.

El presidente de la Asociación Española de Compañías Aéreas (Aeca), Felipe Navío, apeló hoy a la "responsabilidad" de los controladores aéreos para mantener las negociaciones con Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), dado que "aún hay capacidad para seguir negociando".

Navío solicitó que, "vista la coyuntura económica y turística adversa" que sufre España, el colectivo continúe negociando para alcanzar un acuerdo, puesto que "quedan dos meses" hasta el vencimiento del actual convenio, que expira el próximo 31 de marzo, pese a que AENA dio hoy por rotas las negociaciones.

Además, el responsable de Aeca pidió a los controladores que "no usen a los pasajeros como rehenes en la negociación", y recordó la necesidad de reducir costes para poder mejorar las tasas de navegación aérea, un "ajuste por la crisis" que también han tenido que realizar las aerolíneas.

No es la primera vez que las aerolíneas solicitan una mayor responsabilidad a los controladores pues, tras las presuntas huelgas encubiertas en aeropuertos canarios del pasado mes de diciembre, las principales patronales del sector –entre ellas Aeca– denunciaron la "deplorable" actitud de este colectivo, y señalaron sus "elevadas retribuciones" como "principal causa" del excesivo coste de las tasas de navegación.

El presidente de AENA, Juan Ignacio Lema, dio hoy por rotas las negociaciones con los controladores ante "el bloqueo y la actitud obstruccionista y negativa" de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), a la que acusó de negociar "con mala fe" y de no haber presentado ninguna propuesta para alcanzar un acuerdo.

Tras conocerse la ruptura de las negociaciones, el ministro de Fomento, José Blanco, pidió a la Dirección General de Aviación Civil (DGAC), dependiente de su departamente, que proponga las "medidas" que considere necesarias para "garantizar de derecho de los ciudadanos a volar con total tranquilidad" durante Semana Santa.

Deja un comentario