Ferrovial se enfrenta a la inminente venta de Stansted

0

BAA, filial británica de Ferrovial, se encuentra ante la posibilidad de una inminente venta de su segundo mayor aeropuerto, el londinense de Stansted. Sobre ella pesa un mandato de Competencia para abrir el proceso el 19 de septiembre. Ahora se debate entre obedecer o apelar. (J. F. Magariño/CINCODÍAS)

La presión del organismo británico de Competencia (CC por sus siglas en inglés), con el mandato realizado el pasado mes de julio para que BAA ponga en venta dos de sus seis aeropuertos -el primero de ellos antes del 19 de septiembre-, volvió a colocar a la compañía entre la espada y la pared.

Controlada por Ferrovial, BAA está decidiendo si acata la orden o presenta recurso, una salida para la que tendría plazo hasta la citada fecha. Fuentes oficiales del grupo eludieron ayer hacer comentarios sobre la estrategia elegida: "No hablamos de procesos abiertos con la autoridad de Competencia", comentaron.

Cuando el 19 de julio se hizo público el informe de Competencia, BAA aseguró que analizaría "detenidamente la resolución" y valoraba su posible "impugnación ante los tribunales competentes".
Sin embargo, medios británicos encabezados por The Sunday Telegraph aseguran que directivos de BAA han comenzado a reunirse con bancos de inversión con la intención de diseñar la desinversión. De este modo se estaría preparando el terreno por si la hipotética apelación no sale adelante.
A partir de la colocación de Stansted, Ferrovial debería culminar el plan de ventas impuesto por la Comisión de Competencia soltando uno de sus dos aeropuertos escoceses: Edimburgo o Glasgow.

En el mercado se está especulando con una valoración de 1.200 millones de libras (unos 1.361 millones de euros) para el segundo mejor activo de BAA y tercer aeropuerto del entorno de Londres en volumen de pasajeros. Esa tasación multiplica por 14 el Ebitda de 86 millones de libras conseguido en 2010.
Al cierre del pasado ejercicio el aeropuerto alcanzó 18,6 millones de pasajeros, lo que implica una caída del 7% respecto al ejercicio 2009.


Candidatos

La prensa británica se atreve a dar nombres de posibles interesados y pone el foco en el fondo canadiense Borealis, que ha acudido al proceso de privatización de Barcelona-El Prat en alianza con Abertis. Además se cita al fondo de infraestructuras de Citi.

BAA ya traspasó Gatwick en diciembre de 2009 por 1.510 millones de libras (1.657 millones de euros de entonces). El comprador fue Global Infrastructure Partners (fondo participado por Credit Suisse y General Electric) y la operación se saldó con un impacto negativo neto en las cuentas de Ferrovial de 408 millones.

Además de mantener que sus seis aeropuertos compiten entre sí, argumento que no ha convencido nunca a la Comisión de Competencia, BAA ha venido solicitando un plazo flexible para proceder al imperativo de desinversión. El objetivo es evitar las ventas en plena crisis, con el valor de los activos afectados por menores niveles de tráfico y por la falta de liquidez en el mercado.


Pulso legal

En marzo de 2009 Competencia (CC) obliga a BAA a vender Gatwick, Stansted y un aeropuerto en Escocia.
BAA apeló en mayo de 2009 ante el Tribunal de Apelación, que pide a las partes que negocien.
La CC lleva el asunto ante la corte ordinaria, donde se respalda el mandato de venta a BAA.
El 19 de julio de este año la CC dio un plazo de tres meses para que BAA inicie sus desinversiones.

Deja un comentario