7.9 C
Madrid
enero, sábado 23, 2021

Fomento privatizará AENA en un solo bloque cuando logre beneficios

Nuestros monogáficos

(ABC-Sevilla.es/Luís M. Ontoso) 26 de abril de 2012.- Apenas un mes después de su nombramiento como ministra de Fomento, Ana Pastor anunció la que se convertiría en una de sus primeras medidas de calado: el aplazamiento de la privatización de AENA hasta «mejores tiempos». El Ejecutivo temía que el cerco constante de los mercados a la deuda pública española mermara el importe de los activos del mayor operador aeroportuario del mundo, que en 2011 prestó servicio a más de 204 millones de pasajeros.

El operador aeroportuario optará por permitir la entrada de capital privado de hasta un 49%, como establece el máximo legal permitido

Con el fin de dotar de nuevo de valor a una sociedad lastrada por una deuda superior a 14.000 millones de euros, el Gobierno optará por un «modelo de gestión en red» cuyo principal objetivo será «reducir los gastos» y lograr «un Ebitda (resultado operativo) positivo», condición necesaria para retomar el proceso «en plazo no inferior a los dos años», según fuentes de AENA.

El Ejecutivo recurrirá a varios cauces de optimización de costes -como la liberalización de las tiendas libres de impuestos y las subidas de las tarifas aeroportuarias, entre otras- para a partir de esa fecha abrir parte del capital a los inversores privados, que, previsiblemente, tendrá como tope el máximo legal permitido del 49%.

El Gobierno pondrá así sobre la mesa un sistema de gestión diametralmente opuesto al que proponía el equipo del anterior ministro, José Blanco, quien abogaba por licitar los aeropuertos por separado (con la concesión frustrada de Barajas y El Prat como máximos exponentes).

D De paso, AENA atajará también la polémica sobre el traspaso de competencias aeroportuarias desde el Estado a las comunidades autónomas, una de las exigencias en las que más hizo hincapié la Generalitat de Cataluña durante el anterior proceso de privatización. En este sentido se pueden interpretar las palabras del consejero de Territorio y Sostenibilidad catalán, Lluís Recoder, quien al poco tiempo de recibir la noticia de la suspensión de las privatizaciones reclamó que el aeropuerto barcelonés no se supedite «al paraguas de la de Barajas» y exigió «una gestión descentralizada» de estas infraestructuras. El sistema propuesto por la sociedad presidida por José Manuel Vargas se traduce en que «una única entidad» se encargará de la gestión del conjunto de los 47 aeropuertos pertenecientes a la red estatal. AENA Aeropuertos persigue, de este modo, obtener sinergias y un acceso más ágil al crédito, así como ofrecer una «calidad más elevada y homogénea» a los usuarios. «La adquisición conjunta de equipos, los costes compartidos de investigación y desarrollo, la obtención de mejores condiciones de financiación o mejores condiciones en la negociación con concesionarios comerciales son algunos ejemplos de sinergias», indica la sociedad en un informe al que ha tenido acceso este periódico.

Podría haber, sin embargo, algunas concesiones. Esta medida no será óbice para que, aunque la gestión no sea autónoma, se permita «a cada aeropuerto tener contabilidades propias y autonomía en la operativa diaria». En dicho texto, el operador recuerda que otros gestores en el extranjero también han recurrido a esta fórmula, como el alemán Fraport o el inglés BAA.

- Publicidad -

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies