“HABLAN LOS CONTROLADORES EUROPEOS”

0

atcCon motivo de la publicación del "Plan de emergencia" y del posterior Real Decreto, los llamados CONTROLADORES EUROPEOS queremos dejar constancia de lo siguiente:

1.- Expresamos nuestra sorpresa por ver incluida en la propuesta de Plan de Emergencia ante la posibilidad de una huelga por parte del personal de control de AENA, la contratación inmediata de controladores de proveedores europeos de navegación aérea, ya que ni nosotros (ni los no españoles) hemos recibido ninguna propuesta de trabajo por parte de AENA o del Gobierno español. Tenemos contratos en vigor con nuestros proveedores y los plazos estipulados no se ajustan a la realidad. En ningún caso sería posible hacerlo de forma masiva como se está informando.

2.- Aunque el objetivo de algunos de nosotros es poder desarrollar en un futuro cercano nuestra profesión en España, de ninguna manera nos prestaríamos a hacerlo en las condiciones que se están especulando, ni sustituyendo a ningún controlador en activo de AENA, ni como "controladores de bajo coste" como venimos escuchando últimamente, ya que para eso nos quedamos donde estamos. Tenemos un trabajo estable y bien remunerado, con unas condiciones laborales y sociales muy buenas, globalmente bastante parecidas a las de nuestros colegas españoles, contrariamente a como se quiere hacer creer. Nos negamos por tanto a ser utilizados para presionar al colectivo de controladores aéreos españoles, ni para desinformar a la opinión pública. No admitimos que se dude de nuestra solidaridad con nuestros compañeros controladores españoles, a los que de manera injusta se está atacando y comparando errónea aunque interesadamente con sus colegas europeos.

3.- La incorporación a la legislación española con tres años y medio de retraso con respecto a otros países europeos de la Directiva comunitaria de licencia única de controlador de tránsito aéreo a través del Real Decreto 1516/2009 de 2 de Octubre de 2009, es la causa de que no se haya podido paliar en parte la escasez actual de controladores de la que tanto se habla, que quizás hubiera evitado tener que recurrir a soluciones drásticas.

4.- Desde 2006, la aceptación de licencias de control, el reconocimiento de la experiencia y la contratación de profesionales por parte de los proveedores es un hecho en países como Reino Unido, Holanda, Bélgica, Alemania, Austria, Suiza, Dinamarca o Suecia, entre otros, y se acepta con naturalidad y siempre en proporciones razonables. Esto va en concordancia con el respeto a la libre circulación de trabajadores y el reconocimiento profesional dentro de nuestras fronteras que establece la Unión Europea en sus estatutos y leyes al respecto, siempre respetándose un proceso lógico de selección por parte del empleador y la demostración de aptitudes (profesionales, lingüísticas, etc.) por parte del trabajador. Llegado el caso nuestra intención sería incorporarnos con las mismas condiciones laborales que tengan los controladores aéreos de AENA, del mismo modo que hicieron los profesionales con licencia comunitaria que entraron a trabajar en nuestros centros de trabajo procedentes de otras dependencias de control aéreo de Europa, es labor de sindicatos y empresa el garantizarlo.

5.- Consideramos nuestra posible incorporación a la plantilla de controladores de AENA beneficiosa para todos, porque al margen de nuestra excelente preparación y probada experiencia en espacios aéreos muy complejos, también supondría un considerable ahorro en tiempo y en costes de formación y contribuiríamos positivamente a paliar en parte el déficit de profesionales del control del que llevan tiempo haciéndose eco los sindicatos de controladores, y ya parece que por fin también los responsables de organizar la navegación aérea en España.

Finalmente, hacemos una llamada a la cordura ante la alarma surgida en los últimos días y deseamos que todo se desarrolle dentro de los cauces normales que llevan a empresas y sindicatos a alcanzar acuerdos respecto a nuevas condiciones de empleo, con el deseo de poder llegar a una solución lo más beneficiosa posible para todas las partes implicadas, para el interés general y para uno de los principales motores de nuestra economía. Más aún en el mismo semestre en el que España tiene el honor de presidir la Unión Europea.

Deja un comentario