IATA, el problemático espacio aéreo en Europa, y la sostenibilidad en aviación

Los aeropuertos españoles aún no cuentan con instalaciones para el suministro de biocombustibles para aviación.

0

Madrid, SP.- El vicepresidente de IATA, Rafael Schvartzaman, pedía ayer en Madrid mejorar urgentemente el que ha denominado “problemático espacio aéreo europeo”. Problemático por estar fragmentado y ser poco eficiente desde el punto de vista de la sostenibilidad.

La intervención se producía en el X Foro Exceltur que se celebra en Madrid. Schvartzman señalaba que en el espacio aéreo europeo las rutas son excesivamente largas y a unas alturas poco óptimas para la aviación. “En Europa hemos creado un espacio común sin fronteras, pero el espacio aéreo tiene fronteras nacionales que no tienen ningún sentido”.

Habló también del tiempo que pierden los usuarios del transporte aéreo por los retrasos, vuelos demasiado largos o conexiones perdidas. Además de medioambientalmente, esto supone un gran coste económico.

El Efecto Greta

Pero el debate ultimamente se centra en las emisiones de CO2…

En representación de IATA, Schvartzman ha apuntado la necesidad de crear una industria sostenible y limpia y ha detallado que, concretamente la aviación representa el 2% de las emisiones globales de CO2.

En este sentido, ha reafirmado el compromiso de la industria con el medioambiente, con medidas como la reducción anual del 1,5% de las emisiones de los combustibles, una cifra que se ha superado alcanzando el 2,3%.

Además, ha recordado el compromiso adquirido por la industria de reducir a la mitad en 2050 las emisiones en comparación con los niveles de 2005. “Podemos estar orgullosos de estos avances pero queda mucho por hacer”, ha insistido Schvartzman.

En este sentido, ha instado a impulsar tecnologías que reduzcan el impacto y a apostar por los combustibles sostenibles, que actualmente representan el 0,1% del total y ya lo trabajan un total de 40 aerolíneas de todo el mundo.

Sobre este asunto, Schvartzman ha lamentado que los aeropuertos españoles aún no cuenten con instalaciones para el suministro de dichos combustibles.

“No creo que haya que sentir vergüenza de volar, pero tenemos que reducir las emisiones del transporte aéreo para que volar sea sostenible y creo que tenemos la estrategia correcta para conseguirlo”, ha recalcado.

Deja un comentario