Trump cederá ante las aerolíneas, y privatizará el control aéreo en 2018

NATCA favorable a la privatización como solución

0

Washington, USA.-  Donald Trump se ha propuesto privatizar el control aéreo en EEUU para 2018 según la propuesta de Presupuestos Generales para el año que viene, una reivindicación (lógicamente motivada por la presunción de abaratamiento de costes) de las aerolíneas norteamericanas que han estado presionando al respecto estos años, y ahora han encontrado un poderoso aliado.

La medida se prevé, según expertos consultados, se encontrará con la clara oposición de la comunidad de la Aviación General. Los retrocesos en el proceso de privatización del servicio ATC ha estado centrado en dos cuestiones fundamentales como son ¿quién controlará la nueva entidad que surja y cómo se financiará?

Durante años el sistema se basó en la fórmula de un Consejo de Administración directamente influenciado por las compañías en EEUU, con tasas a los pasajeros para financiar dicho sistema, así como para la Aviación General. Este trasvase a los pasajeros que pueden repercutir las aerolíneas en éstos, no es posible en Aviación General, algo que lógicamente hace que éstas se enfrenten a esta idea. Si se produce un incremento previsible, las aerolíneas lo pueden directamente repercutir en el billete.

La nueva propuesta contemplada en los Presupuestos de la Casa Blanca consiste en separar a los ATCs de su dependencia de la FAA para “crear una organización no gubernamental independiente” con la idea de mantener un sistema “más eficiente e innovador manteniendo la seguridad” Los detalles específicos sobre cómo estas nuevas eficiencias se conseguirían aún no han sido reveladas. El Administrador de la FAA Michael Huerta señaló que “no apoya la privatización”, señalando en distintos foros durante el mes pasado el “tremendo progreso que NextGen ha proporcionado a la industria en la última década”.

Las aerolíneas, con excepción de Delta, han afirmado durante años que el NextGen para actualizar el Sistema ATC de la nación está tardando demasiado en implementarse y ha costado miles de millones por encima de lo previsto. También las aerolíneas señalan que el actual Sistema ATC es el caos del sistema presupuestario federal que no parece ser capaz de garantizar el flujo constante de efectivo para apoyar la renovación de dicho Sistema.

NATCA, Asociación Nacional de Controladores de Tránsito Aéreo, por su parte, representando a 14.000 profesionales de la FAA, respalda el plan de de privatización y se queja de que la FAA no es capaz de resolver los problemas de modernización del Sistema y del personal de control aéreo.

Bill Shuster, Jefe del Comité de Transporte de la Cámara de Representantes, ya lleva un año trabajando en el tema de la privatización, y se postula como un firme aliado de la industria aérea. Muchos otros miembros del Congreso se han opuesto anteriormente a los esfuerzos para la privatización, y se espera que ahora se unan a esta lucha. Lucha que promete ser amplia y grande.

Ya se sabe en el sector que cuando EEUU estornuda, el mundo aeronáutico se constipa…

 

Deja un comentario