Indignación y rechazo al nombramiento de Rafael Catalá como Ministro de Justicia

0

(APVALVIA04155) Santiago de Compostela, SP, 24 de septiembre de 2014.- Alguien que miente, que no asume ni depura responsabilidades y que está involucrado, políticamente al menos, en el accidente de tren de alta velocidad de Santiago, no puede velar honestamente por la justicia como ministro. La Plataforma Víctimas Alvia 04155 muestra su indignación y rechazo al nombramiento de Rafael Catalá como Ministro de Justicia, por sus mentiras y sus posibles responsabilidades, políticas al menos, en un accidente que ha causado 80 muertos y más de 140 heridos.

Siendo Secretario Estado de Infraestructuras cuando ocurrió el accidente, no hizo nada por depurar responsabilidades, ni asumió para sí ninguna, sólo mintió y negó que fuera un accidente de la alta velocidad española para defender intereses económicos. Así lo expresó en una lamentable entrevista falta de humanidad, sólo 4 días después de la catástrofe, cuando aún algunas víctimas se debatían entre la vida y la muerte y muchos enterraban a sus familiares.

La Línea Ourense-Santiago es de Alta Velocidad, así figura en el BOE, en las notas de prensa del Ministerio de Fomento de los actos de inauguración de la línea y el tren, donde nos dijeron que contaba con la última tecnología y sistemas de conducción automática. Así figura también en la web de ADIF y en la revista Lineas. Y también lo han confirmado en el juzgado los peritos forenses y los testigos de Adif.

A las mentiras, se añade que en junio de 2012, siendo también Secretario de Estado de Infraestructuras Rafael Catalá, se autoriza en los trenes Alvia la desconexión del sistema de control de velocidad ERTMS “sin ningún análisis previo”. De haber estado activado el sistema ERTMS, se hubiera evitado el accidente, tal y como señalan los peritos forenses. Se tomaron decisiones que mermaron claramente la seguridad de los pasajeros, siendo uno de los responsables políticos Rafael Catalá.

No puede ser ministro de Justicia quien hasta hace unos meses tenía de forma directa o indirecta bajo su dirección a los responsables de ADIF, algunos imputados en la causa abierta por el accidente. De él también dependía RENFE y la propia Secretaría de Estado que se encarga entre otros aspectos de establecer la normativa que ha de regir en el sector ferroviario y, en particular, en la alta velocidad y la seguridad en la circulación.

Alguien que miente a las víctimas y que está políticamente involucrado en un accidente con 80 fallecidos y más de 140 heridos, por el que hay abierta una causa judicial, no puede ser el máximo responsable del Gobierno en materia de Justicia. Tememos que este nombramiento pueda interferir en el proceso judicial.

Por todo lo anterior, denunciamos y nos oponemos al nombramiento de Rafael Catalá como Ministro de Justicia, nos resulta una burla y una falta de respeto a la memoria de los fallecidos, a sus familias, a todas las víctimas del accidente y a todos los españoles.

Deja un comentario