33.4 C
Madrid
agosto, martes 9, 2022

Intolérable: Nous sommes tous des pilotes et des techniciens de l’A400M M. Brégier

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Guadalajara, SP, 1 de junio de 2015.- Lo de la soberbia gala, su falta de modestia particularmente de algunos de los directivos de Airbus, se aprecia de forma palmaria cuando uno visita cualquiera de sus instalaciones, y tiene el placer de asistir atónito al espectáculo de marketing político del que hacen gala. Pero estos asalariados de alto nivel de retribuciones del erario de los socios europeos de Airbus, distan mucho de mostrarse con la prudente modestia que debería prevalecer cuando se produce un trágico accidente aéreo con la pérdida de vidas humanas, como el sucedido en Sevilla con el A400M recientemente. Es decir, esa prudencia, visto lo visto, adolece especialmente cuando aparece algo relacionado con su «socio» minoritario llamado España, y las palabras del tal Brégier, presidente del Grupo Airbus, denotan además de la explícita falta de humanidad derivada de su falta de prudencia, al no haber concluído investigación oficial alguna, además de un fallo de cálculo, pues cómo es posible declarar ante dos medios franceses iTéle y France de forma repugnantemente insinuante, en opinión del que suscribe, es decir especula, «… bien el problema que procedía de la aplicación de estos procedimientos…», lo que en román paladino puede interpretarse claramente como que los pilotos fallecidos aplicaron incorrectamente esos procedimientos de prueba de la aeronave… En nuestro país nadie ha salido como corresponde a poner en su sitio a este máximo responsable de Airbus, ni tan siquiera nuestro Gobierno, el Ministerio de Defensa, o el de Industria, y ni que decir tiene alguien que debería haberlo hecho, por muy duro que sea tener que replicar semejante e insensible especulación. Me estoy refiriendo al español Fernando Alonso, que además de anterior responsable de los ensayos de vuelo de Airbus, además de Ingeniero Aeronáutico, es decir conocía y tenía vinculación profesional directamente con los fallecidos en el MSN023, hoy en día es presidente del Grupo Airbus en España. Aquí se está jugando con algo sagrado como es la memoria de los que no están ya entre nosotros, y con un enorme dolor como es el de sus familiares, amigos y compañeros. Es decir algo que resulta absolutamente intolerable e inadmisible. O Pilar Albiac, que aunque se juega su reciente nombramiento, persona que cuenta con gran reputación, y tambien española.

Se preguntarán, pero ¿qué es lo que ha dicho el tal Brégier?…, cuyas palabras, sumamos a las de Lahoud, que ya hablaba de fallos de montaje en la prensa alemana hace un par de días, que se ha atrevido a interferir, a buen seguro por la prevalencia de los mercados sobre la prudencia tambien, en una investigación en curso, como la que está llevando a cabo la CITAAM militar española. Pero lo de Brégier, sacando pecho con los vuelos en Toulouse (preferimos no hablar del AF447 por el respeto que nos merecen precisamente los familiares de los fallecidos hace exactamente hoy 6 años, el 1 de junio de 2009) cuando precisamente un avión entregado en Toulouse, un A330 caía al océano con 228 almas a bordo, y donde no se ha especulado por parte de ningún responsable de Airbus, afortunadamente, sobre los posibles fallos informáticos, derivados de los fallos de las sondas pitot, como la propia Air France denunciaba acusando al fabricante de «ignorar los avisos» que envió al fabricante, unas sondas cuya despreciada misión era verificar que los indicadores de velocidad de la aeronave eran correctas. La indignación sube de temperatura al releer las inapropiadas, salvajes diríamos palabras de un Brégier que debería ya estar disculpándose ante familiares, amigos y trabajadores de los fallecidos. Es más debería disculparse ante el pueblo español, puesto que aquí tambien sabemos lo que es la «grandeur espagnole», aunque seamos capaces de soportar el que el día que se entregó el primer A400M a la «Armee de l´Air» el pasado 2 de agosto de 2013, haciendo sonar sólo la Marsellesa en Sevilla, y obviando nuestro himno nacional, pese a la presencia del entonces Príncipe Felipe, hoy Rey de España. Aùn lo puede hacer con los dos heridos.. disculparse por sus palabras. Quizás su torpeza esté más relacionada con su formación en la École Polytechnique et École des Mines de París, donde no se debe, pese a la reputación del centro, incidir lo más mínimo en la autocrítica por el propio error, y en la modestia que como seres humano debe acompañarnos.

Una reflexión final. Si ha habido, como insinúa el presidente de Airbus, un error en la aplicación de los procedimientos de prueba por parte de la tripulación, quizás, tambien podría haber habido un error en el diseño de esos procedimientos, en su diseño, en su seguimiento y en su implementación no controlada, o quizás un error sistémico dentro de esta empresa al nombrar a ciertos responsables, donde no olvidemos que la presencia política es la que brilla en las más altas esferas de la misma. Como en el caso que nos ocupa. No lo olvide M.Brégier, su sueldo tambien sale del contribuyente europeo, y del español. No siga ofendiendo la memoria de algunos de los nuestros caídos en acto de servicio de forma valerosa.

Airbus achaca el accidente del A400M al procedimiento de prueba

(EFE)
El presidente del grupo Airbus, Patrice Brégier, subrayó hoy que el accidente del A400M en Sevilla no se debió a un error de concepción de este avión militar, sino que las causas fueron, bien los procedimientos de los vuelos de prueba, bien la aplicación de esos procedimientos.
Preguntado en una entrevista radio-televisada por iTélé y France Inter sobre el hecho de que una actualización intempestiva del programa informático que gestiona los motores desencadenara la avería que condujo al siniestro, Brégier destacó que «de entrada eso significa que no se cuestiona la concepción del avión».
Añadió que «hubo bien una debilidad en los procedimientos de prueba del avión», ya que la tragedia se produjo en la primera prueba de vuelo de un avión de serie, «bien un problema que procedía de la aplicación de esos procedimientos».
El «número uno» de la empresa no hizo alusión explícita a fallos en el proceso de ensamblaje en la planta de Sevilla, como sí lo había sugerido el responsable de estrategia, Marwan Lahoud, el pasado jueves en una entrevista al diario alemán Handelsblatt.
Pero su confirmación implícita de que la avería tuvo su origen en el programa informático ECU, encargado de regular la potencia de los motores en función de las señales que le envía el piloto, apunta a un error humano, probablemente a que ese programa no se cargó adecuadamente en el A400M que se estrelló.
Brégier insistió en que los equipos de la división de defensa de Airbus -de la que dependen los aviones militares- van a examinar «muy de cerca» todas esas cuestiones y recibirán de la dirección «todo (el) apoyo».
A la pregunta de si un error de ensamblaje como el que se vislumbra en el accidente de Sevilla podría ocurrir también en un avión de transporte civil, el presidente de Airbus dijo que «sacamos las consecuencias cada vez que se produce un accidente así, o incluso un incidente».
Y subrayó que «en los últimos 20 años no se ha producido ningún problema en Toulouse», donde se centralizan las pruebas de los aviones comerciales civiles.
El A400M ya había supuesto para Airbus, antes del accidente de Sevilla el pasado 9 de mayo -en el que murieron cuatro de sus empleados-, un verdadero fiasco financiero.
La prueba de ese fiasco es que en febrero pasado tuvo que establecer una nueva provisión en sus cuentas de 551 millones de euros para hacer frente a los problemas de industrialización, con «cuellos de botella» en la planta de Sevilla.
El avión siniestrado iba destinado a Turquía, que había recibido anteriormente otros dos.
Airbus ha suspendido de momento el proceso de nuevas entregas, de forma que difícilmente pondrá en manos de sus clientes los 14 que había programado en 2015, incluyendo los dos que desde comienzos de enero ya se integraron en las flotas militares del Reino Unido y Malasia.
El fabricante ha entregado hasta ahora una docena de unidades: seis a Francia, dos al Reino Unido, dos a Turquía, uno a Alemania y otro a Malasia.
Airbus ha recibido en total pedidos para 174 A400M, de los cuales 170 para los siete países que lanzaron el programa (Alemania, 53; Francia, 50; España, 27; Reino Unido, 22; Turquía, 10; Bélgica, 7, y Luxemburgo, 1) y los otros cuatro para el primer mercado de exportación, Malasia.
Reacción de CC OO
Por su parte, Comisiones Obrearas ha rechazado hoy «frontalmente» las declaraciones del responsable de estrategia de Airbus Group, Marwan Lahoud, en las que apuntaba como causas del accidente del A400M fallos de montaje en la planta de Sevilla, donde se ensambla ese avión militar.
En un comunicado, CCOO asegura que es «absolutamente lamentable» que directivos de la multinacional aeronáutica especulen abiertamente ante la prensa, y «generen confusión y descrédito para la propia compañía, así como un enorme malestar en el conjunto de los trabajadores, profundamente afectados por el proceso que están viviendo».
El sindicato critica que en un asunto «tan grave», un directivo, de forma «imprudente» y lejos del rigor que le sería exigible, «se dedique a realizar especulaciones orientadas a infundir sospechas de una forma generalizada y culpando con ello a toda una planta».
En su opinión, esto demuestra «su absoluta falta de seriedad y de responsabilidad, por muy alta que pueda ser la función que desarrolle en el seno de la compañía».
El pasado día 9 de mayo, cuatro trabajadores españoles del consorcio europeo Airbus murieron y dos resultaron heridos tras estrellarse en las cercanías del aeropuerto de Sevilla (sur) un avión militar que la empresa probaba para su posterior entrega a Turquía.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies