15.2 C
Madrid
mayo, domingo 26, 2024

Japón quiere habilitar su avión de transporte C-2 para lanzar misiles

El Ministerio de Defensa de Japón destinará un total de 3.600 millones de yenes (alrededor de 25 millones de dólares) en la adaptación del C-2 para el lanzamiento de misiles

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Alba Sanz/Aviación Digital, Sp.- El Ministerio de Defensa de Japón quiere mejorar las capacidades de defensa del país, las segundas más potentes de la región Asia-Pacífico por detrás de China, mediante la instalación de misiles de largo alcance en aviones de transporte Kawasaki C-2. Estos misiles serían utilizados tanto para defensa como para la posibilidad de llevar a cabo ataques en bases enemigas en operaciones de contraataque y no requeriría modificaciones significativas en los aviones.

La elección de utilizar un avión de transporte aéreo táctico para transportar misiles de crucero se basa en su capacidad para llevar a cabo misiones de transporte y lanzamiento de misiles de manera más efectiva que los cazas convencionales. En comparación con la mayoría de los cazas, los aviones de transporte, como el C-2, tienen la ventaja de poder transportar una mayor cantidad de misiles debido a su mayor capacidad de carga. Además, estos aviones tienen la capacidad de permanecer en el aire durante períodos más largos, lo que les brinda más tiempo para llevar a cabo misiones estratégicas.

Concretamente, el Kawasaki C-2 es un avión de transporte bimotor de largo alcance diseñado para reemplazar al antiguo C-1 en las Fuerzas de Autodefensa de Japón (JASDF). Este avión es capaz de transportar a 110 personas y puede cubrir distancias de hasta 7.600 kilómetros con una carga útil de hasta 20 toneladas. Estas características son por las que el Ministerio de Defensa de Japon cree que es adecuado para misiones de transporte de tropas, carga y suministros a larga distancia. A partir de mayo de 2022, la JASDF operaba 14 unidades de un total planificado de 22 aviones C-2.

Este enfoque podría ser beneficioso en situaciones donde se requiere una mayor capacidad de carga y resistencia para transportar y lanzar misiles a largas distancias. En esta línea, el uso de aviones de carga para esta función podría proporcionar al país nipón una capacidad más flexible y estratégica en términos de defensa y operaciones militares.

Empleo de misiles estadounidenses

Además de su función principal como avión de transporte, Japón ha convertido el segundo prototipo del C-2 en una variante especializada llamada RC-2. Esta variante es utilizada para misiones de inteligencia electrónica (ELINT), lo que implica la recolección y análisis de señales electromagnéticas para obtener información sobre capacidades y actividades enemigas.

El plan se basa en la idea de utilizar un tipo de misil que activa su motor en el aire después de haber sido lanzado desde el avión durante el vuelo. Estados Unidos también está trabajando en tecnología relacionada, por lo que las nuevas capacidades del Kawasaki C-2 podrían estar relacionadas con una colaboración estadounidense, teniendo en cuenta, además, que los misiles que serían lanzados desde el avión C-2 serían el «Joint Air-to-Surface Standoff Missile» (JASSM) de Estados Unidos.

Este misil se caracteriza por ser de largo alcance y por poder ejecutar misiones de aire-superficie, recorriendo distancias de aproximadamente 900 kilómetros. También se está desarrollando una versión lanzada desde el aire del «Tipo 12 SSM» (misil de superficie a barco) de fabricación japonesa, con un alcance de 900/1.000 km.

El sistema que Japón está considerando se asemejaría al sistema «Rapid Dragon» de Estados Unidos, utilizado por el Comando de Operaciones Especiales de la Fuerza Aérea en el avión MC-130J Commando II. El «Rapid Dragon» permite el despliegue de misiles de crucero de largo alcance desde un avión de carga utilizando procedimientos estándar de lanzamiento aéreo.

Los misiles AGM-158 JASSM y su versión de alcance extendido AGM-158B JASSM-ER son misiles de crucero guiados por GPS diseñados para evadir defensas enemigas. Pueden ser guiados con precisión incluso en condiciones climáticas adversas y en horarios nocturnos utilizando un buscador de infrarrojos en combinación con señales de GPS. Estos misiles están diseñados para encontrar y destruir objetivos de alto valor y bien defendidos.  Tras ser lanzados con éxito, los misiles AGM-158B JASSM-ER extienden sus alas y encienden su motor. Esto les permite aumentar su alcance después del lanzamiento.

El Ministerio de Defensa de Japón ha obtenido un presupuesto de 3.600 millones de yenes (alrededor de 25 millones de dólares) en gastos relacionados con este proyecto en el presupuesto fiscal de 2023. Se espera que el desarrollo a gran escala de esta iniciativa comience después de llevar a cabo investigaciones técnicas que se extenderán hasta el año fiscal 2024.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Todos los canales

Últimos artículos