32.8 C
Madrid
julio, lunes 4, 2022

La Comisión Europea investiga el Laudo y la Ley de los controladores aéreos

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

EverestEXCLUSIVA AD/Según la nota oficial del Parlamento Europeo elaborada tras la intervención de Nacho Ruipérez (en su propio nombre y como coordinador de ATC Petition) y Camilo Cela (en representación del peticionario J. M García Gil y USCA) el Parlamento Europeo, así como la Comisión Europea, han decidido abrir procesos de investigación para dirimir si el laudo y la ley que regulan las actuales condiciones laborales de los controladores aéreos son ilegales desde el punto de vista comunitario.

ATC Petition solicitó ante el PE actuaciones para velar por la seguridad aérea, la salud de los controladores y así como para clarificar el marco laboral actual de los trabajadores de control. Finalmente el Parlamento tomó la decisión de actuar en materia de seguridad aérea y de salud de los trabajadores al contrastar dudas sobre la legalidad de la regulación española con la normativa comunitaria, en particular sobre la relativa a prevención de riesgos laborales.

(debemos aclarar que no se solicitó, como dice la nota, la expulsión de España del Cielo Unico Europeo. Esto, como se puede ver en la intervención, lo solicitó la Asociación Mundial de Controladores (IFATCA) y nosotros nos limitamos a exponerlo en el pleno).

En cuanto a la negativa a actuar en el tercer punto, desde ATC Petition han querido resaltar a Aviación Digital que:

1. La solicitud de actuación ha pasado al Tribunal Europeo de Luxemburgo, procedimiento C-111/11 (Ruipérez y ATC Petition vs CE) como se resaltó en la intervención ante la Cámara.

2.La Comisión Europea, que en principio se negó a actuar en materia de salud laboral, sin embargo, ahora se retracta y dice que sí. La fuerza ejercida por 1400 controladores españoles que han querido mostrar su rechazo al exterminio que estamos sufriendo, la entega de más de 10.100 firmas de ciudadanos comunitarios, la decidida defensa efectuado por los servicios legales de ATC Petition y la actuación brillante y directa de Camilo Cela (USCA) e Ignacio Ruipérez han forzado esta nueva toma de conciencia por parte del gobierno de Europa del problema.

3.Es practicamente imposible estudiar los efectos de la nueva legislación en nuestra salud sin estudiar en qué consiste la misma. Con esto queremos decir que parece muy difícil desvincular el tema laboral, y la brutal coacción que sufren los controladores, del relativo a nuestra salud y a la seguridad aérea.


En las reuniones mantenidas con europarlamentarios los controladores han insistido sobre el hecho de que nunca jamás, desde el día 5 de febrero, AENA y Fomento han respetado la legislación aplicable. No se debería ejercer acción punitiva de clase alguna contra un contralador forzado a trabajar sin respeto a la normativa europea aplicable sobre seguridad y salud laboral. La jerarquía normativa impone la primacía de la norma europea y las institiuciones europeas sobre las internas en caso de colisión – tal y como asegura la redacción de la Constitución Española tras la modificación efectuada en la misma con vista a la adhesión de España a la UE-.

Comunicado de prensa – 15 de junio de 2011 del Parlamento Europeo
Los eurodiputados mantienen parcialmente abiertas las quejas de los
controladores aéreos españoles

Peticiones

La comisión de Peticiones ha decido este mantener parcialmente abiertas dos quejas sobre la situación de los controladores en España. Los eurodiputados han optado por cerrar la cuestión referida a las nuevas condiciones laborales de los controladores, en línea con la respuesta de la Comisión Europea, que ha declarado que no hay indicios de infracción de la normativa comunitaria.

Por otra parte, la comisión de Peticiones ha mantenido abierta la parte referida a la seguridad aérea en España. Esta cuestión será remitida a la comisión de Transporte del PE para que la analice.


Las quejas de los peticionarios, ambos controladores, se han centrado en el perjuicio que ha supuesto el cambio de la normativa que regula las condiciones laborales de este sector en España y sus efectos sobre la seguridad aérea del país. Según los peticionarios, la situación se ha degradado causando un aumento de los incidentes aéreos. Por ello, han pedido la exclusión del espacio aéreo español del cielo único europeo.

Condiciones laborales

Los peticionarios acusaron a las autoridades españolas de no respetar la normativa laboral europea. Ignacio Ruipérez reclamó que se restablezca la legalidad europea en el desempeño de las funciones de los controladores, que se introduzca una vigilancia especial de los riesgos en el "cielo único europeo" y una acción del Parlamento Europeo que ponga fin al "estado de coacción y acoso" del que, según consideró, son víctimas los controladores españoles.

Por su parte, Camilo Elizagarte negó la falta de productividad de los controladores españoles que, dijo, se ha esgrimido como argumento para cambiar sus condiciones laborales. Acusó a la Agencia Española de Navegación Aérea (AENA) de haber enviado durante años datos "falsos" a Eurocontrol con el objetivo de que el cálculo de productividad por controlador saliera inferior a la real.

Lamentó también que los controladores españoles hayan sufrido, a su juicio, una campaña de prensa en su contra en la que se las ha tildado de "chantajistas, ladrones y secuestradores" y que ha promovido la idea de que trabajan "menos que nadie en Europa" cuando, aseguró, los españoles son "los controladores que más horas trabajamos" en el continente. De hecho, Eligazarte afirmó que el verdadero problema es la falta de controladores en España.

Seguridad aérea

Ruiperez añadió que en estas condiciones, no se puede asegurar la seguridad del espacio aéreo español, por lo que pidió la "expulsión" de España del cielo único europeo.

Igualmente, recalcó que con el cambio de la legislación "no se ha producido una mayor eficiencia y eficacia, sino un aumento del conflicto, del número de controladores que se encuentran en tratamiento médico – especialmente psicológico- y de las pérdidas que asumen las compañías aéreas por las demoras" que, aseguró, pasaron de 900.000 minutos en 2009 a 5.000.000 en 2010.

El peticionario dijo que se ha dado un "inquietante" aumento -hasta un 96 por ciento- de los incidentes aéreos en los aeropuertos españoles en 2010. Señaló que ese año en Reino Unido, con 2.100.000 movimientos anuales, no se dio ningún incidente y en Alemania, con 2.700.000 movimientos, se dieron 4 incidentes de tipo A (los más graves que implican que el piloto ejecute un "movimiento de evasión" para evitar una colisión) y 3 de tipo B. En España, en ese mismo periodo y con 1.711.000 movimientos, se habrían dado 47 incidentes de tipo A y 95 de tipo B. "Hemos puesto a 20.000 personas al borde de una catástrofe aérea", advirtió el peticionario.

Respuesta de la CE

El representante de la Comisión Europea (CE) explicó que el Ejecutivo europeo ya ha publicado dos comunicaciones sobre esta cuestión, en la que se detallan los motivos por los que las quejas de los peticionarios referidas a la situación laboral no son competencia europea, sino de las autoridades y tribunales españoles. "En cuanto a la jornada laboral hemos concluido que no hay incompatibilidad alguna" con las normativas europeas, explicó.

En cambio, los asuntos que conciernen a la salud de los controladores y a la seguridad aérea sí pueden recaer sobre la UE, por lo que la Comisión Europea los estudiará junto a los nuevos datos aportados por los peticionarios y el nuevo laudo del 9 de marzo.

Intervenciones de los eurodiputados

Carlos ITURGÁIZ (PPE) señaló que queda claro que ante la respuesta de la CE y el Laudo, el tema laboral "se tiene que arreglar en España y los jueces españoles deben dirimir al respecto". Por otra parte, señaló que los datos son "alarmantes" que demuestran, según los controladores, "una falta de seguridad en el cielo español y por tanto en el europeo". Ante estas "acusaciones muy graves", pidió a la CE que estudie la cuestión de la seguridad.

Miguel Ángel MARTÍNEZ (Socialistas y Demócratas) dijo que "parece que no se entiende lo que es la Comisión de Peticiones del PE, que no es un tribunal". "Esto no es la Puerta del Sol" señaló. Señaló que en el informe donde se incluyen los datos aportados por los peticionarios también se dice que las cifras no son fiables como para establecer tendencias en base a ellas. Por ello afirmó que "algunas de las afirmaciones hechas aquí son cuando menos alarmistas, temerarias, infundadas e irresponsables. Y potencialmente muy perjudiciales para los intereses" de España.

Willy MEYER (Izquierda Unitaria Europea) respaldó que se mantuviera abierta la petición a la espera de contrastar la información sobre la seguridad aérea. "No dudo de la información que se ha dado, pero creo que es importante que la petición quede abierta en el aspecto de seguridad aérea y que nos permita llevar a cabo un debate contrastado en este aspecto".

Philippe BOULLAND (PPE, Francia) opinó que hay que mantener abierta esta petición para profundizar en los datos de Eurocontrol. Boulland, que recordó que es piloto de profesión, recalcó que ésta trata dos temas importantes, la salud de los controladores y la seguridad de todos los ciudadanos europeos que cruzan el cielo único.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies