La Guardia Civil admite que no motivó el despido del TCP de Iberia Patxi Zamora

Aviaciondigit@l

0

Pamplona, SP.- Flaco favor hace a la abnegada labor y la excelente imagen de la Guardia Civil en España, un comportamiento arbitrario en la aplicación de sus obligaciones, cuando un mando reconoce en Sede Judicial, que “no motivó” el Informe que implicó una decisión que afectó al ciudadano Patxi Zamora, despedido de Iberia dado que se le denegaba el acceso, puesto que la norma no obliga a ello. Esto evidentemente no puede, ni debe ser así.

Finalmente con esa declaración, según la organización de consumidores Kontuz, queda acreditado que “la decisión fue tomada por la Guardia Civil”, única y exclusivamente, lo que abre la puerta a la admisión y casación del Contencioso-Administrativo planteado. El pasado martes un Comandante de la Guardia Civil respondía a las preguntas de los abogados de Kontuz en la Audiencia de Navarra, señalando que “reconocía que el Informe de la Guardia Civil, pese a no estar motivado, era vinculante para entregar o denegar la documentación necesaria a Zamora para trabajar con normalidad (como TCP) en los aeropuertos españoles”.

Declaración del Comandante de la Guardia Civil en la que reconoce la falta de motivación del Informe sobre la aptitud de Patxi Zamora que le supuso el improcedente despido como TCP de Iberia

De esta manera se desacarga la responsabilidad jurídica tanto para AENA, como a Iberia, según Kontuz, organización de la que Patxi Zamora era portavoz. Ahora la pelota de dicha responsabilidad directamente impacta en el Instituto Armado, en el despido de éste trabajador de intachable trayectoria profesional durante más de 30 años en la compañía aérea, algo que han reconocido desde el primer momento sus propios compañeros, e incluso en off, desde la compañía.

Kontuz ha decidido acabar con la demanda a AENA, que ahora, y no antes, en el momento que hubiera sido más necesario para salvaguardar los derechos del trabajador, ha comunicado a la organización de consumidores reconoce no tener ningún problema para tramitar la documentación de Zamora.

Iberia por su parte mantiene “la misma postura” ya que en su propia web reconocía “no poder mantener a Zamora en plantilla” al no contar “con el permiso que necesita para acceder a las zonas restringidas del aeropuerto”, además de reconocer tambien en Sede Judicial la improcedencia de su despido “debido exclusivamente a motivos formales”.

El Comandante tampoco dió explicaciones dos años después del despido de Zamora para esa declaración de no apto para el acesso a determinadas zonas restringidas aeroportuarias, lo que implicaba el no poder acceder a su puesto de trabajo, señalándose desde Kontuz que se trataría de una “caza de brujas” que situó a Zamora en “absoluta indefensión”, pese a carecer de antecedentes policiales y/o penales que lo justificaran durante más de 31 años de tarbajo.

Por eso se tacha de una medida arbitraria, aplicada por la unidad, bajo las órdenes de uno o varios mandos de la Guardia Civil, y desde Kontuz finalmente señalan que “alguien tomó la decisión de que se procediera al despido de Zamora y lo ha hecho utilizando a la Guardia Civil”.

El Ministro Marlasca tiene ahora una oportunidad de oro para depurar las responsabilidades directas por esta en opinión de Kontuz clara arbitrariedad, y de paso, limpiar el buen nombre de la Guardia Civil, cuya labora encomiable no debe ser manchada por un comportamiento más propio de otras épocas en las que lo arbitrario se aplicaba como Norma o Ley por el instrumento del Estado para aplicar correctamente la Ley. No para juzgar arbitrariamente basándose en los prejuicios.

En enero de 2018 en AD ya nos cuestionábamos si se trataba de un despido arbitrario… Algo que ahora confirmó el propio mando implicado. En ese momento alguien en la Guardia Civil señaló que “Patxi Zamora no va a volver a volar en la vida…”

De nuevo las denuncias sobre corrupción, en este caso en Caja Navarra, parecen haber estado detrás de una represalia, cuya gravedad está centrada en un uso para ese fin de la Guardia Civil…

El 10 de febrero de 2017 aparece en el BOE el Anexo sobre la Parte Pública del Plan Programa Nacional de Seguridad de la Aviación Civil, que curiosamente aparece “inspirado” por la entonces Secretaria General de Transportes, Carmen Librero, cuyo objetivo es:

1.1 Objetivo del Programa.

Resolución de 10 de febrero de 2017, de la Secretaría General de Transporte, por la que se aprueba la actualización de la parte pública del Programa Nacional de Seguridad para la Aviación Civil.protección y salvaguarda de los pasajeros, tripulaciones, público, personal de tierra, aeronaves, aeropuertos y sus instalaciones, frente a actos de interferencia ilícita, perpetrados en tierra o en aire, preservando la regularidad y eficiencia del tránsito aéreo nacional e internacional en el Estado español y su espacio aéreo.

Extracto del BOE en el que aparece la idoneidad para el acceso a las ZRS de los aeropuertos
EL COMANDANTE DE LA GUARDIA CIVIL RECONOCE EN SEDE JUDICIAL QUE NO MOTIVÓ EL DESPIDO DEL PORTAVOZ DE KONTUZ, PATXI ZAMORA (NP KONTUZ)
El mando responsable del informe que precipitó el despido reconoce que no lo hizo porque “la norma” no le obliga
“La norma no dice nada acerca de la motivación”. Con estas palabras, remitidas por escrito ante el juzgado no 6 de la sala Civil de la Audiencia navarra, el Comandante de la Guardia Civil que firmó el informe que, a la postre, precipitó el despido del portavoz de Kontuz, Patxi Zamora, trata de exculparse a sí mismo y al instituto armado de la responsabilidad de estos hechos. El mando, cuya unidad es la responsable de declarar a Zamora como “no apto” para acceder adeterminadas zonas restringidas de los aeropuertos españoles, reconoce por escrito ante el juez que no motivó esa declaración ni ante el operador público de aeropuertos, ni ante la empresa en la que trabajaba Zamora (Iberia) aunque esa calificación, de facto, impidiera al portavoz de Kontuz ejercer con normalidad su trabajo como auxiliar de vuelo. Pero no solo eso, es que el comandante de la Guardia Civil, con número de placa N00539F, tampoco da explicaciones ante el juez sobre las razones en las que sustenta ese “no apto”, razones que a día de hoy y dos años después del despido, el afectado desconoce.Con esta declaración ante el juez de lo Civil, se confirma lo denunciado por Kontuz desde el comienzo de esta caza de brujas: la absoluta indefensión en la que el dictamen de la Guardia Civil dejó al portavoz de Kontuz cuando, y según ha quedado acreditado en sede judicial y administrativa, Zamora carece de
antecedentes penales y/o policiales que justificaran tal calificación o sanciones administrativas o laborales durante 31 años que pudieran motivarla. La sala del Contencioso del Tribunal Supremo en abril de 2012 sentenciaba que “la motivación es un requisito no sólo de forma sino también de fondo e indispensable… y si se omite, puede generar la indefensión prohibida por el art. 24.1 de la Constitución”, alegan los abogados de Kontuz.
El mando de la Guardia Civil, que supuestamente debe conocer estas normativas, obvia que la motivación de un acto administrativo como la calificación requerida es una garantía en contra de la arbitrariedad:“La motivación no consiste ni puede consistir (…) en una mera declaración de conocimiento…sino que ésta ha de ser la conclusión de una argumentación ajustada al tema en litigio, para que el interesado, los órganos judiciales superiores y también los ciudadanos, puedan conocer el fundamento de las resoluciones”. Se convierte así en una garantía esencial para que no sea “el fruto de la arbitrariedad” argumentan los servicios jurídicos de Kontuz citando la sentencia del Tribunal Constitucional 77/2000, de 23 de Marzo de 2000. Esta
situación demuestra nuestra denuncia de que “alguien” tomó la decisión de que se procediera al despido de Zamora y lo ha hecho utilizando a la Guardia Civil.La denuncia sigue adelante en el Supremo y en EuropaEl pasado martes la asociación de consumidores tuvo acceso a las respuestas de este Comandante a las preguntas realizadas por escrito por los abogados de Kontuz en el transcurso del proceso abierto en el juzgado no 6 de lo Civil de la Audiencia de Navarra. Entre esas respuestas, el mando reconocía que el informe de la Guardia Civil, pese a no estar motivado, era “vinculante” para entregar o denegar la documentación necesaria a Zamora para trabajar con normalidad en los aeropuertos españoles. Esta declaración, de facto, descarga de responsabilidad jurídica tanto al operador público de aeropuertos (AENA) como a la empresa para la que trabajaba el portavoz de Kontuz (Iberia), a las que las propias Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado exigen que su personal tenga la declaración de apto que la Guardia Civil no motiva.Estamos consiguiendo cerrar frentes judiciales, a los que nos vimos abocados para confirmar la responsabilidad de la Guardia Civil en el despido, que está ya totalmente clara con estas declaraciones ante el juzgado, de forma que hemos decidido acabar con la demanda contra AENA, empresa que nos comunica no
tener ningún problema para tramitar la documentación de Zamora, aclara Kontuz. La misma postura que la compañía Iberia quien, en su página web oficial reconocía no poder mantener a Zamora en plantilla “porque no puede hacer su trabajo, ya que no cuenta con el permiso que necesita para acceder a las zonas restringidas del aeropuerto” y que, además, ante los tribunales, confirmó la “improcedencia del despido, debido exclusivamente a motivos formales”.

A partir de ahora, habiendo quedado claro que la decisión fue tomada por la Guardia Civil, sigue abierta nuestra denuncia por la vía Contencioso- Administrativa a la espera de que el Tribunal Supremo resuelva el recurso de Casación presentado, sin olvidar otras iniciativas ya puestas en marcha en el ámbito europeo

Deja un comentario