9.8 C
Madrid
marzo, miércoles 3, 2021

La sonda de Emiratos llega a Marte antes que la de China y la de Estados Unidos

Nuestros monogáficos

- Publicidad -

Atalayar.- Se amontonan los envíos al Planeta Rojo: el 9 de febrero llega la emiratí Al Amal, el 10 la china Tianwen-1 y el 18 la norteamericana Mars 2020. A lo largo del presente mes de febrero llegarán a la órbita de Marte las tres sondas espaciales que despegaron en la segunda quincena de julio desde Japón, China y Estados UnidosEs la primera vez que tres países compiten durante el mismo periodo de tiempo por alcanzar el último planeta rocoso del Sistema Solar.

La primera astronave en entrar bajo la interacción del Planeta Rojo será la astronave emiratí Al Amal ‒que en español significa “Esperanza”‒, que partió desde la base espacial japonesa de Tanegashima el 19 de julio pasado. Los técnicos que día y noche efectúan su seguimiento y control desde Dubái y desde las estaciones de la Red de Espacio Profundo de la Administración Nacional de la Aeronáutica y el Espacio (en Robledo de Chavela (Madrid), Canberra (Australia) y Goldstone (California) han calculado que alcanzará la órbita del Planeta Rojo el martes, 9 de febrero, a las 16:42, hora peninsular española.

En ese momento Emiratos se convertirá en la primera nación árabe en haber logrado llegar a otro planeta, hito que va a representar el comienzo de las celebraciones oficiales para conmemorar el 50 aniversario de la independencia de la nación. Mientras en el país del Golfo se prodigarán los festejos, los tres instrumentos a bordo de Al Amal serán puestos en acción para que capten datos de la actual atmosfera marciana. Gracias a la información obtenida, “los investigadores podrán comprender mejor los cambios de estación que ocurren en Marte tras perder su densa atmósfera de hace 4.000 millones de años”, explica Sarah Al Amiri, responsable científica de la misión.

La telemetría que ofrece en directo el Centro Espacial Mohammed Bin Rashid de Dubái a las indica que Al Amal viaja a una velocidad de 78.828 kilómetros por hora, ya ha cubierto más de 464 millones de kilómetros y le quedan por recorrer 16 millones de kilómetros, distancia que se reduce cada instante que transcurre, al mismo tiempo que se frena de forma progresiva la velocidad de la sonda.

La segunda sonda que tras siete meses de viaje por el cosmos logrará su objetivo será la china Tianwen-1. Ya se encuentra en pleno proceso de desaceleración de su velocidad, puesto que entrará bajo la influencia de nuestro vecino planeta el 10 de febrero, a una hora que las autoridades chinas todavía no han autorizado difundir.

Un mismo destino con tres distintas finalidades

Y la tercera en conseguirlo será la misión norteamericana Mars2020, en cuyo interior viaja un vehículo todo terreno repleto de tecnología de vanguardia. Bautizado Perseverance, su descenso sobre el Planeta Rojo está programado para el 18 de febrero. Uno de los equipos que viajan a bordo es una sofisticada estación meteorológica española llamada MEDA, que es el resultado de la estrecha colaboración entre el Centro de Astrobiología y la industria espacial nacional.

Los modos de actuar y las finalidades de las tres misiones son diferentes. Al Amal permanecerá dando vueltas alrededor de Marte durante dos años. En ese tiempo, adquirirá en torno a un millar de GB de datos, que enviará a la tierra para que más de dos centenares de instituciones académicas y científicas de todo el mundo puedan disponer de forma gratuita de una completa visión de la atmósfera marciana.

En cambio, las misiones de China y Estados Unidos son muy distintas a la de Emiratos, incluso entre ellas dos. Tianwen-1 es el primer asalto chino a Marte y la primera misión espacial mundial que pretende conseguir de forma simultanea tres grandes metas sobre un mismo cuerpo celeste: estudiar un astro desde su órbita, posar un módulo sobre su superficie y desplegar un vehículo todo terreno para efectuar investigaciones científicas in situ.

Para conseguir todos los retos a los que se va a enfrentar la expedición, la astronave de la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA) consta de un orbitador y una cápsula de descenso. Una vez alcance la órbita del Planeta Rojo dentro de diez días, dará vueltas a su alrededor durante unos dos meses. En ese tiempo, los técnicos del Centro de Control de Pekín deberán elegir el lugar exacto donde posar la capsula de descenso que encierra un módulo de superficie.

En su interior viaja un vehículo todo terreno, que debe rodar por el suelo marciano el próximo mes de mayo sobre una gran llanura conocida como Utopía Planitia, una zona de impacto identificada como la mayor del sistema solar. Si la misión Tianwen-1 consigue su objetivo final, China se convertirá en el tercer país en lograrlo. El rover cuenta un radar para detectar bolsas de agua subterráneas que puedan contener signos de vida pasada o presente vida. 

La NASA envía el primer helicóptero más allá de la Tierra

El proyecto de la NASA es la Mars2020, la undécima misión que Estados Unidos envía al Planeta Rojo. Al igual que en el caso de la china Tianwen-1, dentro de su coraza protectora viaja un vehículo todo terreno de seis ruedas motrices (Perseverance), que también está equipado para detectar signos de vida extraterrestre.

El rover Perseverance cuenta con una taladradora para escanear y perforar el suelo marciano en busca de signos de vida extraterrestre. También incorpora un mini helicóptero de tan solo 1,8 kilos llamado Ingenuity, que lleva fijado en su parte inferior. Dotado con una potente cámara, los técnicos en tierra lo harán sobrevolar sobre el cráter Jezero, un lugar donde los científicos consideran que en el pasado pudo existir un lago.

La profesora Katie Stack, una de las científicas más importantes de la misión, asegura que Perseverance es “el laboratorio robótico más sofisticado enviado hasta el momento a cualquier astro del Universo”. El motivo es que tiene que responder a la gran cuestión de si existen signos de vida microbiana pasada en Marte. Dos sofisticados instrumentos van a resultar claves en la investigación: SHERLOC, un detector de materia orgánica y minerales; y PIXL, que va a analizar con gran grado de detalle la composición química de las rocas y sedimentos capturados..

Las tres expediciones marcianas aprovechan la misma ventana temporal, cuando la trayectoria que describe Marte alrededor del Sol pasa cerca de la Tierra, lo que disminuye la duración del viaje, la energía necesaria para el lanzamiento y, en consecuencia, las altas inversiones que supone cualquier despegue con destino al Planeta Rojo.

Las misiones Al Amal, Tianwen-1 y Mars2020 totalizan 48 expediciones enviadas a la exploración de Marte, de las que tan solo 17 hasta el momento han obtenido el éxito, lo que da idea de las dificultades. El primer intento ocurrió en octubre de 1960. Rusia ‒entonces la Unión Soviética‒ intentó alcanzar Marte con la sonda Mars 1 de 2 toneladas, pero el lanzador Soyuz en el que viajaba se desvió de su trayectoria a los pocos minutos de su despegue y fue destruido en pleno vuelo.

SourceAtalayar
- Publicidad -

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies