LLamazares pregunta al Gobierno sobre las persecuciones a los controladores en su ámbito privado

0

Guadalajara, SP, 7 de noviembre de

2013. Gaspar Llamazares (IU), de nuevo se interesa en una pregunta al Gobierno por una nueva actuación de acoso, e intento de derribo, de un profesional del control aéreo español, experto esa materia, por parte de AENA, y textualmente pregunta sobre las "Medidas que el Gobierno piensa tomar para poner freno a la manía persecutoria de AENA contra sus empleados"

Esta historia surge a partir de que un controlador aéreo en su Blog privado, y con acceso privado autorizado por él al mismo, es acusado y demandado por AENA de estar vertiendo información supuestamente confidencial sobre control aéreo. Pero es que además, le pide al juez que les "auxilie", algo así como que les ampare, preguntando a nada menos que a Google para que le informe y viole la confidencialidad del contenido de este Blog PRIVADO, y ya que estamos, pues se valore si le demanda o no definitvamente.


Todo esto se podría inscribir dentro de los delirios continuados y prepotentes de esta empresa quebrada por la nefasta gestión a la que estamos acostumbrados, sino fuera porque este "malévolo" personaje fuera un profesional como la copa de un pino. Hecho éste reconocido por la propia AENA. Además este profesional señala que no sólo no ha sido desleal a su compañía, sino que jamás ha divulgado información "sensible" en su Blog, recordamos que privado, y al que se accede única y exclusivamente por invitación expresa de su propietario.

Es como si cualquiera de nosotros en una conversación particular, en nuestra casa, en este caso por medio de un Blog no abierto al público general, cuando somos invitados, pongamos a caer de un burro a quien nos parezca oportuno. Se imaginan que a alguien se le ocurriera pedirle a un juez que viole nuestra privacidad, y dentro de ésta, el derecho constitucional a expresarnos de la forma que nos parezca más conveniente. Pues algo así, es lo que pretende esta empresa pública, con el ligero matiz de que lo hace con una cohorte de abogados, nada menos que 28 en plantilla, que pagamos todos nosotros. Disparando con pólvora de rey. Es decir, gastando la pólvora en este tipo de cuestiones, cuando lo que se puede deducir, con este intento es algo mucho más oscuro y turbio. Lo que puede que les preocupe a algunos, es si existe circulando una información sensible que pueda desenmascarar, no asuntos sensibles, por ejemplo, relacionados con la vulnerabilidad sobre la seguridad en ese Ente. Quizás a lo que se tema más que a un nublado, sea a que esa información pudiera llegar a algún medio, y se desenmascare lo que en el Ente ha podido estar sucediendo, con la seguridad aérea o con los dineros volatilizados supuestamente, por ejemplo. Es una suposición, absolutamente opinativa. Es una hipótesis de esas que hacen que en las redacciones nos pongamos a trabajar como locos. ¿Me entienden claro?. Pero nervios hay en algunas instancias. Muy probablemente se trate de pasar al ataque, antes de que la tormenta estalle.

Pero al ritmo que están ultimamente moviendo los acontecimientos, y las preguntas, nuestros Sres. Diputados, muy probablemente, se esté armando la marimorena con la cuestión de la quiebra del Ente, y la posibilidad de que comiencen a aparecer sus responsables. Eso sí, bien mezclado el cóctel con la actual fiebre de privatización, para aumentar la presión a la olla.

Pero Llamazares se centra en lo de los dineros públicos claro. Como es su obligación. Hace alusión a aquella información que publicábamos sobre los gastos en pleitos laborales, 1875 en menos de tres años, y en los gastos de los 28 abogados de plantilla propia o ajena (casi un millón de euros) repartidos en 12 despachos, con el apoyo inestimable de la Abogacía del Estado, cuando haya sido requerida.

Llamazares pregunta sobre las medidas para frenar la manía persecutoria de AENA contra sus trabajadores. Califica de despilfarro de caudales públicos de AENA en pleitos. Los motivos por los que se le ocurre plantear una demanda laboral PREVENTIVA contra un empleado por informaciones vertidas en su BLOG PRIVADO. Y finalmente, le pide al Gobierno que justifique la palurda, absurda y estúpida petición a Google de violar la privacidad de un ciudadano español. Claro que Google, ante semejante palurdez, absurdez y estupidez, podría remitir a Google USA, ya que en España sólo se ocupan de temas comerciales, para ver si tras una comisión rogatoria acceden a semejante e inimaginable majadería por una cuestión del ámbito privado de un ciudadano de nuestro país.

Sr.Llamazares, pregunte Vd., si tiene a bien, por cómo se perfila profesionalmente, a los gestores de este Ente que toman decisiones como DEMANDAR PREVENTIVAMENTE a un trabajador, por una cuestión exclusivamente en su ámbito privado. Quizás, si consigue una respuesta a ésto, cambie su calificación de manía persecutoria, en abstracto, por la enfermedad psiquiátrica que se esconde tras ese uso popular de una dolencia psíquica determinada.

Deja un comentario