15.2 C
Madrid
mayo, domingo 26, 2024

Pablo De la Cruz, CEO de Anzen: «volar en taxi aéreo será 20 euros más caro que viajar en taxi»

Entrevistamos al CEO de Anzen Aerospace Engineering, Pablo De la Cruz, quien ha sido nombrado por la revista Forbes como uno de los jóvenes más influyentes dentro de sus sectores de actividad

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Alba Sanz/Aviación Digital, Sp.- Pablo De la Cruz me recibe en la sede de la empresa Anzen Aerospace Engineering, en Madrid, de la que actualmente es el CEO. De la Cruz comenzó con apenas 18 años sus estudios en una formación profesional de mecánica de aviones. Ahora, diez años después ha logrado convertirse en CEO de una empresa que ha conseguido facturar 3 millones de euros en el año 2023 tras ser líder en servicios de ingeniería especializada RAMS (fiabilidad, disponibilidad, mantenibilidad y seguridad, por sus siglas en inglés), ofreciendo sus servicios tanto a la aviación comercial como al sector de Defensa y al ámbito aeroespacial.

La idea de Anzen surge cuando De la Cruz se encontraba trabajando en la parte de Safety de Airbus como consultor. «Conocí a otros compañeros que eran consultores y que tenían muchísima experiencia técnica. Lo que se creó fue un equipo inicial que tenía diferentes capacidades», explica. «Vimos entre todos que había una oportunidad de mercado muy interesante dentro de las actividades de Safety. Por un lado porque cada vez la ingeniería es más compleja y los sistemas son más avanzados, por lo que tienes que dedicar más tiempo a demostrar que este sistema es seguro , lo que iba a incrementar la carga de trabajo y, por otro lado, las autoridades de certificación cada vez eran (y están siendo) más estrictas».

«Lo que conseguimos inicialmente fue el soporte de la Agencia Espacial europea que eso nos dio cierto soporte en la estructura y nos validó la idea», explica. «Les presentamos un plan de proyecto y les interesó. Cuando entras en ese círculo comienzas a recibir diferentes soportes de instituciones que ayudan al emprendimiento en el sector. A partir de ahí ya conseguimos diferentes clientes internacionales como en Estados Unidos o Suiza».

Dificultad por abrirse camino en España

De hecho, el motivo del por qué Anzen tuvo que comenzar con clientes en el ámbito internacional ocurrió debido a que en España no encontró ese posicionamiento. «Como dicen, nadie es profeta en su tierra. Muchas veces dentro de esta industria a nivel nacional no te consideran hasta que el resto de empresas no te validan», lamenta De la Cruz.

En la aviación comercial, explica, «las autoridades de certificación te exigen que los aviones cumplan una normativa en seguridad, es decir, saber matemáticamente cuántas probabilidades hay de que haya un accidente. Nosotros analizamos la arquitectura del sistema, porque vamos viendo cómo las tarjetas electrónicas puede fallar tanto a nivel cuantitativo como cualitativo y cuando presentamos nuestros servicios a nivel internacional confiaron en nosotros».

Participación en el proyecto espacial «Ariel»

Además de este tipo de análisis de seguridad, Anzen opera en otras verticales en las que mantiene, del mismo modo, un importante peso en la industria internacional y nacional. De hecho, Anzen firmó el pasado mes de agosto un contrato con Airbus y la Agencia Espacial Europea en la que se comprometía a aportar sus servicios en el proyecto Ariel, un proyecto muy ambicioso que pretende investigar cómo se produjo la creación de planetas y exoplanetas.

Así, con este contrato «Anzen colaborará con la ESA y con Airbus en revisar toda la documentación que tendrán sus suministradores para ver que lo que les están aportando sea seguro y que estos trámites estén bien hechos por lo que contribuiremos a asegurar el funcionamiento de la misión», indica De la Cruz.

Defensa y seguridad en el espacio

Además del espacio, Defensa ocupa un papel trascendental dentro de la empresa. De la Cruz explica que su empresa «a nivel de facturación global, destinamos el 30% a la defensa. De hecho defensa y el sector aeronáutica este my ligados. No tiene sentido trabajar en aviación civil y no militar porque al final te vas a cruzar», añade.

«No hay empresas especializadas que tengan la capacidad de ingeniería que tenemos nosotros en defensa y en espacio» afirma. «El tipo de actividad que ofrecemos para este servicio es muy similar. Al final cuando tiene una aeronave militar tienes que analizar lo que analizarías en una aeronave tradicional y adicionalmente los sistemas de defensa que se han integrado como por ejemplo en un dron».

«En España hay muchos más fabricantes de drones que de aeronaves militares por lo que nuestra presencia en las aeronaves no tripuladas es bastante fuerte», afirma.

Volar desde tu casa hasta el aeropuerto

Además de drones, Anzen también participa en la certificación de la seguridad de los evtol, un aeronave de menor tamaño que tendría la capacidad de transportar a un número reducido de personas por la ciudad, cumpliendo una función de «taxi aéreo». Para este ingeniero se espera que los evtol pilotados, es decir, los taxis aéreos, «puedan entrar en servicio el año que viene. De hecho, en los juegos olímpicos de Francia se espera que pueda haber ya taxis aéreos».

«Los sistemas de certificación de estas aeronaves están ya super avanzados y la entrada de servicio va a ser de aqui a un par de años. Habrá que ver en España como se adapta la regulación. Se espera que estos taxis aéreos funciones a través de un aplicación desde donde los puedes pedir. Son eléctricos por lo que contaminarían menos y con ellos consigues congestionar la ciudad en cuanto a atascos», explica.

En cuanto a los precios, De la Cruz afirma que «se está barajando que sean 20 euros más que un servicio de taxi. Están invirtiendo miles de millones de euros ahí», añade. De hecho en su empresa tienen a «un equipo de ocho personas trabajando en el taxi aéreo de Estados Unidos que espera poder ser 100% autónomo».

Con vistas al futuro

A pesar de la juventud tanto de su CEO como de Anzen, De la Cruz lo tiene claro: el objetivo empresarial consiste en seguir haciéndose fuertes en el sector a través del continuo crecimiento. «La empresa ha crecido sin nigún tipo de inversión externa. Ha sido por los proyectos que hemos conseguido. Ha sido un crecimiento rápido pero muy estructurado, consiguiendo generar beneficios el año pasado con 1 millón de euros. La idea para los proximois años es seguir creciendo, digitalizar, para este año ya estamos facturando una parte relevante en este tipo de servicios».

«Esperemos poder seguir creciendo tanto en Safety como en Ingeniería de sistemas basada en modelos (MBSE). Somos muy ambiciosos porque nos gusta el trabajo que hacemos y veo oportunidades de aportar valor en la industria, los clientes confían en nosotros y eso a nivel de empresa lo tenemos que aprovechar, que es lo que estamos haciendo», concluye.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

1 COMENTARIO

  1. ¿Y tendrán en cuenta el factor humano? Es curioso ver que siempre nos dejan de lado, como si no fueramos un recurso a valorar en Safety, Security… Pareciera que quieran quitarnos de la ecuación, antes o después. Ojalá sea sólo un sentimiento equivocado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Todos los canales

Últimos artículos