Por la boca muere el tal Walsh

0

Londres, GB, 10 de mayo de 2014.- El holding británico IAG, que aglutina a British Airways, Vueling e Iberia, +Iberia Express, desvelaba ayer que en el primer trimestre del año las pérdidas después de impuestos se habían ido a 184 millones de EUR, frente a los 630 del mismo período del año anterior, resultando que las pérdidas de Iberia se habían reducido a la mitad. Es decir un 42,3% menos según información de la CNMV. Pero entonces, cuando los cuartos se los juegan los trabajadores con el patrón inglés hay que empezar a puntualizar. Primero, el año anterior los resultados de Vueling, la lowcost estrella de IAG no se contabilizaban, dado que se integró en el Grupo en abril de 2013. Aquí comienza a cambiar la "película". Vueling arrojaba números rojos hace un año. ¿Ahora?. Pero lo más interesante del análsisis es actualmente lo que afecta a Iberia.

A Iberia por ejemplo se le han recortado un 10,5% de ingresos debido a la eliminación del handling y mantenimiento que venían prestando a Vueling.

Iberia por otra parte habría reducido sus pérdidas a la mitad frente al primer trimestre de 2013, y sus ingresos habrían crecido al 7,6%, y sus costes habrían aumentando, se encargan de señalar, excluyendo el combustible (que suele ser entorno al 30%) del 4,8%. De esta manera las pérdidas en lo que son las operaciones se situarían en los 111 millones de euros, frente a los 202 del anterior año. Todo esto en pleno recorte de operaciones, teoricamente debido a la situación laboral.

Pero he aquí que BA "sólo" perdía 5 millones de euros, o lo que es lo mismo un 93% menos que el trimestre igual del año anterior, en que había acomulado unas pérdidas de 72 millones. Y aquí es donde actúa el "milagro". Pues BA ha ido incorporando sus flamantes A380 y B787, mientras Iberia tenía que conformarse con los A330 que pausadamente iban llegando, para sustituir a sus A340, que inciden muy negativamente en sus coste de operación, y por lo tanto en sus pérdidas.

Pero de los datos que fluyen de la propia boca de Mr.Walsh, tambien se deduce otra importante partida desaparecida en la facturación de Iberia. Su carga aérea, cuya facturación bajó a nivel del Grupo un 7,2%, pero con una incidencia mucho mayor a nivel de Iberia.

Y dónde se preguntarán está el nudo gordiano. Pues evidentemente en los costes de personal, que se sitúan entorno a un 11,7%, y que afectan fundamentalmente a las compañías que operan desde España como son Iberia y Vueling como ha sucedido de forma "casual".

Si la deuda neta ajustada se sitúa el 31 de marzo en el Grupo en 5.508 millones de euros, y sus ingresos unitarios se mantendrán según estima el Sr.Walsh "relativamente planos", tenemos un horizonte que evidentemente y en cualquier momento nos podría dar un buen susto. Aunque contablemente dentro se apunte un efectivo de caja de 4.004 millones, entre los que se incluye la Caja de Pensiones de BA, que según parece se encontraría bastante saneada. Este es el panorama.

Deja un comentario