Ryanair necesita 600 pilotos ¡YA!

1

Dublín, SP.- Los medios españoles ha dado la impresión que se la tenían guardada a Ryanair en estos días. No fueron tan críticos con la venta-absorción de la compañía bandera española Iberia, llamada “fusión” torticera e inversamente, al Grupo británico IAG, hoy en zona Brexit. Vaya el comentario para ver como la objetividad y ecuanimidad a veces, brillan por su ausencia entre nuestra prensa, sobre todo, cuando se trata de abordar un error que además fue reconocido por el propio Consejero Delegado de Ryanair, en una rueda de prensa que nos hizo llegar la compañía. También hubo alguna organización sindical española que se atrevió a hablar de “falta de seguridad” de la compañía de una forma tan irresponsable como poco profesional, cuando estadísticamente era falso… Esa no es la crítica que se le debería hacer a una compañía, salvo que sea evidentemente contrastado y documentado técnicamente. La publicidad sabemos que pesa mucho a la hora d ella objetividad editorial. Hasta AESA entonces, cuando la crisis de los “cortos de combustible”, sobreactuó en el circo mediático un domingo por la mañana ¿recuerdan?

Los excesos dialéctico-mediáticos de O´Leary han creado en estos años una especial “sensibilidad” de los medios españoles con la compañía irlandesa. Pero resulta curioso como poco, por no decir sospechoso en aras a esa ecuanimidad y asepsia informativamente hablando, que la liquidación de la compañía bandera española, de la que la Caja Madrid de Rato y Blesa era la máxima accionista, no hayan suscitado tanta atención, a pesar de lo inconfesable de dicha operación, para el interés general de España. Los medios tampoco han prestado demasiada atención al “desmantelamiento” que ante nuestros ojos vemos están los dueños ingleses de Iberia sumiendo a la compañía actualmente. Un reciente tercer ERE así, aunque mediante acuerdo, así lo acredita, y evidencia que su futuro está en horas bajas frente a British o Vueling. También la fuga de sus pilotos está indicando que hoy ser piloto de Iberia no es el símbolo diferenciador de una categoría profesional que hoy tiene mucho más reconocimiento en otras compañías que son capaces de captar a nuestros profesionales más experimentados en muchas ocasiones.

O´Leary se hace mayor. Fisicamente se le nota algo en las ruedas de prensa a las que solemos asistir, y quizás por esto su discurso se esté moderando, llegando a un cierto grado de modestia. Su “error” en la planificación de las vacaciones de sus pilotos, cancelando 2.100 vuelos y con un coste estimado de unos 25 millones de euros, que ha repetido hoy tras la Junta de Accionistas, también, por vez primera le ha obligado a que haya reconocido que tiene un plan para reclutar hasta 600 pilotos que “ya se ha trazado”, según The Irish Independent. Su auténtico competidor es Norwegian que tiene mejor imagen entre los profesionales, y que ha abierto en la propia Irlanda un proceso de reclutamiento que hace que las mejores para estos profesionales estén al alza (Bonus de entre 12.000 y 6.000€ por productividad en días libres)

Según EP el consejero delegado de Ryanair ha asegurado que las condiciones contractuales actuales permiten a la compañía anular una semana de las cuatro de vacaciones al año con las que cuenta los pilotos, que le serían devuelta en enero. Alrededor de 500 pilotos de los 4.200 tienen previstos sus vacaciones en octubre, por lo que la aerolínea podría pedirles que aplacen su permiso hasta enero.

Durante su intervención ante los accionistas, el ejecutivo pidió disculpas a los inversores, por el “error cometido desde la dirección”, y nuevamente a los 315.000 pasajeros afectados.

O’Leary volvió a justificar que ante la falta de personal de reserva por un fallo de planificación la compañía la aerolínea irlandesa se ha visto obligada a cancelar el 2% de su oferta.

“Hay suficientes pilotos para los vuelos, pero no los suficientes para atender a problemas imprevistos y evitar los retrasos”, reiteró tras explicar las medidas ofrecidas por la compañía a los pilotos para trabajar en días libres y salvar la crisis.

RECHAZO A LA BONIFICACIÓN.

La bonificación ha sido rechazada por varios comités de los pilotos de la compañía, sin afiliación a sindicato reconocido, que recuerdan a la aerolínea que muchos de ellos ya han volado las 800 horas estipuladas y le piden mejorar las condiciones contractuales.

Además, la mayoría del colectivo considera que las cantidades ofrecidas no son diferentes a las de un día normal siendo la situación excepcional, según se desprende de una carta dirigida al jefe de operaciones de Ryanair, Michael Hickey, a la que ha tenido acceso Europa Press.

En la misiva, critican la imprecisión del planteamiento de los bonus y recuerdan a Ryanair que muchos de los pilotos contratados lo son a través de subcontrata y se muestran abiertos al diálogo pero no base por base “siguiendo la técnica divide y vencerás” que se aplica desde la dirección.

La compañía se enfrenta a una escasez de pilotos, e incluso si esto es sólo por un corto período de tiempo, el daño de reputación que podría resultar en los próximos meses podría ser extremadamente duradero, tanto en términos de confianza de los clientes como de los accionistas. Estamos aquí para ayudar, pero la empresa necesita hacer algunas reformas serias en el modelo de empleo“, reza la carta.

La Asociación de Pilotos de Aerolíneas Británicas (BALPA, en sus siglas en inglés) ha afirmado hoy que Ryanair tiene un problema para retener a sus pilotos más allá de las primeras etapas de su carrera, donde una vez que han realizado suficientes horas, pasan a otras aerolíneas rivales. Desde la agrupación, han instado a Ryanair a trabajar en este sentido y le ha ofrecido su ayuda.

Durante el último año, la aerolínea ha perdido 700 pilotos, según Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas de Irlanda (IALPA, por sus siglas en inglés), de los que 140 fueron fichados por Norwegian.

Por cierto ¿quién se acuerda de los TMAs y TCPs de Ryanair…? En la prensa poco se dice al respecto. Tras los pilotos, otros colectivos también requieren la atención mediática.

1 Comentario

  1. IAG no es un grupo británico, sino un grupo legalmente español (de hecho, legalmente es la antigua Iberia fundada en 1927 y cambiada de nombre). La que está en zona Brexit es su filial British Airways, exclusivamente.

Deja un comentario