Ryanair paga un euro por maleta rechazada a sus trabajadores en España y les obliga a rechazar 1,5 por vuelo

0

Ayer se conoció la versión inglesa y en España la situación no es diferente: la aerolínea de bajo coste Ryanair ofrece comisiones a sus empleados en nuestro país por cada equipaje de mano que tenga que ser facturado por tamaño excesivo. Así lo demuestra un documento [descargar el original en PDF], elaborado por la compañía que provee de personal de tierra a Ryanair en España, al que ha tenido acceso El Confidencial. (EL CONFIDENCIAL)

Según apunta el texto, para que los trabajadores accedan al cobro de los incentivos tienen que presentar una media de dos 'g-bags' (bolsa de mano) rechazadas por día trabajado. Si se cumplen estas condiciones, se empieza a cobrar a partir del tercer mes un extra mensual: "El mínimo son 40 euros, pero hay gente que gana más de 100, que solo se esfuerza en esto", explica un ex trabajador de la compañía en El Prat a este medio.

De este modo, el personal de tierra se ha autoimpuesto una política de 'tolerancia cero'; nada que supere en un milímetro el máximo establecido evitará el pago de 40 euros más IVA (45 si se viaja a Canarias). "Y si están en el límite de dimensiones, ya veremos. Muchos compañeros que competían por 'endosar' equipaje. Alguno, en vez de revisar las maletas de la cola en orden, se saltaban a quince pasajeros porque había visto una demasiado grande", relata el ex trabajador, "aunque también había buitres que, después de que un compañero discutiese diez minutos con un pasajero, aparecían con la pegatina de facturación y se anotaban la venta".

Ryanair también pide que una media de 1,5 maletas sean forzadas a pasar por facturación por cada vuelo y no permite que se suba más de un bulto al avión. "Nada, ni una bolsa pequeña, ni un neceser, ni un portátil, nada. Así que todos los días había varias broncas con los clientes y muchos que iban sin dinero o no querían pagar se quedaban en tierra", recuerda el ex trabajador. Otra extravagancia surge de la documentación de los pasajeros: "La ley dice que cualquiera puede viajar con el carnet de conducir en vuelos nacionales, pero a nosotros nos lo tenían prohibidísimo. No podíamos dejarles pasar, aunque fuese ilegal. De hecho los bebés no pasaban con el libro de familia, tenían que tener DNI".

El Confidencial
ha tratado de ponerse en contacto con Ryanair sin éxito. Después de llamar a su oficina en Inglaterra y de que estos derivasen responsabilidades en la central de Dublín, nadie contestó a la petición de información del periódico.
Despidos por SMS

Estas no son las única políticas laborales poco ortodoxas de Ryanair. Según cuenta otro ex trabajador, su despido le fue notificado por SMS. "Un día miré el teléfono y me encontré con el mensaje, con errores ortográficos, en el que se me pedía que no volviese a ir", afirma, "pero no me extrañó mucho, porque en el tiempo que he estado en la aerolínea he visto salir a un montón de gente". También denuncia que el período de formación se alarga innecesariamente: "Te dan dos o tres cursillos y te dicen que te pases un día 'de prácticas'. Ese día se extiende a otro y luego a otro y otro… en los que entras a las cinco de la mañana, como en mi caso, y trabajas lo mismo que cualquiera, solo que sin cobrar".

Todas estas argucias no pillan de imprevisto a las asociaciones de consumidores. "Ninguna de estas maniobras nos sorprende conociendo sus ansias por aumentar ingresos a costa del cliente", explica a El Confidencial Rubén Sánchez, portavoz de FACUA. "Por ejemplo, cobran por utilizar tarjetas de crédito e incluso repercuten en sus clientes el coste de cumplir con algunas normativas". Curiosamente, aunque Ryanair engloba el 34% de todas las reclamaciones relacionadas con aerolíneas en España, es también una de las más subvencionadas por las Comunidades Autónomas.

La organización mantiene una batalla judicial con la aerolínea por acusarla de "cometer abusos y fraudes" y de "tomar el pelo a sus pasajeros". Al respecto Sánchez se muestra tranquilo: "El juez ha desestimado sus medidas cautelares. No sabemos si recurrirán, pero son ellos los que deberían preocuparse ya que no hacen más que acumular denuncias".

Deja un comentario