25.1 C
Madrid
mayo, domingo 29, 2022

Tambores de guerra ante la nueva Dirección de Navegación Aérea de AENA

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

VoRDe la reestructuración que aportamos como documento adjunto, con fecha de entrada en vigor hoy, mediante una Circular Organizativa de la Navegación Aérea de AENA, llaman la atención dos nombramientos especialmente. El de Ignacio González Sánchez y el de Maite Calleja Rodríguez, como Director de Navegación Aérea y Directora de RRHH de NA. Ambos antes eran los máximos responsables de la Región Centro-Norte hasta ahora. No han entrado con buen pie en sus despachos hoy.

Ambos eran los promotores, según nos indican fuentes consultadas, de la modificación sustancial de las condiciones de trabajo, para 81 personas en el ACC de Torrejón, y para el personal de NA de Asturias. En ambos casos les comunicaron la extensión a toda la red AENA de dichas modificaciones.

Se trata de cambiar los turnos, para adecuarlos al I CC del Grupo AENA. Este fue firmado exclusivamente por CC.OO., UGT y USO, no teniendo en cuenta que el 9,97% de representación en todo AENA de CSPA, es mucho más representativo del colectivo de técnicos en NA. Aquí es donde son mayoritarios los técnicos afectados por esta modificación. Si tenemos en cuenta que en NA es donde se encuentran estos "Angeles Electrónicos" o ATSEP (tendrían una representación del 30% al menos en caso de separar los convenios de AENA Aeropuertos,S.A. y Navegación Aérea), y no fueron consultados a la hora de aplicar a estos trabajadores los cuadrantes de actividad que recoge el Convenio que firmaron los mayoritarios a nivel del Grupo AENA(en aeropuertos). Por lo tanto no se ha podido realizar esta pequeña puntualización que los técnicos habrían hecho de tener presencia a la hora de firmar ese I Convenio. Esto es de imposible cumplimiento respetando los descansos, tal y como se especifica en el artículo 14 bis de la Ley de Jornadas Especiales. Y esto afectaría directamente a la propia seguridad de la operación, por parte de los técnicos que supervisan nada más y nada menos que sistemas e instrumentos esenciales para la seguridad en la Navegación Aérea.

Los turnos de NA vienen en el Convenio, vienen recogidos especificamente en el caso de NA. Hay por tanto una incompatiblidad entre los turnos MAXIMOS que se quieren aplicar a toda la NA, por la LJE, que a su vez emana de directivas europeas, y ese I Convenio del Grupo AENA.

La consecuencia sería que en determinados momentos podría no disponerse de los técnicos que supervisan sistemas e instrumentos necesarios para la realización con garantías del trabajo de los controladores. Si no hay técnico ¿quién acredita que las comunicaciones, o un ILS o VOR están perfectamente operativos?. Un escenario en el que se opere sin estos técnicos resulta inconcebible, aunque alguien quiera buscar el atajo de tenerles simplemente "localizables". En aeropuertos con el flujo de un Madrid-Barajas, por ejemplo, esto sería una absoluta temeridad. Según el propio RCA, el controlador debe asegurarse de que todos los sistemas y equipos que utiliza están perfectamente operativos. Luego, si no hay técnico que lo asegure, no es posible que un controlador en sus cabales profesionales, siga en frecuencia. Por lo tanto, en el caso extremo de ser así-en aviación el caso extremo es un supuesto que se debe contemplar tajantemente-, el controlador debería proceder al cierre de su posición en la torre o centro de control correspondiente. Este, es un extremo, que si no se rectifica se podría producir.

Los experimentos en aviación no existen. Ver cúal sería el tiempo de respuesta ante cualquier contingencia técnica de personal no presente en las instalaciones, sería algo así como jugar a la ruleta rusa con todas las balas menos una en el tambor. La bala que no está en el tambor es decir como excusa, inadmisible en NA, sería decir a posteriori "pero está localizable…"

El nombramiento, ni que decir tiene, de González y Calleja, es por tanto, muy criticado ante la evidencia de que lo que quieren hacer respecto al personal técnico de NA ya lo han explicitado en el último mes ante los trabajadores. Optimizar RRHH es mejorar la formación de estos profesionales, superespecializados, aún más, y procurar que la fatiga, una de las amenazas a la seguridad aérea menos convincente para los que tienen cargos de responsabilidad, no se obvie cuando el único objetivo es no contratar más personal, exprimiendo el jugo de los mal pagados técnicos de NA hasta el extremo del incumplimiento de normas europeas o directivas de obligado cumplimiento en esta materia.

La tendencia en el sector para pilotos, controladores, y ahora, tambien los técnicos, es llevar al extremo la fatiga, como lleva Ryanair al extremo la tolerancia normativa, y acabar lowcostizando estas profesiones, sobreponiendo la rentabilidad económica a cualquier concepto considerado etéreo, como es aquello de la "fatiguita".

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies