100 años del Transbordador del Niágara/100 años de la #MarcaEspaña

1906/2016 Cien años de Torres Quevedo sobrevolando el Niágara

0

Santander, SP.- El 8 de agosto de 1906 se inauguraba en Niágara (Canadá) el primer teleférico de pasajeros en Norteamérica. Hoy en 2016 sigue surcando los cielos de las aguas del río Niágara, sin un solo accidente a sus espaldas pese a haber trasladado en estos años cientos de miles de pasajeros en este novedoso medio de transporte. La patente de D.Leonardo Torres Quevedo, es bien conocida y de ahí su nombre de Spanish Aerocar, incluso lo pintaron con los colores de nuestra enseña nacional, los canadienses, y entre los visitantes y pasajeros de la zona se sabe que se trata de un “producto” Made in Spain 100%. Un país mediocre desde el punto de vista de la cultura científica, como desgraciadamente es el nuestro, hace que este invento sea desconocido para la mayor parte de la población. Imagínense si se tratara de un invento francés o inglés… hasta en la sopa nos estarían hablando de él en estos días en  los que se cumple su exitoso centenario. Si además, como es el caso, se tratara del inventor del control remoto, la inteligencia artificial o el precedente de la informática y la automática, LTQ serían unas siglas totalmente reconocibles para los ciudadanos de esos países que valoran y se enorgullecen de lo que los suyos son capaces de idear.

En un reciente acto de reconocimiento, el propio esposo de Isabel II, el Príncipe Philip, reconocía al profesor González Redondo, un joven amigo de esta casa, una conferencia y su aportación al conocimiento de la obra científico-técnica del genial iguñés. En este caso se trataba de otro de los inventos como es el dirigible trilobulado y autorrígido, capaz de que durante la Primera Guerra Mundial “ni un sólo convoy de aprovisionamiento de las Islas Británicas fue atacado desde que se utilizaron los dirigibles del Sistema Torres Quevedo…” señala González Redondo.

Afortunadamente, hoy, cien años después, en una entrevista en El Diario de Cantabria, a través del profesor González R., firmada por Miguel Angel Hernáez, titulada “Leonardo Torres Quevedo, el gran inventor olvidado“, se hace una completa reseña de la importancia de las aportaciones de D.Leonardo, al desarrollo de la era de la tecnología moderna en la que hoy, a toda velocidad nos encontramos.

Se trata de un pionero de todas estas disciplinas que hoy hacen posible nuestras vidas, afortunadamente en mejores condiciones técnicas evidentes que hace cien años. También es un pionero de la “Marca España”, aunque España haya tardado cien años todavía en reconocérselo.

Deja un comentario