DC-3 Brietling terminó su primer Vuelta al Mundo

0

Sion, SUI.- Tras haber despegado el pasado mes de marzo del aeropuerto suizo de Ginebra, el DC-3 Breitling completaba el pasado mes de septiembre su vuelta al mundo en el Aeropuerto de Sion (Suiza) coincidiendo con el Breitling Sion Airshow 2017. Toda una hazaña de este avión puesto en vuelo, que este año celebraba su 77 aniversario. Desde los Balcanes a Oriente Medio, Indica, Sudeste asiático, Pacífico y América del Norte, este bimotor llegaba tras cubrir las 24.500 millas (45.374 kms.) escoltado por los Frecce Tricolor italianos. El comandante Francesco Aguilo detalló lo vivido.

La relojera suiza creó una edición limitada de 500 unidades, con este motivo, de su Navitimer, un reloj de culto entre los pilotos desde 1952, y decidieron hacerlo viajar por todo el mundo. Los 500 agraciados con uno de estos relojes, recibirán además el logbook del vuelo, firmado por Aguilo en donde aparecen anotadas horas de vuelo, despegues y aterrizajes, duración de las etapas, los pilotos intervinientes o las condiciones METEO.

El DC-3 matrícula HB-IRJ vuela con librea Brietling, y se entregó a American Airlines el 12 de marzo de 1940, bautizándosele como “Flagship Cleveland”. La US Army lo alquiló entre 1942-44, desde donde se trasladó a Europa. en 1949 lo adquirió Trans Texas Airways, y posteriormente sirvió en distintas compañías norteamericanas.

En 2008 el comandante Aguilo y unos amigos, con el apoyo de Brietling tomaron la decisión de volver a poner un DC-3 en vuelo, y encontraron este Priscilla matrícula N922CA en EEUU. Se encontraba en buen estado de conservación, decidieron revivir toda la historia civil y militar que sus cuadernas atesoraban, como un símbolo de lo que el DC-3 representa para la aviación.

A partir de entonces con los requerimientos europeos se restaura y adapta y vuela a Europa. Desde 2009 está de nuevo en servicio, partipando en shows aéreos,explotándose por Super Constellation Flyers Association, una organización suiza, pudiendo trasladar en su cabina no presurizada hasta 20 pasajeros, siendo equipado para VFR. Le sucede como al Breitling Super Constellation, uno de los últimos “Superf Connies” operativos a día de hoy en el mundo.

La leyenda continúa

Desde 1935, cuando este bimotor de hélice se puso en servicio, coincidía con los primeros cronógrafos a bordo para la aviación civil y militar. Gracias a su gran alcance para la época, el DC-3, revolucionó el transporte aéreo. A finales de los años 30 era el equivalente al A320 o al B737 actuales por su éxito entre las aerolíneas norteamericanas. Durante las II Guerra Mundial numerosos DC-3 se requisaron para la US Army.

Deja un comentario