25.4 C
Madrid
mayo, domingo 22, 2022

¡Adiós Miñano adiós…!

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Miñano y BarredaHoy puede ser un buen día para el sector de helicópteros, opinan fuentes profesionales bien informadas. James Drummond pasará a ser Director Ejecutivo del Grupo Inaer. "Esto pondrá un poco de cordura en la mayor empresa del sector de helicópteros en España", al menos esta es la esperanza que manifiestan sufridos pilotos consultados por AD. "De la gestión de Miñano, que por cierto tiene alguna causa abierta como imputado por algún accidente hoy, mejor ni hablar… Yo no puedo olvidar el accidente del Sikorsky de Tenerife tan rapidamente. Probablemente no lo pueda hacer nunca", manifiestan a AD. Con él parece que termina una época negra para la aviación española, para el sector de los helicópteros, y ahora las esperanzas se enfocan en Drummond. En el último año, éste ha estado intentando reorganizar la operación de la compañía, con criterios fundamentalmente técnicos. De esos que se aplican en los países anglosajones, y que aquí tanto echamos de menos.

En una misiva enviada por Miñano, a la que AD ha tenido acceso, en la que dice:" Como parte del plan estratégico que hemos llevado a cabo en estos últimos años en INAER, centrado en el crecimiento orgánico y vía adquisiciones a nivel nacional e internacional, y como evolución natural y planificada de nuestro proyecto, ha llegado el momento de desvincularme de mis funciones ejecutivas en la compañía. Si bien esta decisión me permitirá asumir otras responsabilidades no relacionadas con la gestión diaria de INAER, ya que seguiré unido a la compañía desde mi posición de Presidente del Consejo de Administración".

Es decir se va de la "presidencia" de INAER pero ésta, continua desarrollando su plan estratégico de internacionalización, crecimiento y continua modernización de la flota, centros de mantenimiento y formación a nivel global, afirma en su misiva.

El sector estaba muy preocupado por la desastrosa imagen que Miñano estaba transmitiendo sobre esta especializadísima actividad aeronáutica que se da en los helicóperos. Además existía el peligro de que el helipolio que en España supone Inaer, dejara en algún momento y por alguna causa concreta relacionada con la seguridad o con las finanzas, sin cubrir los servicios esenciales que la compañía prestaba a, por ejemplo Salvamento Marítimo. Esta amenaza era real, al menos hasta ahora.

Y añade Miñano en su despedida "Estos esfuerzos y logros nos han llevado a convertirnos en una compañía líder en el mercado de servicios de emergencia con helicóptero. Fruto de esta ambiciosa política de expansión internacional y con la reciente adquisición del grupo Bond (UK), la compañía ha reforzado su equipo directivo con la figura de James Drummond como Consejero Delegado del Grupo. Por lo que se refiere al futuro de la compañía, existen oportunidades significativas de crecimiento en nuestros mercados de referencia, es por ello que debemos continuar invirtiendo en todos los ámbitos de nuestras operaciones para continuar mejorando todos y cada uno de los aspectos de las operaciones: seguridad en todas sus áreas, eficiencia operativa y excelencia en el servicio a nuestros clientes.

Quiero aprovechar esta oportunidad", concluye, "para agradeceros en primera persona el esfuerzo, dedicación y compromiso demostrados por todos vosotros y que ha llevado a INAER a ser la compañía que es actualmente. Os doy expresamente las gracias. Tras más de 40 años liderando este proyecto a nivel ejecutivo me enorgullece haber participado con todos vosotros del éxito alcanzado por INAER y de haber disfrutado de momentos muy positivos junto a todos los profesionales que han hecho de este sueño una realidad. El testigo de la dirección ejecutiva de la compañía, tal y como planificamos hace un año, pasa ahora al Sr. James Drummond".

A ver, si la frase que figura en la web corporativa de INAER "Lo primero la seguridad. Asegurar la seguridad" deja de ser una máxima simplemente y, al fin, se convierte en algo tan práctico como desde la cultura anglosajona de la seguridad, esa "just culture" tan traída y llevada, hacen que los profesionales puedan comenzar a dar el visto bueno a una empresa que hasta el día de hoy, no estaba en buenas manos, desde el punto de vista de la seguridad de sus tripulaciones, ni desde el de los usuarios de los servicios esenciales que presta a la sociedad. Para algunos de los nuestros esto llega ya tarde, pero no en vano, y por su memoria, su sacrificio puede que no haya sido vano. Consuela poco, pero consuela.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies