Aernnova producirá alas de avión para Beechcraft

0

Aernnova fabricará en sus plantas de México las alas que equiparán los aviones de negocios que en Estados Unidos ensambla Hawker Beechcraft Corporation (HBC), un referente mundial en este segmento aeronáutico. Artículo completo en CINCO DIAS

El proyecto tiene doble valor, ya que el grupo vasco será el único proveedor de las alas de cinco de los aviones que fabrica la multinacional de Wichita (Kansas), que factura 3.500 millones de dólares (unos 2.530 millones de euros) y tiene una plantilla de 8.000 trabajadores.

Aernnova suministrará a su nuevo cliente estadounidense desde sus dos plantas de México, ubicadas en el Estado de Querétaro. El contrato firmado por ambas partes incluye la producción en el país azteca de los componentes metálicos y el posterior montaje de las alas. El grupo que preside Iñaki López Gandásegi quiere ampliar su capacidad instalada en México para atender desde esta base fabril a los mercados de Estados Unidos y Canadá. Los dos centros de Querétaro fueron inaugurados en 2009 por el presidente de México, Felipe Calderón, tras una inversión de 44 millones.

Gandásegui tiene claro que Estados Unidos tiene la mayor industria de aviones para vuelos civiles del mundo concentra el 30% de esta actividad y es el país donde los grandes constructores, como Boeing, tienen ubicadas sus plantas. Además, las operaciones en dólares están menos expuestas a la volatilidad del mercado de cambios, según los expertos.

Los modelos de Beechcraft que serán equipados con las alas de Aernnova forman parte de la leyenda de la multinacional estadounidense, reputado constructor de aviones de ejecutivos, cuyos modelos han sido rodados en miles de películas. Según los analistas del sector, es uno de los mejores en este segmento y con unos precios que están a la altura de su prestigio, añaden. Aernnova suministrará en exclusiva las alas a cinco aeronaves. Una de ellas, Bonanza G36, la fabrica Beechcraft desde 1947. Ha entregado más de 17.000 unidades.

Barón y King Air

Otros modelos que llevarán el sello de Aernnova serán los aviones Barón G58 y King Air C906Ti. Son aparatos con grandes prestaciones, como todos los de la flota de la corporación de Wichita. El primero alcanza una distancia de 2.919 kilómetros y el segundo puede desarrollar una velocidad máxima de 500 kilómetros por hora. Aernnova también se convertirá en proveedor del avión Premier, que puede volar a 12.497 metros de altitud, y de otra de las estrellas de HBC, la aeronave Hawker 400P, con una velocidad máxima de 867 kilómetros por hora y una autonomía de vuelo de 3.135 kilómetros.

Costes un 50% más bajos que en la UE

El presidente de Aernnova tiene en la mente la tabla de costes laborales del sector aeronáutico en el ámbito de la UE y en otros continentes. En el País Vasco, donde Aernnova tiene su sede y varias plantas, la hora cuesta 60 euros. En Andalucía, donde también tiene instalaciones, baja a 36 euros, pero en Brasil se sitúa en torno a los 32 euros y en México no pasa de 25 euros. Son diferencias de más del 50%. A Gandásegui también le preocupa el número de horas que suma un empleado al año. En México, cada operario supera de media las 2.000 horas. Con 3.500 trabajadores y unas ventas de 378 millones en 2009 (un 23% menos), Aernnova tiene fábricas en cinco comunidades autónomas. En el exterior, además de México, suma factorías en Brasil (por su cliente Embraer) y Rumanía. En Estados Unidos, donde ahora se refuerza con HBC, no es un desconocido, puesto que cuenta con una filial en Michigan con 120 ingenieros.

Deja un comentario