Air Berlin reduce las pérdidas en el primer trimestre

0

Durante el primer trimestre del 2010, Air Berlin pudo aumentar un 2,4 por ciento el número de pasajeros, hasta 6,2 millones. Tras la eficaz integración de los trayectos entre ciudades de TUIfly, Air Berlin ha vuelto a la senda del crecimiento, dado que la demanda de vuelos dentro de Europa también se ha vuelto a recuperar. Las pérdidas operativas estacionales (EBIT) disminuyeron de menos 107,6 millones en el trimestre del año anterior (pro-forma) a menos 98,6 millones de euros durante los tres primeros meses del 2010, habiendo dejado el duro invierno sus huellas.

Referidos a la cuenta de pérdidas y ganancias pro-forma, frente al mismo trimestre del año anterior ha mejorado tanto el resultado operativo de Air Berlin como el resultado neto. Las cifras de ventas se vieron perjudicadas por los cierres de aeropuertos debidos a las inclemencias del invierno y disminuyeron un 3,3 por ciento, de 714,2 a 690,9 millones de euros.

Con 8,5 céntimos de euro, el volumen total de ventas por pasajero-kilómetro (RRPK) presenta una muy ligera mejora. El resultado operativo antes de amortizaciones y gastos de leasing (EBITDAR) aumentó un 46 por ciento, de 30,2 a 44,1 millones de euros en este trimestre, a pesar de los gastos extraordinarios causados por el duro invierno por cierres de aeropuertos, tasas de aeropuerto, navegación, descongelación y personal. Las adversas condiciones de visibilidad debidas a las extraordinarias cantidades de nieve alargaron ocho minutos la duración media de los vuelos. Esto supuso un aumento del consumo de combustible y por lo tanto un mayor coste por vuelo. Debido al duro invierno Air Berlin ha tenido unos gastos adicionales millonarios de dos cifras.

Operativamente se obtuvo un EBIT de menos 98,6 millones de euros, frente a los 87,3 millones de euros del año anterior (pro-forma: menos 107,6 millones de euros). El resultado antes de impuestos ascendió a menos 125,5 millones de euros frente a los menos 118,6 millones de euros del trimestre del año anterior (pro-forma: menos 139,0 millones de euros).

El resultado neto de los tres primeros meses del 2010 asciende a menos 93,6 millones de euros, después de que en el mismo trimestre del año anterior ascendiera a menos 88,4 millones de euros (pro-forma: menos 108,9 millones de euros).

Joachim Hunold, CEO Air Berlin, dijo el jueves: "Igual que otras compañías aéreas, Air Berlin ha sufrido las consecuencias económicas del excepcional invierno. Pero a pesar de ello hemos mejorado el resultado. Registramos un aumento en la demanda de vuelos europeos, que Air Berlin ha ampliado gracias a la integración de las conexiones de TUIfly".

Gracias a un aumento de la capacidad del 5 por ciento, el coeficiente de carga de pasajeros disminuyó un 0,8 por ciento a 70,8 por ciento. Las cifras de ventas por asiento kilómetro (RASK) disminuyeron ligeramente un 0,7 por ciento, de 6,1 céntimos de euro en el trimestre del año anterior a 6,0 céntimos de euro en el periodo de referencia. A finales del primer trimestre 2010 la cifra de contratos comerciales asciende a 1.276. El programa "business points" implantado en marzo para pequeñas y medianas empresa entretanto ya lo utilizan 1.800 empresas.

En el trimestre de referencia, los costes de explotación pudieron ser reducidos un 4 por ciento a 793,6 millones de euros frente a los 826,7 millones de euros del mismo periodo del año anterior. Además del efecto de descargo causado por un menor gasto en combustible, los esfuerzos en reducir costes y aumentar la eficiencia siguen dando sus frutos. Con motivo del crecimiento de la flota, los gastos para la flota del primer trimestre han aumentado un 3,5 por ciento, de 137,8 millones a 142,7 millones de euros, frente al mismo periodo del año anterior.

Air Berlin es la segunda compañía aérea más grande de Alemania. El 31 de marzo de 2010 la sociedad tenía más de 8.500 empleados y utilizaba 150 aviones. Solamente en el 2009, Air Berlin obtuvo más de 10 premios por su servicio y calidad. Con una edad media de 5,5 años, Air Berlin dispone de una de las flotas más jóvenes de Europa. Sus modernas aeronaves, gracias a su bajo consumo en combustible, contribuyen a una continua reducción de las emisiones contaminantes en el tráfico aéreo.

Deja un comentario