Airbus Perlan 2: Comenzó la odisea del planeador que llegará a los 90.000 pies (27.430 m)

0

Redmon-ORE, USA, 25 de septiembre de 2015. El Airbus Perlan 2 aterrizaba en el Sur de Oregón tras su vuelo de prueba del pasado miércoles con sus dos pilotos a bordo sanos y salvos. El próximo año se intentará establecer un nuevo récord, aunque esto no sea el objetivo, de por primera vez una aeronave de vuelo sin motor, escalar a la frontera de los 90.000 pies, llegar a velocidades de hasta 400mph (643 kms/h) casi una milla por encima del techo del U2 o del SR71 de la Guerra fría. Se trata de un proyecto sin ánimo de lucro que cuenta con un presupuesto de 5 millones de dólares, que fundamentalmente aportan Airbus, United Technologies y otros 200 donantes individuales. Su misión principal es de caracter científico, para estudiar a ese nivel el cambio climático, la naturaleza y las propiedades de parte superior de nuestra atmósfera terrestre. Se quiere precisar dentro de lo posible cómo el aire fluye a estas extremas alturas y cómo esto afecta a los modelos meteorológicos para la predicción. Además se quiere estudiar en profudidad los efectos de la química y la mecánica para tener datos del agujero de la capa de ozono existente. Respecto a la aviación se quiere entender cómo se comportan las columnas de aire verticales, para por ejemplo, detectar las CAT (Turbulencia en Aire Claro), lo que ayudaría evidentemente a la aviación comercial.

Además se tiene en el punto de mira un papel más futurista aún. Servirá para investigar el tipo de ingeniería requerida para colonizar Marte, y la posibilidad de sobrevolar el planeta rojo con aviones de exploración, dado que la Tierra a los 90.000 pies de altura tiene enormes semejanzas con Marte, con unas temperaturas muy frías y una densidad del aire bajísima. Estos datos serán muy intersantes para el proyecto ExoMars Rover de Airbus, para la ESA.

Este proyecto se remonta a su antecesor el Perlan 1, un planeador que volaba el financiero y aventurero Streve Fosset. El Perlan 1 posee el actual récord en la Patagonia (casi 51.000 feet), junto con el ex-piloto de pruebas de NASA Elinar Enevoldson, en el año 2006. Un año antes de que Fosset desapareciera en un accidente de un avión que pilotaba en solitario.

Hay un grupo de 30 voluntarios que colaboran en este proyecto en Redmon, Oregón, a unas 50 millas al sureste de Salem. Tambien se está debatiendo acerca de las ventajas y desventajas de tripular o no la siguiente fase de estos vuelos, con el empresario y científico Kamen, creador de Segway. En este sentido el factor más grande de peso sería el gasto de ingeniería necesaria para incorporar el hardware y software necesario para el vuelo no tripulado. Los pilotos humanos que trabajan con Enevoldson,son mucho más rápidos al aprender y a responder para como surfear en estas potentes olas de la atmósfera superior.

Las asombrosas alturas que puede alcanzar el planeador, son debidas a que puede aprovechar las corrientes ascendentes producidas por las ondas de montaña estratosféricas, vientos que una vez se generan en una cadena montañosa, se mueven luego a altura mucho mayores, combinando las enormes velocidades generadas en los vórtices de los Polos Norte y Sur. La función de esos vórtices tiene otra vertiente más allá de la irritación humana cuando por ejemplo se produjo la gran ola de frío del 2014 en América del Norte.

Para el equipo del Pelan 2 es posible volando cerca del vórtice durante el invierno ganar más altura a temperaturas de casi -100ºF, al aumentar considerablemente la velocidad de los vientos en esas latitudes. Durante un vuelo de varias horas, su ala de 84 pies de envergadura se elevaba más alto aún. “Dependemos de la naturaleza para llegar a la altura que queremos llegar” señaló James Darcy, portavoz de Airbus.

El primer vuelo del Perlan 2 que fue soltado desde un avión a 5.000 pies, no sería muy exótico. A partir de allí el equipo supervisará las capacidades operativas y de maniobrabilidad básicas del planeador durante sus primeros vuelos de prueba. Ya en diciembre será traslado a Minden en Nevada, durante cinco meses, para someterlo a rigurosos vuelos de prueba, ants de su envío al Sur de Argentina, para aprovechar la ventaja de la interacción del vórtice en el Invierno y las ondas de montaña de los Andes en el Hemisferio Sur.

Para julio o agosto, los vientos de los Andes, permitirán teoricamente al Perlan 2, superar los 90.000 pies y establecer, aún sin ser éste el objetivo principal, un nuevo récord de altura para un vuelo sin motor. EEUU está demasiado lejos de los polos para conseguir volar con un planeador por encima de los 40.000 pies. “El Perlan 2 volará todo el día a lomos de la onda…” señaló Warnock, un ingeniero aeroespacial y ex piloto de avioneta que ahora enseña en Oregón. La aeronave tambien podría operar en países escandinavos, otro de los pocos lugares en el que las ondas de montaña y los vórtices interactúan suficientemente. “Se trata de un avión para el estudio, no para batir un récord. Es para hacer ciencia, y para entrenar a las tripulaciones en esas condiciones de vuelo“.

Tambien han comenzado ya los debates para el diseño óptimo del Perlan 3, un planeador que aspira a llegar a los 100.000 pies, lo que dependerá del éxito ahora del Perlan 2 y si es capaz de llegar a los 90.000

En un magnífico artículo de MailOnline al que puedes acceder PINCHANDO AQUI puedes acceder a todos los datos y gráficos precisos de esta epopeya.

Deja un comentario