23.7 C
Madrid
julio, viernes 30, 2021

De nuevo la falta de diligencia de AESA, crea un limbo sobre el Kitesurf en Guadalmar

Nuestros monogáficos

- Publicidad -spot_img

Guadalmar, SP, 27 de agosto de 2015. AENA pidió un informe a AESA el pasado 8 de julio sobre los potenciales peligros de la práctica de kitesurf, paramotor y arrastre de paracaídas, en la playa existente entre Guadalmar y Torremolinos, exactamente en la senda de aterrizajes por la pista 31 del aeropuerto de Málaga. Casi dos meses después, AESA, no se ha pronunciado. AENA enviaba tambien un escrito a la Demarcación de Costas, Ayuntamiento de Málaga y Capitanía Marítima, con el fin de que tomaran medidas de forma inmediata. Tratándose como se trata de un simple proveedor de servicios aeroportuarios y de Navegación Aérea, evidentemente la Autoridad está en manos de AESA, y la obligación de pronunciarse al respecto, de forma tan diligente, como con criterio técnico. AENA en su escrito a Costas, Ayuntamiento y Capitanía, pretendía que cautelarmente se prohibieran estas prácticas deportivas. El Ayuntamiento procedió a pegar carteles informando de la suspensión de estas actividades, pero de forma increíble esos carteles rezaban “por Resolución de AENA queda suspendida provisionalmente…” ¿Tiene competencias AENA para prohibir mediante una Resolución semejantes cosas?. EVIDENTEMENTE NO . El pasado 15 de agosto se convocó por los kitesurfistas afectados una manifestación. Pero el consistorio no tiene intención de sancionar, y menos en Verano, estas prácticas en plena temporada. Entre otras cosas debido a que no existe el informe de AESA, que es quien debe determinar o no dicha prohibición basándose en su Informe. Estos deportes se llevan más de diez años practicando en la zona, lo que no es comprensible por tanto es que depronto surja esta cuestión no prevista anteriormente. Los kitsurfers se elevan hasta 30 mts. sobre el agua, mientras que los aviones vuelan entorno a 300 mts. sobre esa playa. Claro que la cuestión es ¿y si uno entra más bajo en cualquier momento?

Lo que subyace al proceder de AENA es que parece no estar muy enterada de quién es la Autoridad y quién mediante un estudio técnico debe pronunciarse sobre lo potencialmente peligroso que pueden resultar estas prácticas deportivas en la senda del aeropuerto malagueño.

Lo que resulta fuera de toda duda es que la inseguridad la crea fundamentalmente una Agencia Estatal de Seguridad Aérea, tan poco diligente para una cuestión aparentemente sencilla, desde el punto de vista técnico, que en absoluto da confianza al contribuyente en la gestión de cuestiones de más enjundia. Si no se es capaz de resolver rapidamente algo tan sencillo, la pregunta es ¿se resolverá diligentemente algún asunto de mayor complejidad?. Evidentemente lo dudamos, y a las pruebas nos remitimos de lo sucedido durante este año con la aplicación de nuevas normativas o los nuevos requerimientos que han hecho que numerosos operadores estuvieran días intentando resolver cuestiones como su AOC, etc…

Pero lo más preocupante es que muy probablemente esa falta de diligencia no sea gratuíta o de complicación técnica en la emisión del informe, sino que esté condicionada por otro tipo de criterios no técnicos, sino políticos, lo que hace que aún sea más preocupante. Esa falta de criterio es absolutamente inadmisible en una Agencia Estatal de Seguridad Aérea, y supone en sí misma una amenaza para esa Seguridad Aérea. Vamos, más de lo mismo, más de lo de siempre. Ineficiencia.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies