10.5 C
Madrid
octubre, sábado 1, 2022

Deimos, GMV, Indra, SENER Aeroespacial y TAS España siguen ganando contratos en el exterior

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Atalayar / Juan Pons.- Las compañías espaciales españolas dan el salto a Australia y Sudáfrica y refuerzan su presencia en proyectos de la Unión Europea. El año 2022 ha comenzado con buen pie para las compañías espaciales españolas, que han empezado el nuevo ejercicio económico ganando importantes contratos y alcanzando relevantes acuerdos con sociedades de otros continentes.

Es el caso de Elecnor Deimos Space, una empresa tecnológica con su cuartel general en Tres Cantos (Madrid), sedes en Valladolid, Puertollano y Málaga y filiales en Italia, Portugal, Reino Unido y Rumania, que acaba de entrar en Sudáfrica de la mano de Dragonfly Aerospace, el principal fabricante de cámaras de observación espacial de África.

El principio de acuerdo que han suscrito las dos sociedades y que se hará efectivo en primavera establece que Deimos va a suministrar su software de procesado inteligente de imágenes Insight4EO a las cámaras compactas de Dragonfly, gracias a lo cual se podrá efectuar a bordo el tratamiento de los datos e imágenes capturados.

La primera en recibir el software Insight4EO va a ser la cámara hiperespectral Chameleon. En una segunda etapa, las cámaras Gecko, Mantis y Caiman y después en los tres instrumentos que Dragonfly tiene en desarrollo en su nueva factoría del Parque Tecnológico de Stellenbosch, situada a unos 50 kilómetros de Ciudad del Cabo, la capital de Sudáfrica.

El país del África austral cuenta con una pequeña pero creciente industria espacial orientada hacia la exportación. La cooperación a través de la integración en una misma plataforma espacial del procesador Insight4EO de Elecnor Deimos con las cámaras de Dragonfly va a “facilitar que nuestros clientes tomen decisiones en tiempo real”, coinciden Bryan Dean e Ismael Lopez, máximos responsables de las citadas compañías.

SENER salta a Australia y GMV sigue con Bruselas

SENER Aeroespacial y la compañía australiana de servicios de lanzamiento Gilmour Space han acordado el 8 de febrero unir sus capacidades y trabajar de forma conjunta en el Sistema Autónomo de Terminación de Vuelo (AFTS) para Eris, un microlanzador que la firma de Australia tiene en fase de desarrollo.

Sistema considerado como “muy crítico”, la responsabilidad de SENER es desarrollar los algoritmos de un software inteligente que recoge y analiza los parámetros de vuelo, identifica las desviaciones respecto a la trayectoria programada y, en caso de que existan serias anomalías, envía de forma automática la orden de abortar el ascenso del cohete. El compromiso adquirido es tener a finales de 2022 un primer prototipo probado y certificado.

El AFTS vuelve a sacar a la luz la ampliación del campo de actividades de SENER Aeroespacial de la mano de José Julián Echevarría y Diego Rodríguez. Un ejemplo es el acuerdo de cooperación con la empresa alemana Rocket Factory Augsburg, que pondrá en órbita el demostrador E.T. Pack para evitar el aumento de basura espacial. Consiste en un dispositivo electrodinámico que reorienta hacia la tierra a satélites y etapas finales de cohetes una vez que han concluido su periodo de funcionamiento, lo que y provoca su reentrada en la atmosfera y que ardan en las capas superiores.

Con filiales en 10 países de Europa, Asía y Sudamérica, GMV ha ganado tres importantes licitaciones competitivas en el marco de la Unión Europea. El más reciente está en la flota de satélites Meteosat de segunda y tercera generación (MSG y MTG), situados en órbita geoestacionaria a 36.000 kilómetros de la Tierra. Sobre la base de su software sstod que ya utilizan los centros de vigilancia espacial de España, Polonia y Rumanía, GMV va a analizar, procesar y determinar la posición y las maniobras que deben efectuar los citados Meteosat para evitar colisiones y alargar su vida.

Los otros dos contratos los ha obtenido hace muy pocas semanas. Uno va de la mano del Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI) español y consiste en hacer realidad el nuevo software de planificación COPLA, que debe asignar tareas de observación del cosmos a toda la red europea de sensores ópticos. Uno más es con la Agencia Aeroespacial Alemana (DLR), para desarrollar, validar e integrar los algoritmos imprescindibles para procesar los datos que integran el catálogo de objetos en órbita bajo responsabilidad del Centro de Vigilancia Espacial de Uedem.

SourceAtalayar
- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies