19.2 C
Madrid
junio, jueves 20, 2024

Demandan a Delta Airlines por negligencia ante un pasajero ebrio

El vuelo salió de Nueva York con destino Atenas en 2022

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Florencia Amat / Aviación Digital, Sp. – Continúa el debate sobre el consumo de alcohol a bordo. Esta vez, la conversación está siendo avivada por un caso real que ha tenido lugar en Estados Unidos, concretamente en un vuelo de Delta Airlines. Dos mujeres, madre e hija, denuncian a Delta Airlines por «negligencia» tras ignorar el presunto acoso sexual que sufrieron ambas durante un vuelo de la aerolínea.

Según la cadena Fox Business, la denuncia pide dos millones de dólares por daños y perjuicios. En la denuncia se recoge cómo la tripulación de cabina siguió proporcionando bebidas alcohólicas a un pasajero «que ya estaba lo suficientemente ebrio», ya que habría consumido unas diez copas de vodka.

Según una demanda presentada el martes en el Distrito Este de Nueva York, los auxiliares de vuelo de Delta Airlines supuestamente «ignoraron descaradamente» las peticiones de ayuda de las mujeres mientras un pasajero ebrio se comportaba de manera agresiva con ellas y llegaba a realizar tocamientos inapropiados durante un vuelo de casi nueve horas que partió del aeropuerto JFK.

«El pasajero intoxicado de Delta parecía estar cada vez más borracho mientras los auxiliares de vuelo de Delta continuaban sirviéndole alcohol«, señala la denuncia.

La madre y la hija declaran que solicitaron que el hombre fuera reubicado a otro asiento y que se le prohibiera el acceso a bebidas, sin embargo, los auxiliares de vuelo hicieron caso omiso de sus quejas.

Como cuenta Fox Business, la madre insistió en que las azafatas cambiaran su asiento nuevamente. Aunque los auxiliares de vuelo supuestamente afirmaron que no podían hacer nada al respecto, otro pasajero varón se ofreció a cambiar de asiento con la adolescente. De esta manera, se sentó entre el hombre ebrio y su madre durante el resto del vuelo.

Después de aterrizar, los auxiliares de vuelo ofrecieron a la mujer y su hija 5.000 millas gratuitas y una disculpa como compensación por el incidente. Sin embargo, no alertaron a las autoridades en ningún momento y por eso, madre e hija interpusieron la denuncia.

El alcohol como uno de los mayores problemas a bordo

Los pasajeros ebrios pueden volverse ruidosos, agresivos o confrontacionales, lo que puede perturbar a otros pasajeros y afectar la tranquilidad y la seguridad del vuelo. Además, un pasajero intoxicado puede no seguir las instrucciones de seguridad o interferir con el equipo de emergencia en caso de una situación inusual o de emergencia.

Los pasajeros disruptivos suponen un problema grave de seguridad operacional a bordo. Los pilotos se pueden ver perturbados por lo que pasa fuera de sus cabinas, influyendo al correcto desarrollo de su trabajo.

Por último, pero no menos importante, los pasajeros no tendrían por qué aguantar molestias o gritos derivados de una persona borracha, y mucho menos acoso sexual. La regulación ante el consumo de alcohol en aeropuertos y a bordo debería ser mucho más estricta y coordinada entre países. El confort de la mayoría de pasajeros prevalece siempre a las ganas que tengan unos pocos de consumir.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Todos los canales

Últimos artículos