15.3 C
Madrid
febrero, viernes 26, 2021

El aeropuerto de El Hierro, hacia atrás

Nuestros monogáficos

DENTRO del cabreo de los herreños con motivo de la instalación en el aeropuerto de Los Cangrejos del sistema Afis (servicio de información de vuelo en aeródromos), está la frase del presidente del cabildo herreño, Tomás Padrón, refiriéndose a que ahora más que nunca está justificado, si se mantiene este sistema, el nombre del aeropuerto como el de Los Cangrejos, ya que a partir de ese momento, si no se corrige, caminará para atrás. Artículo completo en EL DIA

Anécdotas aparte, la isla de El Hierro se enfrenta con un problema de envergadura que esperamos que las autoridades competentes, que son aquellas radicadas en el Ministerio de Fomento, den marcha atrás, como los cangrejos, y repongan a los controladores desplazados, en su sitio, en la torre de control del aeropuerto, para eso, para simplemente controlar la navegación aérea de la isla.

Una isla que sostiene durante el año un tráfico de pasajeros sobre 200.000 personas, que no es un aeropuerto cualquiera (hay otros con menos tráfico aéreo, por ejemplo, el de León con 80.000 pasajeros al año, que continúa manteniendo los controladores .¿Por qué será? ¿Quién es de León?), no puede ver encasquillada su principal puerta de entrada y salida con la mínima ayuda de los ferries que atracan en el puerto de La Estaca.

La isla de El Hierro necesita más que otras que ya han despegado, mayor protección para su desarrollo y este tiene que venir por el aeropuerto, y que este se encuentre en pleno rendimiento y seguridad. Minimizar esta con subterfugios y artilugios que no van es una maniobra de bajo calado político que nos retrotrae a épocas pretéritas, cuando desde Madrid se usaban las islas, concretamente El Hierro, La Gomera y Fuerteventura , como experimentos, donde se dejaba ver un cierto tufo del más descarado colonialismo.

Esas épocas fueron para experimentos políticos, de confinación y de destierros para acallar desde la lejanía a aquellos que levantaron voces de discordancia con el régimen instituido. Así Unamuno lo envió Primo de Rivera a Fuerteventura y por decisión del régimen de Franco a Iñigo Cavero y A. Ruiz a El Hierro, así como a Álvarez de Miranda a La Gomera por haber participado en el llamado "contubernio de Munich".

Según los que entienden sobre cuestiones de tráfico aéreo no se cansan de decir, el sistema Afis está prohibido su instalación en aquellos aeropuertos con alta densidad de tráfico de personas y es rechazado tajantemente por la Agencia Europea por la Seguridad del Control Aéreo. Esta Agencia señala que el Afis está diseñado para aquellos aeropuertos donde la densidad de viajeros es mínima, situada muy por debajo de la de El Hierro, y donde las condiciones meteorológicas son perfectamente normales y adecuadas durante el año, así como también la accidentabilidad del terreno y sus características topográficas así lo dispongan.

La unidad Afis no es una unidad de control. Es el piloto el que decide aterrizar o despegar en el aeropuerto bajo su plena responsabilidad y como único controlador y a expensas de que pase esta o aquella circunstancia, como así sucedió en La Gomera, por cierto no grave. Que dicho sea de paso el Cabildo de esa isla por parte de su presidente rechazó en su momento este proyecto y ahora de manera sibilina y silente, se ve que para no molestar. Desde el 29 de julio funciona el Afis en el aeropuerto de La Gomera.

El sistema Afis , según versión de los responsables del Ministerio de Fomento y apoyados por Aena, supone un ahorro de unos cuantos miles de euros al año. Que en épocas de penuria económica como la actual se ahorre de aquí y de allí nos parece que está bien, pero a la vez es un disparate mayúsculo que por este ahorro, el que sea, se ponga la seguridad de una isla en vilo. La seguridad es determinante y vital, y es eso lo que tiene que meterse en la cabeza el ministro de Fomento. Como también deben meterse en la cabeza que no es bueno pensar que como La Gomera y El Hierro son islas alejadas van a tragar lo que sea y lo que se les ponga en la boca. Y no.

La isla de El Hierro no tragó cuando se quiso instalar en Tecorone la lanzadera del INTA y su respuesta en una manifestación y otra fue contundente; y ahora no va a quedarse callada porque piensa en su desarrollo y evitar polémicas cuando al inicio se opto por instalar el aeropuerto en donde está y no en las llanuras de Hiramas.

La isla debe tener un aeropuerto con más capacidad y aumento de operatividad y la ingeniera cuenta con argumentos técnicos suficientes para avanzar la pista sobre el mar, y quizás ese sí sea un problema a resolver de manera casi inmediata. Entretanto, el desarrollo de la isla no puede quedarse a expensas de los vientos que crucen o no la pista de Los Cangrejos, del tino del piloto, que no sabrá qué hacer, y menos aún qué noticias va recibir de una torre "descontrolada" cuando no sea uno solamente el avión que esté dispuesto a aterrizar, sino que haya otro y otro.

Es necesario que el gobierno español rectifique y no continúe en el error de mantener un sistema que no va para la isla, que estrangula su progreso y recorta sus potencialidades, y una de ellas es una adecuada operatividad y control que dé seguridad al aeropuerto de Los Cangrejos.

- Publicidad -

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Todos los canales

Últimos artículos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies