El anuncio del cierre de torres de control en EEUU se retrasa hasta el viernes

0

(KING5.COM) Washington, USA, 19 de marzo de 2013. Se esperaba que la Administración Federal de Aviación estadounidense (FAA) anunciaría hoy las torres de control que se cerrarán debido a los recortes de presupuesto federal pero este asunto se ha retrasado hasta el próximo viernes 22 de marzo.

Como informábamos el pasado jueves la FAA propone eliminar la financiación para 189 torres en los aeropuertos pequeños. Los operadores de estos aeropuertos han sido invitados a plantear a la Administración americana en cómo afectarán estos recortes al interés nacional. El viernes pasado, el director de operaciones de la FAA, J. David Grizzle dijo que habían recibido “un gran número de respuestas” y que necesitaban más tiempo para “revisar exhaustivamente la presentación en nombre de cada aeropuerto.


Según la Asociación Nacional de Controladores de Tráfico Aéreo (NATCA) no hay despidos previstos, sino que está planteado que los controladores pasen a trabajar 72 horas en lugar de las 80 horas actuales.

En los Centros de Control de Tráfico de Rutas Aéreas, uno de cada 20 en la nación, de 10 personas puede pasarse a nueve o incluso a ocho.

"Estamos presionando al sistema", dijo un controlador de tráfico aéreo, Troy Harrison, que por lo general supervisa aviones a gran altura.

En momentos en los que el sistema de aviación de EE.UU. nunca ha sido más seguro, y los retrasos son escasos, los permisos de salida plantean inquietudes acerca de la seguridad y amenazan con provocar retrasos en las salidas, conexiones perdidas e incluso cancelaciones de vuelos. Los planes para hacer frente a esta situación aún se están formulando.

"Realmente no sabemos lo que va a pasar", dijo Harrison. Pero algunas técnicas usadas ahora para ayudar a que el sistema funcione sin problemas en caso de apuro podrían llegar a usarse todos los días cuando los recortes presupuestarios empiecen a vislumbrarse. Afirma que los controladores probablemente duplicarán su trabajo, es decir, un controlador se convertirá en responsable de una parte más grande del cielo. Los controladores podrían permanecer en sus puestos de trabajo durante un máximo de dos horas sin un descanso, en lugar de los típicos 90 minutos.

Hay otras maneras de hacer que el sistema funcione. En el pasado, los controladores han logrado mantener el sistema, limitando el número de aviones que puede despegar.

Sin embargo, las autoridades del aeropuerto Seattle-Tacoma dicen que no esperan que los recortes generados creen un impacto directo de gran tamaño. Nadie espera que se cierre la torre del mayor aeropuerto de la región. Pero el aeropuerto Internacional de Tacoma no será inmune a las repercusiones más amplias en el sistema, especialmente en los aeropuertos con hub mucho más grandes, como LAX, Chicago O'Hare y Dallas.

Deja un comentario