El diario “El Mundo” y Copérnico

0

Galileo y CopérnicoHay periódicos y periódicos. Una cosa es la línea editorial, y otra cosa es cómo se pueden tardar dos años en girar 180º sobre la realidad objetiva de un hecho objetivo. Podríamos llenar líneas y más líneas sobre el tratamiento informativo del diario El Mundo, en relación al cierre del espacio aéreo español el 3 de diciembre de 2010, la evolución, y tras el cambio de ejecutivo en España, ver cómo nos encontramos en el punto diametralmente opuesto al tratamiento-enfoque de la información aquel 3 de diciembre de 2010. ¿Cuestión de meigas?

Se trataría de un máster en investigar el cambio de la línea editorial de un periódico en función de distintas coyunturas, y especialmente, de las coyunturas políticas que van sustentando. Hace poco un político me señalaba "la trama que relaciona algunos medios con el poder, especialmente durante los últimos años, estaría muy evidenciada en su forma de financiarse. Aquí hemos tenido medios que alquilaban por cifras astronómicas locales comerciales a organismos públicos, y gracias a esa indirecta financiación, han podido sobrevivir…, hasta que el color político, y la situación económica han hecho que desaparecieran ese tipo de ayudas encubiertas. Mientras tanto, su línea editorial, logicamente, no mordía la mano que le daba de comer. Llegando incluso en algunos casos esa mano que daba de comer, a comer tambien en forma de jugosas comisiones o participaciones en esos medios"

Las coyunturas políticas tienen una directa relación con las coyunturas económicas internas, y lo demás son evidentes pamplinas ciudadanas en relación a la supuesta libertad de prensa. La prensa está condicionada por su situación económica, sus anunciantes, sus benefactores. Aquí la que paga el precio es la verdad en la mayor parte de los casos.

No, si ya lo decía Saramago, "no habrá verdadera democracia en occidente, hasta que no se pueda votar directamente a las multinacionales". En el caso español no estaría de más ver exactamente cúales son las cifras de difusión de periódicos a bordo de determinadas aerolíneas, y la línea editorial que estos periódicos siguen sobre algunos conflictos laborales, por ejemplo, gracias a esta distribución en el aire. Hagan este sencillo ejercicio, en el caso del actual conflicto de Iberia con sus trabajadores. Establezcan una relación directa entre la línea que se sostiene sobre esta cuestión, y la distribución que se hace a bordo de determinados periódicos de papel, y otro tipo de ejercicios editoriales.

¿Recuerdan Vds. ese artículo "Rancio olor a ladrillo en el Hotel Palace de Madrid"?, pues apliquen la teoría anterior, e intenten comprender qué es lo que mueve o deja de mover los entresijos y las relaciones entre el poder y los medios.

Estos cambios tan radicales indican dos cosas:

-Las noticias se pueden mover por determinados intereses en determinados momentos. Sin que prevalezca el interés por la verdad.
-Todo está permitido, cuando el fin justifica los "medios". Es decir, vender el máximo posible de ejemplares o determinados ejercicios económicos como la organización de eventos, justifica "vender" la verdad al mejor postor.

Deja un comentario