El Parlamento Europeo incumple su compromiso con los trabajadores de ASL Spain

NP SEPLA/Los pilotos de la aerolínea no creen que haya motivos objetivos para determinar el cierre de la compañía, que afectaría a más de 160 trabajadores.

0
Madrid, SP.- Esta mañana asistíamos a la Rueda de Prensa del sindicato SEPLA en relación con el cierre de la decana compañía de carga aérea española, ASL Spain (antigua Pan Air Líneas Aéreas). Tras dos meses desde el anuncio del cierre, hoy entraban en escena sus trabajadores para explicar lo que está sucediendo. (Ver Rueda de Prensa completa PINCHANDO AQUI)
Pero detrás de este auténtico ejercicio de ingeniería fiscal y financiera, puesto que las causas objetivas para el cierre no están ni se las espera, llama la atención varias cuestiones indiciarias que puede que hagan que este escenario local de un salto al “tablao” de la UE, ya que ni tan siquiera el Gobierno de España, ni el Ministerio de Fomento, se han dignado ni tan siquiera en interesarse por este auténtico desastre para la carga aérea en la industria aérea nacional, según declaraciones a este medio en la mañana de hoy por parte de profesionales de la compañía.
El incumplimiento por parte de nada menos que el Parlamento Europeo de su promesa de que la venta de Panair en 2015, no alteraría los derechos de los trabajadores en España, queda en entredicho, así como la posición oligopolística final de FedEx en Europa, que está utilizando como auténtico “testaferro” al irlandés Grupo ASL. Además FedEx estaría realizando cabotaje “encubierto” dentro de la UE, según opinan fuentes conocedoras, lo que tras la negativa a la autorización a la venta a UPS, un año antes de la adquisición por ASL Group, presenta un auténtico escenario de irregularidades a nivel de la Unión Europea, que ya sancionaron mil milmillonariamente a favor de UPS.
Sepla lo explicaba así está mañana:
El Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas no cree que se den las causas objetivas necesarias para determinar el cierre de la aerolínea de carga ASL Spain, antigua Panair. Así lo ha expresado esta mañana en rueda de prensa el jefe de la Sección Sindical de ASL Spain en SEPLA, Rafael Sacristán, al que acompañaban los delegados Lars Eric Burzaco y Miguel Díaz Iglesias, además de los asesores jurídicos de SEPLA José María Labadía y Pedro Arriola. Sacristán ha recordado que Panair, la segunda aerolínea más antigua de España –más de 30 años operando bajo la marca belga TNT- es una aerolínea rentable que ha dado beneficios año tras año desde su creación y que además opera en un mercado en pleno auge, el del transporte de carga aérea.

El representante de los 50 pilotos que hay en esta compañía ha explicado que conocieron la intención de cerrar ASL cuando directivos de este grupo irlandés –propietarios de Panair desde hace dos años- reunieron a todos los empleados en febrero para notificarles el cierre. Los motivos alegados entonces se limitaron a la presunta obsolescencia de las aeronaves, un motivo que, además de no justificar en ningún caso el cierre de una empresa, se está demostrando completamente falso. “Las aeronaves están siendo vendidas a otras empresas europeas que realizan con ellas el mismo tipo de operación que hacíamos nosotros” ha subrayado Sacristán.

Además, Sacristán ha puesto énfasis en los dos meses transcurridos desde que la compañía les anunció el cierre hasta el inicio de las negociaciones sobre el despido colectivos. “Dos meses de enorme incertidumbre para todos nosotros, donde hemos visto cómo se llevaban nuestros aviones con la consecuente reducción de nuestra actividad productiva, y en los que varios de nuestros compañeros han optado por irse de la compañía, renunciando incluso a una posible indemnización por despido.”

Sacristán ha lamentado que ni las autoridades españolas ni las europeas hayan actuado para evitar esta situación, que deja sin trabajo a 160 trabajadores sin razones objetivas. “Nuestra compañía tiene valor, y lo demuestra el enorme interés que despierta entre las grandes compañías norteamericanas” ha rematado Sacristán.

La entrada de Federal Express en el sector europeo de carga aérea

El cierre de la antigua compañía Panair se viene fraguando desde que el grupo irlandés ASL, dedicado también al transporte de mercancías, adquiriera en 2016 la división aérea de la compañía belga TNT, entonces matriz de Panair. Esta operación fue un obligado paso previo impuesto por la Comisión Europea de la Competencia para que el grupo norteamericano de transporte de carga Federal Express adquiriera la totalidad de TNT.

No fue la primera vez que una compañía norteamericana intentaba entrar en el mercado europeo del transporte de carga. En 2013, UPS intentó adquirir TNT por un precio muy superior al ofrecido después por Federal Express. La compra fue revocada por la Comisión Europea de la Competencia al considerar que conduciría a un oligopolio en el sector, aunque recientemente esta decisión ha sido declarada ilegal por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

ASL España echa el cierre después de tan sólo dos años de actividad bajo propiedad del grupo irlandés, en contra de la promesa del Parlamento Europeo, que aseguró que la venta de Panair no alteraría los derechos de los trabajadores en España.

“Vemos que ésta ha sido una decisión tomada en el seno del grupo ASL para trasladar la operación de Panair a otro país, en este caso Irlanda” ha opinado el jefe de la Asesoría Jurídica de SEPLA, Pedro Arriola, para quien este caso no reúne las causas organizativas ni económicas que exige la ley para decretar el cierre de una empresa.

“Nos sorprende que, siendo una compañía rentable, ASL no nos dé un plan de viabilidad para garantizar nuestro trabajo –ha lamentado Rafael Sacristán- Queremos un plan de viabilidad porque lo que queremos es seguir trabajando en esta compañía en la que llevamos más de 20 años”.

Deja un comentario