spot_img
spot_img
15.3 C
Madrid
abril, lunes 22, 2024

El empleo de SAF en los aviones ahorraría la emisión del 53% de gases contaminantes

La industria de la aviación insta a que se incentive el uso del combustible sostenible (SAF) en las aeronaves para conseguir el objetivo de cero emisiones netas de CO2 en 2050

Nuestros monográficos

- Publicidad -spot_img

Aviación Digital, Sp.- El sector de la aviación en España tiene la vista puesta en  reducir su huella de CO2 para cumplir con los acuerdos de París. Pero para lograrlo la única  solución real que ahora observa la industria es sustituir el combustible de queroseno por el combustible sostenible (SAF). “La emergencia climática pide actuar lo más rápido posible y para  conseguirlo en el corto plazo el SAF es la respuesta: con el uso de este tipo de combustible  en los aviones podemos conseguir un ahorro del 53% de las emisiones sin cambiar la  estructura de la aviación”, explicó la socia de Sostenibilidad y Cambio  Climático en PwC, Marga de Rosello.

Representantes de la industria aérea española expusieron ayer en un Foro celebrado en EAE  Business School Barcelona las vías que el sector está utilizando actualmente para llevar a cabo la  transición verde que les permita llegar a los objetivos de cero emisiones netas en 2050 establecido por IATA. “Tenemos un reto enorme: pero la solución para descarbonizar este sector existe y hay  una hoja de ruta clara que es el uso de SAF. Se trata de una alternativa que no requiere  hacer cambios en las aeronaves pero cuesta hasta 5 veces más que el combustible normal, por lo que se necesita incentivarla”, señaló la directora de Comunicación  y Sostenibilidad en Vueling, Sandra Hors. “Nosotros cada día suministramos SAF en el aeropuerto del Prat.  Tenemos que verlo como un reto de país: podríamos ser un país exportador”, añadió Hors.  

No en vano el sector lleva años haciendo esfuerzos por incrementar la eficiencia energética: entre  el año 2005 y 2017 se redujo el consumo de combustible por pasajero a nivel global un 24%,  pero a pesar del esfuerzo realizado, no se logró aminorar el impacto debido a que, en el  mismo período, los pasajeros pasaron a volar un 60% más, según se desprende del  informe “Transporte aéreo y sostenibilidad”, publicado por EAE Business School y presentado  ayer en el Foro por su autor, el profesor de la escuela de negocios Romà Andreu.  

“A nivel global el sector aéreo representa el 3% de las emisiones. La colaboración de todos los  actores es esencial y el sector está totalmente comprometido con reducir emisiones y alcanzar  los acuerdos de París”, apuntó la directora de Comunicación y Relaciones  Institucionales de la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), Carolina Herrero.

“El SAF es primordial y es necesaria  una estrategia nacional a gran escala para favorecerla. No nos ayuda que se penalice  a las aerolíneas con impuestos por las emisiones: la vía es incentivar la producción de  combustible sostenibles, como ocurre en EEUU, no penalizar”, comentó Herrero, que  también aprovechó para recordar que esta misma semana entidades españolas han presentado  la Alianza para la sostenibilidad del Transporte Aéreo (AST) con el objetivo de descarbonizar el  sector.  

Opciones a largo plazo

Pero no todo acaba en los SAF. La industria también está trabajando en otras soluciones a más  largo plazo que requieren de más inversión en nuevas tecnologías, como el desarrollo del  hidrógeno verde, la mejora en la tecnología aeronáutica con nuevos modelos de  Airbus o mejoras operativas como el descenso y el ascenso optimizado. “Conseguimos  reducir las emisiones haciendo que las aeronaves se muevan de forma más eficiente, acortando  distancias, haciendo vuelos más rectos y buscando eficiencia vertical y horizontal de los aviones”,  explicó Gemma Haro López, Jefa de División de Medioambiente de ENAIRE. “En este sentido, la  implementación del Cielo Único Europeo nos permitirá mejorar todavía más los procesos y reducir  emisiones”, añadió la directiva de ENAIRE.  

Aumento de precios en las Low Cost

El informe “Transporte aéreo y sostenibilidad” de EAE Business School presentado ayer refleja  como tres de cada cuatro españoles elige compañías low cost para viajar en avión  durante sus vacaciones. Algunas low cost españolas como Volotea o Vueling llevan ya tiempo  ofreciendo a sus clientes pagar un coste extra para financiar los combustibles sostenibles en el  precio de su billete.  

Sin embargo, esta opción no tiene todavía mucho éxito entre los usuarios. “Hay que tener en  cuenta que el cliente de este tipo de compañías mira mucho el precio y este último año las tarifas  han subido una media de un 12% dependiendo de las rutas debido al crecimiento de tasas y  regulaciones. Aún así, la demanda está más alta que nunca”, apuntó la directora  de ESG de Volotea, Gloria Carreras.

- Publicidad -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img

Todos los canales

Últimos artículos