Lakeland-FL, USA.- El accidente del pasado domingo de un Epic LT turbohélice, en el que murió Natalia Fileva,  esposa del propietario y miembro del consejo de dirección de Epic Aircraft, Vladislav Filev, no afectará al programa de financiación y de obtención de la certificación del  Epic E1000, según ha asegurado el director de ventas y marketing de Epic Aircraft, Mike Schrader, en el Sun ‘n’ Fun Fly-In and Expo en Lakeland, Florida.

Schrader afirmó que “a pesar de este trágico evento, Filev está sólidamente tras la compañía. “Estamos orientados exclusivamente a finalizar la certificación a fines de este año para el E1000”.

La compañía con sede en Bend, Oregon, dispone de dos prototipos de este avión monomotor turbohélice fabricados en fibra de carbono. Con ellos realiza las pruebas finales de rendimiento  y prepara los vuelos de certificación con el personal de la FAA. La aprobación para aterrizaje en pistas no pavimentadas o hielo tendrá lugar después de la certificación.

El primer avión de prueba de vuelo, el  FT1, ha estado realizando pruebas de rendimiento en Tucson (Arizona), Moses Lake( Washington) y Bend, según Schrader. Mientras tanto, el  FT2 se ha utilizado para evaluar los materiales del interior, la aviónica Garmin G1000NXi, así como los sistemas de combustible e hidráulicos.

Epic terminó las pruebas del fuselaje en diciembre y todas las comprobaciones estructurales están ahora completas, según ha indicado Schrader. La compañía actualmente tiene pedidos de más de 85 aparatos de este modelo, cada uno con un coste estimado de 3,25 millones de Dólares.

Deja un comentario