Kansai, JAP.- Un avión Boeing 787-8 Dreamliner de la aerolínea australiana de bajo coste Jetstar Airways tuvo problemas con ambos motores antes de aterrizar en el Aeropuerto Internacional de Kansai, según comunicó el Ministerio de Transporte de Japón.

El incidente fue calificado como grave y que podría haber conducido a un accidente. Fuentes oficiales indicaron que aunque no hubo informes de heridos, se decidió enviar inspectores al aeropuerto para investigar el avión, que procedía de Cairns, ciudad en el norte de Australia.

Aproximadamente a 15.000 pies, cuando el avión descendía hacia el Aeropuerto Internacional de Kansai en Osaka, la potencia del motor 2 disminuyó durante unos segundos antes de recuperarse. Posteriormente, los pilotos recibieron una indicación de fallo del motor 1, sin ningún cambio en los parámetros que justificasen la pérdida de potencia. Las lecturas de los instrumentos correspondientes a ese motor se mostraron inestables durante varios minutos.

A continuación se recibió un aviso de fallo del motor 2. Se activó el encendido automático del motor 2 y fue aumentando su potencia durante el descenso.

El 787 no envió ningún mensaje de emergencia solicitando un aterrizaje preferencial y aterrizó de manera segura alrededor de las 7:20 pm, según el operador del aeropuerto.

Deja un comentario